Lima , noticias , politica , sociedad Miércoles, 4 febrero 2015

¿Qué está pasando en la Gerencia de Transporte Urbano y por qué celebran tanto los choferes?

Diego Pereira

I'm back, bitches / twitter: @algunpereira / correo para chismes: diego@utero.pe

No sabemos muy bien exactamente en qué está pensando Luchito Castañeda, pero esto ha pasado: más de 50 mil papeletas han sido anuladas por la Gerencia de Transporte Urbano (GTU) de la Municipalidad de Lima. Esta es una obra que la gestión solidaria ha preferido no publicar ni en su feis ni en su tuira.

“¡Orden!” es el antónimo perfecto para esta situación.

 

Tranquilos ferchos, no pasó nada

Fanny Eto Chero, a la derecha, en presentación de la GTU. Por favor, noten el cuadro. Foto: @munilima

Fanny Eto Chero, a la derecha, en presentación de la GTU. Por favor, noten el cuadro. Foto: @munilima

A ver, ¿qué pasó exactamente? Cuenta RPP que, según nuestro amigos del municipio, se encontraron 45,917 Actas de Control en las que los inspectores no registraron  ni la hora de la fecha de la intervención. ¿El problema? Pues que según las ordenanzas vigentes, esto es un requisito indispensable.

Un extra: 3,698 actas fueron remitidas al SAT para realizar el cobro, pero no incluyeron la prueba fotográfica de la infracción.

Básicamente estamos hablando de un exceso (amigo, son casi 50 mil papeletas) de errores cometidos por los inspectores durante la gestión de Villarán. ¿Pero por qué tantos? ¿La incompetencia puede llegar tan alto?

Rafael Yamashiro, regidor del PPC, dijo esto a El Comercio:

Estas papeletas iban a originar procesos de cobranzas fallidos por parte de la municipalidad, pues no cumplían con todas las formalidades que exige la norma. Por ello, a efectos de no perjudicar a los transportistas se decidió anularlas para así también reducir el embalse de papeletas.

Ojo con el resaltado: lo dijo, no hay que perjudicar al amigo transportista. Quizás por eso la respuesta de Hernán Núñez de Diálogo Vecinal establece una duda razonable:

Nadie puede garantizar que todas las papeletas fueron impuestas correctamente, pero llama la atención la elevada cantidad de actas que serán anuladas. Más parece una medida para congraciarse con un sector de transportistas. Habría que revisar de qué empresas están anulando esas papeletas

¿Sospechoso? Naaaaah, nadita.

 

Hagamos cuentas

Hasta el 30 de enero de este año, fecha en la que se anunció esta eliminación de papeletas, la gestión de Castañeda ha “trabajado” durante 30 días, ¿no?

Seguimos entonces: según esta nota de La República, en el 2013 –que es el año en el que se emitieron las papeletas “con error”– se emitieron 115 mil papeletas hasta octubre. Una regla de tres simple nos permite calcular que, aproximadamente, al finalizar ese año existirían 138 mil papeletas en total.

Esto significa que la municipalidad ha tenido que revisar toda esa cantidad de papeletas durante el único mes que tienen en su gestión. Para esto tendrían que haber avanzando a un ritmo de 4,600 papeletas diarias, trabajando todos los días..

¡Es el colmo de la eficiencia! Francamente, nos permitimos dudar de esta velocidad insólita. En todo caso, ¿cómo hicieron para encontrarlas tan rápido? ¿Acaso sabían donde buscar?

 

Mientras tanto, en la vida diaria…

Esto pasó exactamente el mismo día que la GTU decidió hacer borrón y cuenta nueva con las papeletas que se impusieron en el 2013. ¿Qué nos estás queriendo decir, universo?

Nota de Perú21 que demuestra que el universo no es tan aleatorio.

Nota de Perú21 que demuestra que el universo no es tan aleatorio.

Encima, como reporta Perú21, el bus se había metido en el carril exclusivo para el Corredor Azul. Recordemos que esto ocurre gracias a Fanny Eto Chero, la nueva gerente de Transporte Urbano. Otro de sus milagros: paralizar la reforma del transporte.

Gracias, Fanny por las obras.

Diego Pereira

I'm back, bitches / twitter: @algunpereira / correo para chismes: diego@utero.pe