corrupción , denuncia , libertades , noticias , politica , sociedad , violencia Viernes, 23 junio 2017

A un día del incendio, los resultados revelan lo peor de nuestra realidad laboral y municipal

A las 12 horas de hoy se cumplió un día desde que el fuego envolviera el edificio Nicolini, un centro comercial donde se vende y almacena productos químicos como pinturas, aguarrás, tiner y otros. El lugar se ubica en Las Malvinas, Centro de Lima, y sus últimos pisos albergaban contenedores apilados que fungían de almacenes.

El fuego se inició en el tercer piso del centro, un depósito de la empresa JPG SAC. Hasta el momento, el saldo es de 4 desaparecidos, 17 heridos y un alcalde que pidió licencia en medio del incendio.

La esclavitud

La imagen que será imposible olvidar será la de un joven trabajador que sacaba el brazo por una rendija de un contenedor. Arrojaba fluorescentes y agitaba un polo verde para pedir ayuda.

Imagen: Andina

Imagen: Andina

Los bomberos intentaron subir hasta el quinto piso, pero las explosiones y el humo les cerraron el paso. Horas más tarde, veíamos por televisión cómo el contenedor desde donde pedían auxilio era abrazado por el fuego.

Es muy probable que el brazo que vimos haya sido de alguno de los desaparecidos:

  • Luis Guzmán Taipe (15).
  • Jorge Luis Huamán Villalobos (19).
  • Hovy Herrera Alania (21).

Por ahora, dos familias han revelado que sus hijos trabajaban encerrados con candado en esos contenedores. La madre de Jorge Huamán Villalobos fue una de las primeras en llegar al lugar y contó que el jefe de su hijo lo dejaba encerrado con llave.

La última muestra de vida que dio el menor Luiz Guzmán fue una llamada a su padre en la que le pedía que lo sacara. “Papá, papá sácame; los dueños me han dejado encerrado en el container”, relató el padre a Latina.

El mismo infierno vivió Hovy Herrera, quien le daba indicaciones a su hermana para que los bomberos lo ubiquen y lo auxilien.

No se exagera cuando se denuncia que estas condiciones de trabajo eran esclavistas. El Ministerio Público ha decidido iniciar una investigación por trata de personas. Por su parte, la presidenta de la CGTP, Carmela Sifuentes, responsabilizó de las condiciones de trabajo a los empresarios que no protegen a sus trabajadores y al gobierno de PPK. Al cumplirse 24 horas del incendio, el Ministerio de Trabajo no publicó ni un comunicado ni un tuit sobre el hecho. 

Los responsables

La empresa a cargo de los almacenes es JPEG SAC, cuyo gerente general es José Enrique López Ramírez y su representante legal, Juan Manuel Polar De Rivera. La empresa tiene una deuda coactiva de 29 mil 414 soles y hasta abril del 2017 registraba solo un trabajador.

Los empresarios. Imagen: Perú21

Los empresarios. Imagen: Perú21

Ellos van a ser denunciados por la Municipalidad de Lima porque a la alcaldía no le queda otra. La comuna liderada por Luis Castañeda Lossio informó que clausuró los niveles superiores (almacenes) de la galería, sin embargo, todo continuó funcionando con normalidad. Nadie se encargó de supervisar que la medida se cumpliese y muchos comerciantes, como Roxana Fiestas, ni se enteraron de la clausura.

Castañeda se apareció recién hoy en la mañana en el lugar, a pesar de que anoche, en pleno incendio, había pedido una licencia de dos días “por motivos personales”, según informó el regidor Hernán Núñez. Sin embargo, cuando llegó al lugar, los comerciantes no temieron en encararlo por la falta de acciones y porque los contenedores fueron construidos hace dos meses.

Castañeda ha indicado que “todos debemos hacer un mea culpa”, mientras que los bomberos no han dudado en sentenciar que el incendio fue por la falta de control municipal.

La bancada que gobierna el Congreso aún no cita a Lucho, quien apoyó a Keiko Fujimori hasta en dos elecciones presidenciales, para que explique este tema. Hace dos días acordaron citarlo, pero para informar sobre las rajaduras del bypass de 28 de Julio y será en la próxima legislatura, cuando todo se haya olvidado. En el dolor, cómplices.