corrupción , noticias , politica Miércoles, 22 febrero 2017

Este es el nuevo escándalo, en menos de una semana, que tendrá que enfrentar Julia Príncipe

Hoy, nuestros amigos de La República nos malearon la pepa publicaron una noticia que no hace más que profundizar todas las dudas que crecen alrededor de la idoneidad para el cargo de la hoy presidenta del Consejo de Defensa Jurídica del Estado, Julia Príncipe.

Después de que en este útero publicáramos fotografías de la abogada departiendo en varias ocasiones con la familia del viejo amigo de Alan García, Moisés Tambini, la semana ha tornado difícil para la funcionaria, quien todavía goza de la confianza de la ministra de Justicia, Marisol Pérez Tello.

¿Qué pasó ahora?

Resulta que, entre diciembre del 2011 y febrero del 2013, la Procuraduría de Lavado de Activos, en ese entonces a cargo de Príncipe, contrató a la nieta de Tambini, Emma Tambini Monge, como abogada del Estado.

Nuevamente en el ojo de la tormenta. Foto: La República/Corte Suprema

Nuevamente en el ojo de la tormenta.
Foto: La República/Corte Suprema

¿Eso es nepotismo?

No, no es nepotismo porque el Código Penal indica que ese delito solo es aplicable si el contratado por el funcionario público encargado tiene un vínculo sanguíneo con este. No es nepotismo pero sí es una cuestión de ética. Nuestro amigo José Alejandro Godoy nos lo explica mejor:

No es una contratación ilegal. Pero sin duda se genera un conflicto ético y, sobre todo, estético. Es decir, no se ve bien que se haya contratado a la familiar de una persona tan cercana en términos amicales en un encargo tan delicado.

Emma Tambini figura en la planilla del Ministerio del Interior (de este depende la Procu de Lavado de Activos) con un sueldo de cuatro mil soles.

Imagen: Ministerio del Interior

Imagen: Ministerio del Interior

Y en su cuenta en Linkedin (una especie de CV online), coloca las fechas en que fue abogada del Estado al lado de Julia Príncipe.

Imagen: Linkedin

Desde diciembre del 2011 hasta febrero del 2013 al lado de Julia Príncipe. Imagen: Linkedin

Lazos peligrosos

Emma Ruth Tambini Monge es hija de Ruth Monge. El nombre de Ruth Monge retumba en las paredes del Poder Judicial desde hace varios años, cuando fue sindicada de ser el nexo entre el narcazo Fernando Zevallos “Lunarejo” y los jueces del PJ. 

  • Ruth Monge fue asesora legal de Aerocontinente (la aerolínea de los Zevallos) entre 1997 y 2004.
  • En el 2005 fue jueza en el Poder Judicial pero renunció luego de que El Comercio revelara sus vínculos con los Zevallos.

“En el 2006 ella fue investigada por la Oficina de Control de la Magistratura por ser el nexo entre Zevallos y la judicatura. Esto ocurrió luego de que El Comercio revelara que Monge, siendo jueza y aprovechando sus vínculos con Aerocontinente, facilitaba pasajes aéreos a jueces para que lo ayuden “en cualquier momento”, como lo revelaron los correos electrónicos hallados por la policía en la computadora de la secretaria de Lupe Zevallos. Finalmente, la investigación de la OCMA halló varios culpables y los castigó, pero nada pudo hacer con Monge pues ella dejó el Poder Judicial”.

  • En la actualidad Ruth Monge es, a pesar de sus antecedentes, miembro suplente en el Consejo Nacional de la Magistratura.

Además, Monge no fue la única que tuvo nexos con Fernando Zevallos, también los tuvo su cuñada, Mónica Tambini. Ya lo dijo Marco Sifuentes en “El regreso del doctor Tambini”:

Lo que no había trascendido es que Mónica Tambini, hija del presidente del Consejo de Defensa Judicial del Estado y flamante esposa del tránsfuga Alberto Kouri, había sido la notaria de Aerocontinente y Nuevo Continente (avalando todas las movidas de los Zevallos con sus empresas).

Otrosí: Augusto Tambini, hermano de Moisés, fue investigado por lavado de dinero del narcotráfico en Yurimaguas. La investigación contra Augusto fue archivada, pero me parece pertinente mencionarlo.

¿Qué dice Julia Príncipe sobre el asunto?

Este útero se comunicó con la presidenta del Consejo de Defensa Jurídica del Estado para conocer su versión ante este hecho. Sin embargo, nos indicó que aún no llegaba a su despacho y que no había leído ningún periódico ni visto ninguna noticia al respecto pero que la llamemos en una hora, cuando haya llegado a su oficina. No obstante, una hora después, nos volvimos a comunicar con Príncipe pero prefirió no dar declaraciones al respecto.

“Discúlpeme, no puedo responder en este momento porque estoy en una reunión de trabajo”.

La contratación de la nieta de un amigo de Alan García, decíamos, no hace más que profundizar las dudas alrededor de su idoneidad para el cargo.