feis , noticias , politica Lunes, 19 noviembre 2018

3 razones por las que Alan García no puede decir que es un perseguido político

Escribe: Farid Kahhat

Adelanto una hipótesis. El pedido de asilo ha de estar fundamentado en la presunción de ser un perseguido político y/o de que en el Perú no habría condiciones para que, en caso de ser inculpado, tenga un juicio justo. Sin embargo:

1.

Foto: Twitter / Captura

Foto: Twitter / Captura

Cuando fue citado a declarar García se encontraba fuera del Perú. No parece lógico que, si creía ser un perseguido político, decidiera regresar al Perú, ni que él y su abogado declararan que no tenían problema alguno con la orden de impedimento de salida del país.

2.

Foto: IDL-Reporteros

Foto: IDL-Reporteros

Si algo revelan los audios del caso “Lava Juez” es que quienes tenían un vínculo que pudiera calificar como indebido con jueces supremos e integrantes del Consejo Nacional de la Magistratura eran políticos fujimoristas y apristas. La única excepción era el congresista Heresi, que fue removido del cargo que ejercía en el gobierno apenas se hizo público el audio que lo involucra y que ya no pertenece a la bancada oficial. Más aún, el Fiscal de la Nación no sólo es hostil al presidente, sino que incluso lo amenaza públicamente.

Es decir, si alguien ejercía una influencia indebida sobre el poder judicial no era el presidente Vizcarra.

3.

Composición: Utero.pe

Composición: Útero.Pe

Lo que habría precipitado por ende la decisión de García no es la presunción de ser un perseguido político o de que la justicia estuviera politizada, sino la nueva información sobre sus vínculos con Odebrecht y sobre la posibilidad de que uno de sus ex vice-ministros se acogiera a la colaboración eficaz, información que se hizo pública cuando García ya se encontraba en el Perú.