libertades , noticias , politica , sociedad , videos , violencia , webeo Jueves, 21 septiembre 2017

En solo 5 minutos, el tótem del caviarismo, Diego García Sayán, destruye a todos los fujitrolls [VIDEO]

El Perú es como una montaña rusa. Solo en setiembre hemos pasado de tener el rostro de Maritza Garrido Lecca en todas las portadas y ocupando el 80% de la oferta noticiosa al bullicio colectivo por la cuestión de confianza planteada por el ya extinto gabinete Zavala.

Sin embargo, ahora que hay una calma aparente en el firmamento, y mientras los nuevos ministros veranean sesionan en Piura, a este Útero llegó un video de tres partes con unas breves palabras del exministro de Justicia del gobierno de transición de Valentín Paniagua, Diego García Sayán, quien resulta ser el personaje más odiado en el lado fujitroll del cuadrilátero.

¿Y qué ha dicho el tío Diego?

Les ha respondido una a una las mentiras que se propalaron cuando se recordaban los 25 años desde la captura del terrorista Abimael Guzmán.

1. Los nuevos juicios a terroristas fueron en cumplimiento de la ley

El primero video explica las razones por las que se juzgó nuevamente a los condenados por terrorismo durante el fujimorato.

“Una de las atrocidades que han dicho es que el gobierno de transición de Paniagua decidió que se hicieran nuevos juicios a los condenados por terrorismo. El gobierno cumplió sus funciones en julio  del 2001 y en ese lapso no hubo una sola modificación a la legislación antiterrorista. Los cambios ocurrieron derivaron de una sentencia del Tribunal Constitucional de enero del 2003, inmediatamente después de lo cual se cambió la legislación siendo presidente Alejandro Toledo y ministro de Justicia, Fausto Alvarado y se dictaron siete leyes que siguen vigentes 15 años después.

Imagen: captura Twitter

Imagen: captura Twitter

  • “En conclusión: esto de los nuevos juicios no tienen nada que ver con el gobierno de transición y responde a acciones posteriores a este”.

2. El cuentazo de la liberación de terroristas

García Sayán también recuerda a los 514 sentenciados injustamente por terrorismo que fueron liberados durante el gobierno del mismísimo Alberto Fujimori. Además, aclaró que si bien durante el mandato de Paniagua y Toledo se continuó con esta política de evaluación de casos para liberar a los condenados con injusticia, el total de excarcelados en estos dos últimos gobiernos está por debajo  de la cifra de Fujimori.

“En esta campaña de mentiras y agresiones contra la democracia. Usando y abusando del sensible tema del terrorismo, una de las calumnias que se repiten hasta la saciedad es que durante el gobierno de transición de Valentín Paniagua y conmigo como ministro de justicia se “liberaron” terroristas.

En 15 años no han sido capaces de dar ni un nombre de un solo terrorista supuestamente liberado. Lo que sí se hizo durante el gobierno de transición pero en seguimiento a una acción que ya se había adoptado durante el gobierno de Fujimor, para que se pudiera identificar y analizar casos de inocentes injusta e indebidamente condenados por terrorismo”.

3. La verdad sobre la anulación de las reparaciones

El último video, y es el más frontal de los tres, habla acerca de la anulación del pago de reparaciones civiles para condenados por terrorismo.

Imagen: captura Twitter

Imagen: captura Twitter

Imagen: captura Twitter

Imagen: captura Twitter

García Sayán explica que no se le perdonó la deuda a ningún terrorista, sino que se creó una norma para que aquellos que habían sido encarcelados indebidamente y luego excarcelados, no tengan que pagar una reparación civil que no les correspondía. Para más muestra, el propio excongresista Rafael Rey, enemigo público de García Sayán, firmó la norma a la que el exministro hace referencia.

Además, hace una reflexión al final que enrojecerá de cólera a todos aquellos que usan la posverdad

“En lugar de apuntar a tratar esos temas sobre cómo enfrentar los remanentes del terrorismo que quedan en el Vraem o para prevenir que no se extienda ese cáncer de nuevo entre la juventud, están en una discusión mezquina en función de intereses políticos que obedecen a viejas vendettas de sectores que no entendieron que la democracia llegaba a fines del 2000 para quedarse. Con ciertas reglas y también con ciertos derechos para todos, entre otros, el derecho a que se diga la verdad y que si se acusa a alguien de algo tiene que ser con información concreta, seria y comprobable, cosa que en todos estos casos no han podido hacer quienes acusan y difaman a los demócratas”.

Imagen vía: La Mula

Imagen vía: La Mula

Listo, fujitrolls, ahora sí pueden llorar.