corrupción , noticias , periodismo , politica , sociedad Miércoles, 17 agosto 2016

La absolución de Alberto Fujimori del caso Diarios Chicha por la Sala Villa Stein no es lo peor: lo más feo es la sentencia

10 DE MARZO DEL 2000 REPRODUCCION DE DIARIOS. TITULARES DE DIARIOS POPULARES DURANTE LAS ELECCIONES DEL ANO 2000. FOTO: EL COMERCIO

Imagen: Útero.pe

Si te pareció indignante la reducción de pena de Miguel Facundo Chinguel por el caso narcoindultos, ayer, la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema, presidida por Javier Villa Stein, absolvió por unanimidad a Alberto Fujimori por el delito de peculado por el que había sido sentenciado a ocho años de condena en enero del 2015. La decisión anuló la pena del aún preso expresidente. Pero eso no es lo peor; lo lamentable es todo lo que la Sala Villa Stein dejó de lado y lo que consideró para tomar esta decisión.

Vayamos por partes para entender por qué resulta inaudita la absolución de Fujimori.

1. ¿Qué es peculado?

El peculado no es otra cosa que malversación de fondos estatales cometido por aquel a quien está confiado su control, custodia y administración.

2. En caso diarios chicha

El 8 de enero del 2015, el Poder Judicial sentenció a Alberto Fujimori a 8 años de prisión por haber desviado S/122 millones de las Fuerzas Armadas (entre 1999 y 2000) para comprar las líneas editoriales de varios diarios «chicha». Con la prensa amarillista en su poder, estos diarios se dedicaron a elogiar a Fujimori, a atacar periodistas y adversarios políticos que se oponían a su re-reelección

“El Mañanero”, “La Chuchi”, “El Tío”, “El Chato”, y “La Yuca”, entre otros, fueron los diarios comprados por el régimen fujimorista. Los hermanos Moisés y Álex Wolfenson (dueños de “El Chino”, “El Men” y “La Razón”) recibieron una pena de cinco años de cárcel por peculado, mientras que José Olaya (ex director de “El Chino” y propietario de “El Tío”), Pablo Documet (dueño de “El Chato”, “La Yuca” y “Conclusión”) y Alejandro Estrenos (“El Mañanero”) recibieron una sanción similar.

Después del juicio oral del caso Diarios Chicha en el que se procesaron a 29 personas -además de Fujimori- y se sentenció al exasesor presidencial Vladimiro Montesinos, al ex ministro de Defensa José Villanueva y al ex comandante general de la FAP Esleván Bello a ocho años de cárcel por los delitos de asociación ilícita para delinquir y peculado.

diarios

Máster chicha. Imagen: vía el peruchito

3. Pruebas contra Fujimori

La Sala Villa Stein parece haber olvidado las pruebas por las que Fujimori fue condenado. Pero afortunadamente, en este útero ya te habíamos contado los testimonios clave durante el proceso que enfrentó el expresidente, y que se tomaron en cuenta para determinar su culpabilidad.

Primero, esta el testimonio de Matilde Pinchi Pinchi, la exsecretaria de Montesinos, que fue rescatado por Gabriel Mazzei, en La República:

«Yo acompañaba al doctor Vladimiro Montesinos a Palacio de Gobierno en un vehículo del Servicio de Inteligencia para llevar un maletín grande que contenía un millón de dólares, y que era entregado directamente a Alberto Fujimori (…)

«Luego, el doctor (Montesinos) me comentaba que el presidente estaba contento con el dinero que se ingresaba y con lo que se estaba haciendo para la campaña»

matilde pinchi pinchi

Pinchi Pinchi en una de las audiencias del caso Diarios Chicha. Imagen: Perú 21

Laura Grados, en un informe preparado para el IDEHPUCP, consignó los otros testimonios contundentes de los demás testigos que lapidaron al expresidente (sobre todo si recuerdas el careo de Montesinos con Fujimori en el que no dijo nada):

«En su declaración del 10 de enero de este año, el excomandante general de la Fuerza Aérea del Perú (FAP), Elesván Bello Vásquez, quien ya ha sido condenado por este mismo caso, expuso que desvió dinero al SIN por orden expresa de Montesinos, quien le indicó que actuaba por mandato de su jefe inmediato, Alberto Fujimori.

