corrupción , denuncia , noticias , periodismo , politica , sociedad Lunes, 22 agosto 2016

Algo muy extraño está pasando con el juez Villa Stein, sobre todo en el último mes

¿kién es eze pokemón? Imagen: Útero.Pe

¿kién es eze pokemón?
Imagen: Útero.Pe

El juez Javier Villa Stein es uno de los magistrados del Poder Judicial más polémicos que hayamos podido conocer. Sus fallos y sobre todo sus declaraciones siempre lo han mantenido en el ojo de la tormenta, incluso cuando se abrió una cuenta en Twitter.

Villa Stein odia a los rojetes y caviares, por eso retuitea fujitrolls.

f Imagen: Twitter

-.- Imagen: Twitter

Incluso recibió el apoyo de alguno de ellos cuando candidato a rector de la Universidad San Marcos.

f Imagen: Twitter

Oish.
Imagen: Twitter

Pero la actitud del presidente de la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema ha superado nuestras expectativas en estas últimas semanas. No sabemos si el hecho de perder la elección para rector en San Marcos (o que ahora en el Congreso haya una nueva mayoría naranja) pueda haber ocasionado un desfile de sucesos desafortunados (no para Villa Stein, sino para el resto del mundo).

1. La absolución a Fujimori

Hace solo unos días la Sala que preside el tío Villa absolvió a Alberto Fujimori del escandaloso caso de Diarios Chicha. El juicio oral empezó hace tres años y tuvo un desfile de testigos, incluida Matilde Pinchi Pinchi, quienes acreditaron que la creación y la compra de editoriales de distintos medios en el país, fueron bajo coordinación entre Fujimori y Vladimiro Montesinos.

En este útero explicamos que lo peor no fue la absolución sino la sentencia, así nos lo explicó nuestro amixer José Alejandro Godoy del blog Desde el tercer piso:

“En la redacción de la sentencia, se señala que el Presidente de la República solo tiene competencias políticas y de representación, por lo que no es responsable de lo que firma. En la práctica, esto convierte a cualquier funcionario público de elección popular en poco menos que un inimputable frente al delito de peculado. En otras palabras, el caso Fujimori le abre la puerta a que se cierren varios casos por peculado a autoridades de los últimos años. Un duro golpe a la lucha contra la corrupción”.

2. La denuncia a Ojo-Público

El portal de periodismo de investigación, Ojo-Público, publicó una noticia acerca de los no pocos bienes adquiridos por el juez Villa Stein durante su paso por el magisterio. Indignado, el expresidente del Poder Judicial los denunció ante la Dirección de Datos Personales con el fin de que el portal retire de su espacio la investigación en su contra.

En este útero ya hemos explicado por qué es tan peligroso para la libertad de expresión y para todos en general el hecho de que se pueda pedir que se borre tu historial de Internet.

3. Tres patines

La tercera gema viene gracias a César Romero de La República. El periodista explica que la sentencia a Fujimori, en donde indica que una autoridad no tiene acceso a los fondos y no se le puede juzgar por firmar, afecta la lucha anticorrupción y marca una peligrosa jurisprudencia.

¿juriskháaaa?

Jurisprudencia: significa marcar un precedente. Si a Fujimori lo salvan porque él no tiene acceso a fondos públicos y que “solo ha firmado como autoridad”, esto también puede salvar a procesados por corrupción. A todos los procesados por corrupción, incluidos César Álvarez o Martín Belaunde y, si algún día deben sentenciarlos, el propio expresidente Ollanta Humala y la exprimera dama, Nadine Heredia.

A la sentencia de absolución de Fujimori se le agregan dos casos más. Uno es de negociación incompatible en el gobierno regional de Ayacucho y sobre el que señalan que si se detecta un “hecho irregular” en un contrato este no es prueba suficiente. O sea que ahora exigen una prueba fehaciente de que la plata se la llevaron para otro lado (como si a los corruptos les encantara dejar huella).

Otro sobre enriquecimiento ilícito en el Santa en donde señalan que ese delito solo puede ser cometido por el funcionario. Los cómplices escapan a la norma legal (sí, como Cecilia Chacón).

“La excusa de los jueces supremos es que los fiscales y procuradores actúan mal, presionados por la prensa, o no cuentan con los medios técnicos y personales para conseguir las pruebas. Así, en defensa de los derechos humanos y la presunción de inocencia, los jueces –dicen– solo deben cumplir la ley y absolver”.

This is Sparta

Por supuesto, ninguno de estos hechos protagonizados por el juez Villa Stein pasaron desapercibidos en redes sociales.

La periodista Claudia Cisneros fue una de las más enérgicas en reclamar.

También el exprocurador anticorrupción, Ronald Gamarra.

La periodista Mónica Cepeda tuiteó apoyando a Ojo-Público.

Y el también exprocurador anticorrupción, nuestro amixer Julio Arbizu también hizo pública su preocupación.

 

 

No sabemos el motivo, la razón mayoría o la circunstancia de naranjas en el congreso que han propiciado que en estas últimas semanas el juez Javier Villa Stein esté con el pie en alto y la espada desenvainada, defendiéndose y defendiendo sus decisiones por más que exploten en la cara de aquellos quienes conocen de cerca lo evidentemente perniciosas que pueden llegar a ser para el país y para la justicia en general.

Secured By miniOrange