denuncia , discriminación , ecología , libertades , narcotrafico , noticias , politica , sociedad , violencia Lunes, 22 enero 2018

ROCHE: Días después de que el papa defendiera los pueblos indígenas, el Congreso promulga una ley que los perjudica

Tan solo días después de que el papa Francisco congregara millones de fieles y diera un discurso ambientalista a favor de la Amazonía y los pueblos indígenas, el Congreso ha promulgado una fujiley a favor de la construcción de una carretera que, según advierten el Ministerio de Cultura, el Aidesep y hasta las Naciones Unidas, le abre las puertas al narcotráfico y a la tala ilegal. 

El autor y su "obra". Imagen principal: ALDHEA

El autor y su “obra”. Imagen principal: ALDHEA

¿Qué hay de malo con esta ley? 

1. La carretera de Ushñahua

En abril del 2017, el congresista fujimorista por Ucayali, Glider Ushñahua, presentó el proyecto de Ley Nº 1123, que declara de prioridad e interés nacional la construcción de carreteras en zonas de frontera y el mantenimiento de trochas carrozables en la región Ucayali. Básicamente, esta ley propone la construcción de una vía que atraviesa una provincia de la selva de Ucayali llamada Purús, entre otras cosas.

El proyecto de ley aduce que esta carretera es necesaria “para lograr un verdadero desarrollo fronterizo que permita mejorar las condiciones de vida los habitantes de las zonas fronterizas con el vecino país de Brasil”.

 Aquí puedes leer el proyecto completo

Proyecto de Ley Nº 1123/2016-CR by Victor Caballero on Scribd

Nueve meses después, en enero del 2018, este documento fue aprobado y publicado en el diario oficial El Peruano. A primera vista, la iniciativa presentada por la bancada fujimorista parecería provechosa y oportuna para el desarrollo comercial de las personas que viven en la zona. Pero está muy lejos de ser una buena noticia.

2. Cuestionamientos por todos lados

En noviembre del 2017, cuando el Congreso había aprobado por mayoría el proyecto de ley, la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep) publicó un comunicado manifestando su preocupación por la carretera pues esta invadiría los espacios de los pueblos indígenas en aislamiento voluntario y las áreas naturales protegidas.

“Al promover la construcción de carreteras en la frontera, en el departamento de Ucayali, el Congreso de la República está colocando en grave riesgo la vida, salud, subsistencia, integridad y territorios de los pueblos en aislamiento y contacto inicial mencionados. La referencia anotada en el proyecto de ley, que dicha declaración de interés nacional se realiza bajo el irrestricto respeto a las áreas naturales protegidas y los pueblos indígenas que lo habitan, es insuficiente y de ninguna manera garantiza el respeto y la protección de los derechos fundamentales de estos pueblos”.

Este comunicado también advierte sobre la posibilidad de abrirle las puertas al narcotráfico y a la tala ilegal. La carretera permite que todas estas actividades ilegales sean mucho más fáciles de realizar.

“Promover la construcción de carreteras en la frontera significa, además, facilitar la proliferación de actividades ilícitas, como el narcotráfico y la tala ilegal, las mismas que vienen expandiéndose peligrosamente en el ámbito del proyecto de Ley. Es bastante conocido el ambiente de inseguridad y criminalidad que estas actividades están generando entre la población de comunidades, caseríos y también entre los pueblos en aislamiento y contacto inicial del ámbito. En efecto, la presencia de ambas actividades está estrechamente vinculada a la generación de violencia, incluyendo matanzas, persecuciones, capturas, contagio de enfermedades y contactos forzados de indígenas en aislamiento y contacto inicial”.

Y eso no es todo. Dos días antes de que se aprobara el proyecto de ley, el Ministerio de Cultura le envió un documento al presidente del Congreso y calificó como inviable la propuesta legislativa. En resumen, según El Comercio, el principal motivo es que el proyecto de ley no toma en cuenta el marco jurídico que protege a los pueblos indígenas. 

En las zonas de frontera de la región se ubican las reservas indígenas Isconahua, Murunahua y Mashco Piro, cuyos territorios podrían ser objeto de superposiciones con el posible trazo de rutas para la construcción de carreteras, que vulnerarían el carácter de intangible de esos territorios. Foto: Ministerio de Educación / Leyenda: El Comercio

En las zonas de frontera de la región se ubican las reservas indígenas Isconahua, Murunahua y Mashco Piro, cuyos territorios podrían ser objeto de superposiciones con el posible trazo de rutas para la construcción de carreteras, que vulnerarían el carácter de intangible de esos territorios. Foto: Ministerio de Educación / Leyenda: El Comercio

El ex viceministro de Interculturalidad, Iván Lanegra, también cuestionó la carretera y añadió un dato importantísimo: el Ejecutivo pudo observar la ley pero no lo hizo. 

Según el Manual del Proceso Legislativo del Congreso, el presidente puede presentar observaciones siempre y cuando la ley no haya sido promulgada. En pocas palabras: el presidente estuvo de acuerdo con lo que plantea la ley.

¿Qué pasó, PPK? ¿En dónde estuviste cuando el Papa pidió que cuidáramos a los pueblos indígenas?