discriminación , libertades , noticias , redes sociales , sociedad Lunes, 22 enero 2018

Un banco peruano lanza una campaña de verano donde todos disfrutan del sol menos los cholos

Verano #HHUEVONAAAAAA. Imagen: captura Facebook

Verano #Weonaaaa.
Imagen: captura Facebook

El Banco de Crédito ha lanzado un hermoso anuncio de veranito para que viajes rico a donde quieras, ¿manyas? Siempre que puedas, obvio. Para esto publicó en sus redes sociales un video con la canción El camino no es el camino del músico peruano Francois Peglau, todo esto para su campaña #MiPlanDeVerano.

La historia que se cuenta en el spot es bien simple: un grupo de jóvenes decide dejar todo atrás, chapar sus cosas e irse a Tumbes a disfrutar de las playas del norte del Perú. Sin embargo, a pesar de la sencillez de la narración, hay algo que no nos cuadra en este video…

Vamos a describirlo a ver si se dan cuenta:

Escena 1:

Una chica blanca se despierta con el sonido de las gaviotas. Un grupo de gente toma desayuno en una especie de sala mientras ella camina hacia su ventana para ver el agua del mar, está en un malecón. Justo en ese momento pasaba por ahí su amiga Xime, otra mujer blanca, que le cuenta que está yendo al terminal de buses y le pide una “jaladita”.

Escena 2:

La mujer blanca lleva a su amiga blanca al terminal mientras hablan de quién sabe qué en los asientos de piloto y copiloto de una cómoda camioneta. En el terminal de buses a Xime la espera un hombre blanco, alto y de barba, o sea un hipster. El hombre blanco lleva una mochila viajera, pero a la protagonista blanca se le ocurre que podrían viajar todos en su carro.

Escena 3:

Los tres jóvenes de clase media alta van en la camioneta de la mujer blanca que vemos al inicio del video. Aunque hay un cambio: la dueña del vehículo no maneja sino que esto lo hace el amigo de barba que estaba en el terminal. Todo es chévere hasta que se les malogra la caña.

Escena 4:

En eso, felizmente, aparece una camioneta de campo. Las amigas le hacen señas para que se detenga y baja del vehículo otro hombre blanco de canas que no negocia con las mujeres sino con el otro hombre blanco y joven. Ambos se saludan y llevan la camioneta al taller mecánico más cercano.

Escena 5:

¡Hasta que por fin! Más de dos minutos después desde que empezó el video aparece un door people, o sea un marrón, o sea, alguien como todos los peruanos: el señor mecánico. Así que arregla la camioneta y los jóvenes blancos continúan su viaje.

Escena 6:

La parada final es un hotel rústico en Tumbes donde comen, se divierten, incluso el camionero blanco de canas está con ellos y llega otro hombre joven y blanco a la reu. Los millennials clasemedieros se van a un tono donde también hay otros jóvenes blancos como ellos.

¿Y el mecánico no tiene verano? No, los cholos debemos seguir trabajando.

PPppsssttt:

Hemos puesto 14 veces la palabra blanca/blanco/blancos en este post y no es un error de redacción. Porsiaca, con blanco nos referimos no solo a un color de piel sino a una clase social. ¿Solo los blancos veranean?