libertades , noticias , periodismo , politica , redes sociales , sociedad , violencia Miércoles, 24 enero 2018

3 motivos para que sepas por qué los cuadros incautados por la Policía NO hacen “apología a los terrucos”

Esta portada es mentira. Ningún juzgado del Poder Judicial ha decretado que exista apología al terrorismo . Imagen: Correo/Edición: Útero.Pe

Lo que dice esta portada es falso. Ningún juzgado del Poder Judicial ha decretado que exista apología al terrorismo. Por lo tanto, el adjetivo de “prosenderista” no puede ser confirmado.
Imagen: Correo/Edición: Útero.Pe

La reconciliación continúa. Correo acaba de volver a manos de Aldito publicar una nota en la que informa que la Policía y el Ministerio Público han inmovilizado en la Aduana un conjunto de pinturas y una escultura enviados desde Estados Unidos para su exposición en un museo peruano. Ambas instituciones consideran que el material hace apología al terrorismo.

Mejor que titulen: Terrucazos a punto de tomar el poder gracias a pinturas senderistas. Imagen: Correo

Mejor que titulen: “Terrucazos a punto de tomar el poder gracias a pinturas senderistas”. Imagen: Correo

Con esa portada estilo mariateguista (de Aldo, no de José Carlos), cualquiera se asustaría. Lo cierto es que la muestra es tan “prosenderista” como la película Paloma de papel, o sea, nada.

Aquí te contaremos más de esas pinturas para que dejes de decir que son prosenderistas y para que no sigas haciendo roche como Javier Velásquez Keiken Quesquén o Elard Melgar.

1. El lugar donde se iba a exponer

Las 34 pinturas fueron enviadas desde Estados Unidos por la organización norteamericana ‘Con/Vida Popular Arts of Americas’. No fueron enviadas para adornar la celda de Abimael Guzmán en la Base Naval del Callao, sino para una exhibición en el Museo de Arte de Lima (MALI).

Imagen: MALI

Una institución burguesa al servicio de Sendero Luminoso. Sí, claro. Imagen: MALI

O sea, estas pinturas no se iban a exponer en la jato del abogado de Abimael Guzmán, Alfredo Crespo, o en alguno de esos recovecos clandestinos que el Movadef mantiene en el Centro de Lima para lavar los cerebros de los pulpines, sino en una institución especializada que expone públicamente muestras de arte desde hace 56 años.

2. Las pinturas son famosas

La curadora y artista plástica Karen Bernedo explicó que estas pinturas son tablas del Piraq Causa (¿Quién es el causante?) y no realizan apología al terrorismo, sino que cuentan las experiencias de las comunidades andinas ante la violencia de Sendero Luminoso y del Ejército.

“Las tablas de Sarhua a las que hacen mención fueron realizadas por los artesanos peruanos de Sarhua y Primitivo Evanán en 1991. Han sido expuestas en muchos lugares del Perú y del mundo y son un relato testimonial colectivo sobre la violencia que sufrió Sarhua tanto por parte de los militares como por parte de Sendero Luminoso”.

Algunas de las pinturas a las que Correo puso su logo de exclusivo son estas:

Imagen: Piraq Causa

S A Q U E A N. No toman viáticos para la revolución, SAQUEAN. Imagen: Piraq Causa

Imagen: Pucp

“Portando metralletas, cuchillos, petardos, explosivos y bandera roja (…) se les escucha sus falsas promesas de justicia social”. F A L S A S. Imagen: Piraq Causa

Estas pinturas han sido estudiadas por distintos antropólogos desde el 2015. En este estudio publicado en un blog de la PUCP puedes encontrar más detalles. Pásale el enlace a la Policía.

3. La misma institución denomina a Sendero como una organización terrorista

Al ingresar a la página web de la organización artística que envió las pinturas, podemos ver que tiene presencia en Brasil y Perú. En nuestro país, trabajan con artistas de Ayacucho y de Pamplona Alta (Lima). Al referirse a la primera región, mencionan el paso de Sendero Luminoso y no dudan en llamar a esta organización como “the terrorist group” (un grupo terrorista).

Aquí está. Imagen:

Ni siquiera los llaman “guerrilleros”, como otros despistados.

En español se lee esta descripción sobre Ayacucho:

“Ayacucho es un estado o departamento en Perú, ubicado en la zona andina del centro sur del país. Su capital es la ciudad de Ayacucho, una ciudad colonial con una larga historia preinca. En la década de 1980, Ayacucho se hizo conocido como el área desde donde surgió el grupo terrorista Sendero Luminoso”.

En el caso de Pamplona Alta, indica que esta zona sufrió “la violencia de Sendero Luminoso”.

En síntesis, ‘Con/Vida Popular Arts of Americas’ no ignoraba que Sendero era un grupo terrorista y por eso envió una muestra artística reconocida que cuenta la violencia de Sendero y de los militares contra las comunidades andinas.

Que alguien le diga a la Policía y al Ministerio público que dejen de leer Catarsis y Harakiri, por favor.