La versión de los exsecretarios del ‘doc’, Wilber Ramos Viera y Mario Ruiz Agüero, complementan lo dicho por Bello Vásquez. Ramos manifestó, en su declaración, que Montesinos Torres llevaba sobres que contenían los titulares de los denominados diarios chicha, a Palacio de Gobierno. También dijo que la encargada de preparar los sobres con dinero para las compras de líneas editoriales era la secretaria personal del jefe de facto del SIN, María Angélica Arce “Maruja”.

Por su parte, Ruiz Agüero informó a la Sala que el exjefe de Estado, Alberto Fujimori y su asesor Montesinos, se comunicaban mediante un teléfono encriptado color negro. “Cuando colgaba, mandaba llevar las carpetas que contenían los titulares de los diarios a Palacio”, agregó en su testimonio».

Pero como si esto no fuera suficiente…

4. Lo más lamentable fue la sentencia

Al fin llegamos a lo más feo. El abogado y analista político, José AlejandroGodoy, analizó en su blog Desde el Tercer Piso la sentencia a Fujimori y descubrió que en esta se desconocen los testimonios clave que muestran los hechos delictivos en los que estaban involucrados Montesinos y Fujimori, y también desconoce los documentos que acreditan que Fujimori firmó las movidas de dinero.

«De un lado, la sentencia indica que Fujimori no tenía conocimiento de los sucesos delictivos en los que estaban involucrados Montesinos y los comandantes generales de las Fuerzas Armadas y que no autorizó nada. Olvida la Sala que los dispositivos legales sobre el Servicio de Inteligencia Nacional señalaban claramente que el único responsable para mover partidas de dicha institución era el Presidente de la República. También olvida la declaración de Mario Ruiz Agüero que indica que Fujimori dictaba los titulares de dichos medios, así como las indicaciones expresas del expresidente para que los altos mandos militares obedecieran a Montesinos. A ello se suman declaraciones de Matilde Pinchi Pinchi sobre la relación jefe – subordinado de los dos hombres que mandaron en el Perú de los 90’s y lo indicado por el exjefe nominal del SIN, Humberto Rosas sobre el monto de los gastos reservados. A ello se suman documentos presentados en el proceso que acreditan la firma de Fujimori en las movidas de dinero.

Y eso no fue todo. Godoy también explica que en la sentencia dan a entender que Fujimori no debe responder por lo que firma.

«(..) En la redacción de la sentencia, se señala que el Presidente de la República solo tiene competencias políticas y de representación, por lo que no es responsable de lo que firma. En la práctica, esto convierte a cualquier funcionario público de elección popular en poco menos que un inimputable frente al delito de peculado. En otras palabras, el caso Fujimori le abre la puerta a que se cierren varios casos por peculado a autoridades de los últimos años. Un duro golpe a la lucha contra la corrupción».

Traaaducción

Bajo este argumento él, el Presidente de la República, los congresistas, los gobernadores, los alcaldes y otros funcionarios públicos más no cometen delito de peculado porque no tienen el manejo directo de fondos públicos. OJO ahí.

villa stein

Ya pues, Útero, yo no fui solo. Imagen: vía Justicia VIva

Sí, la sala presidida por Villa Stein no solo ignoró las contundentes pruebas contra Alberto Fujimori que lo condenaron a 8 años por haber desviado fondos a las Fuerzas Armadas para la compra de la línea editorial de los diarios chicha. También, a todas luces parece haberse hecho de la vista gorda acerca de la autorización que daba Fujimori para que se llevaran a cabo los desvíos de dinero. Un duro golpe a la memoria, a la lucha contra la corrupción. Un duro golpe a todo.

Secured By miniOrange