corrupción , libertades , noticias , politica , sociedad , violencia Viernes, 16 junio 2017

Estas son las ultimitas del K.O. que el fujimorismo le ha dado al gobierno y de las mechas naranjas

El fujimorismo, perdón, el diablo está en los detalles. Esta semana, Fuerza Popular ha golpeado al gobierno de PPK. La bancada Mototaxi también ha recibido lo suyo, pero no por parte del Ejecutivo —que ya se está acostumbrando a su papel de bolsa de box—, sino por parte de sus propios miembros naranjas.

Composición: Útero.Pe

No hay tregua. Composición: Útero.Pe

ROUND 1: Bye, bye, Thorne

En un inicio se rumoreó que el plan para que el ministro de Economía y Finanzas, Alfredo Thorne, se vaya sería el mismo que el del ex ministro de Transportes, Martín Vizcarra: renunciar antes de que el fujimorismo lo censure. Sin embargo, PPK apareció por las puras en un mensaje a la Nación para brindarle su respaldo total Thorne. Es decir, expondrá a su ministro para que el fujimorismo le corte la cabeza públicamente.

Imagen: El Comercio

Imagen: El Comercio

Fuerza Popular se bajará (eso parece) a Thorne por el mismo motivo por el que no se bajó al kontralor de la República: unos audios en los que se pedía un favor irregular para un beneficio particular. Mientras Thorne le pedía a Edgard Alacrón Alarcón emitir un informe a favor del aeropuerto de Chinchero a cambio de presupuesto para la Contraloría; en otro audio, Alarcón le pedía a un funcionario que retire una denuncia en su contra en el Congreso.

Según Hildebrandt en sus trece, Keiko le bajó el dedo al ministro de Economía el último martes, “luego de desayunar con su equipo de asesores más cercanos”. Mientras que PPK ya tiene listo un “plan de reemplazo en caso de que lo peor ocurra”.

Round 2: Chau caviarboys

La patada contra Thorne ha sido el golpe más mediático de Keiko, pero no ha sido el único de esta semana. Según la misma revista y reconfirmado por nuestras fuentes, tras una reunión del martes entre Luz Salgado y Fernando Zavala, se acordó sacar al grupo de asesores del premier por ser considerado como la mano caviar que orientaba la PCM:

«Al cierre de esta edición, estaba confirmada la salida de David Rivera del Águila como asesor en comunicaciones de la PCM y del equipo de colaboradores que habían llegado con él, entre ellos el politólogo Carlos León Moya y el bloguero José Alejandro Godoy. (…) “En el fujimorismo creen que Rivera y compañía dirigían el equipo de ‘trolls’ del gobierno”, señala un congresista oficialista».

Imagen: Correo

Imagen: Correo

Según nuestras fuentes, el fujimorismo está tan cegado por el odio contra “la caviarada” que hasta pidió la cabeza de Curwen porque juraban que trabajaba con Zavala, cuando todos sabemos que es más misio que filósofo de San Marcos y su jefa es Nadine.

ROUND 3: Se mechan dentro del MototaKsi

Imagen: Útero.Pe

Imagen: Útero.Pe

La bancada Mototaksi, sin embargo, no está tan unida como intenta hacerse ver. Esta semana, Patricia Donayre y Kenji Fujimori han continuado lanzando dardos contra la cúpula naranja. Ayer, mientras la bankada hacía su pataleta para adelantar la fecha de presentación del ministro Thorne, Kenji Fujimori se hacía el culto comparó al Congreso con un coliseo romano y a los subordinados de su hermana con “leones”.

El vocero de FP, Luis Galarreta, intentó cachorrear hoy a Kenji y respondió que “los que no conocen de política hablan de coliseo” y que la labor del Congreso es fiscalizar.

Las broncas con Patricia Donayre también han continuado. Ella ha confirmado en una entrevista en Hildebrandt en sus trece todo lo que denunció Rosa María Palacios en una columna del año pasado: que las congresistas de otras regiones vienen siendo ignoradas:

«Reafirma que existe malestar al interior de la bancada naranja, especialmente de un grupo de congresistas provincianos (…). “Son muchos los proyectos de ley que presentamos y duermen el sueño de los justos porque no son firmados por el portavoz, en este caso el señor Galarreta. (…) Existe un malestar enorme. Es simplemente una formalidad”, cuenta».

Imagen: Hildebrandt en sus trece

Imagen: Hildebrandt en sus trece

De seguir echando así a su bancada, Donayre tiene asegurado el final de Yeni Vilcatoma. Kenji es uno de los pocos que la ha apoyado públicamente, porque su apellido se lo permite. Y la telenovela seguirá por el indulto al padre: no tanto por saber si se lo darán o no (porque hay rumores de que el gobierno sí pretende dárselo), sino por cómo saldrá el chinista mayor. Preparen las pancartas, la garganta, los pañuelos y el vinagre.