noticias , politica , sociedad Lunes, 30 mayo 2016

Hasta El Comercio advierte sobre el peligro que representa el fujimorismo de llegar al poder

Si hay algo que debemos resaltar de los últimos días de campaña, muy aparte del debate y sus memes, son los dos últimos editoriales de El Comercio. Para sorpresa de muchos -y contrario a lo que algunos esperaban- las dos últimas publicaciones del diario describen con lujo de detalles todo lo que viene sucediendo con Fuerza Popular, con Keiko Fujimori y con aquellos colaboradores cercanísimos que, luego de prometer que no se blindaría a nadie, se hizo todo lo contrario. 

Los editoriales son tan precisos y contundentes al momento de contar la historia que creemos necesario volver a repasar algunos de sus párrafos.

1

Las cosas como deberían ser.

1. Las cosas como son

El primero que debemos volver a repasar es “Así son las cosas”, editorial titulado con referencia a todo el rochesazo ocurrido con el extinto programa “Las cosas como son”, transmitido por Panamericana y conducido por Hugo Guerra y Fernando Viaña. El escándalo que comienza con un supuesto reportaje exclusivo, que no fue más que un intento desesperado por tratar de blindar a Joaquín Ramírez, tuvo como autor a una de las cabezas principales de Fuerza Popular: José Chlimper.

Pese a que actual candidato a vicepresidente ha difundido varias versiones aduciendo ser inocente de todo y Keiko ha decidido minimizar los hechos. El Comercio es claro al momento de describir las “explicaciones” de Joaquín Ramírez.

“Ramírez, de hecho, no solo era hasta hace dos semanas el SG del partido y, junto con su familia, uno de los principales financistas del mismo; sino que es el propietario de la casa en donde despacha la señora Fujimori cuando está en Lima, además del inmueble que es su local partidario y de las camionetas en que ella hace sus recorridos de campaña”.

“Chlimper, por su parte, ha sido el más importante –y por varios momentos el único– vocero de Fujimori en esta campaña, además de ser su candidato a la vicepresidencia. Las explicaciones dadas por ambos dirigentes, por otro lado, o no han sido explicaciones –el caso de Ramírez– o han sido abiertamente inverosímiles –el caso de Chlimper–”.

Cuando El Comercio menciona las explicaciones de ambos, se refiere a la justificación de la fortuna del exsecretario general y la participación de Chlimper en el caso del audio manipulado. Para empezar, el diario describe la pérdida de los documentos de las empresas de Ramírez como una “extraordinaria casualidad”.

“Primero está el caso de Ramírez. El hasta hace poco SG de FP es un ex cobrador de combi devenido en millonario que, por lo visto, no tiene cómo explicar su fortuna. Tampoco tiene cómo sustentar los movimientos de varias de sus empresas: en una extraordinaria coincidencia, Ramírez (según lo denunció él mismo) fue víctima de una masiva pérdida de información contable y societaria de 10 de sus empresas cuando iba “en un taxi” en octubre del 2014, una semana después de que la fiscalía le abriera una investigación por lavado de activos”.

2

Nosotros te contamos en exclusiva algunos detalles del misterioso accidente que, por lo que parece, no justifica la pérdida de ningún documento. Puedes leerlo completo aquí.

El Comercio también resalta las extrañas explicaciones de José Chlimper sobre su participación en el caso del audio editado.

“Chlimper ha dicho que él solo conocía –y solo entregó– el audio completo al directivo. Pero sus palabras nuevamente se vuelven contra él: ¿Por qué habría tenido interés en que se difunda un audio en el que el testigo que acusó a Ramírez se reafirmaba en lo que había dicho? ¿Y por qué no dijo nada durante toda la semana desde que se difundió el audio falso hasta que él tuvo que reconocer su participación en el tema? ¿Alguien puede creerle cuando dice que nunca se enteró del audio difundido por Panamericana y del que dieron noticia profusamente todos los medios?”.

Primero dijo que no había escuchado el audio, luego dijo que sí lo había escuchado pero que no tenía nada que ver con la edición. Luego dijo que su intención fue demostrar “la clase de persona que era el supuesto colaborador de la DEA” y, para terminar con el listado de teorías, Chlimper dijo ayer (en una entrevista con Raúl Vargas para RPP) que la finalidad de la propalación del audio fue “demostrar el vocabulario soez” de Vásquez. ¿Un candidato a la vicepresidencia va a involucrarse personalmente en la difusión de un audio que reafirma los hechos sobre la investigación de tu propio partidario? Esto no tiene sentido alguno y el editorial lo deja más que claro. 

2. Transparencia nublada

En su más reciente editorial titulado “Transparentemente”, El Comercio es más duro al momento de cuestionar a Keiko Fujimori. Y claro, luego de repetir a paporretazo limpio que “en Fuerza Popular no se blinda a nadie”, la actitud protectora de la candidata para con sus más cercanos colaboradores deja mucho que desear.

“Ante ello, como también señalamos, solo cabe sacar una de estas dos conclusiones: o Keiko Fujimori no se entera de nada sobre quiénes son y qué hacen sus más cercanos colaboradores, o es cómplice de ellos”.

¿Por qué el editorial no cree en las explicaciones de Keiko? Esto se debe a las explicaciones que dio sobre el caso del audio manipulado en el debate.

“Luego de escuchar la forma como Fujimori “explicó” en el transcurso del debate de ayer lo sucedido con Chlimper, la primera de estas dos posibles conclusiones se hace aun más improbable de lo que ya era. La candidata no solo no mostró ninguna indignación frente al hecho de que su candidato a la vicepresidencia esté metido en una historia de manipulación de audios para engañar a la opinión pública, sino que faltó a la verdad para defenderlo, sosteniendo que José Chlimper “de manera transparente entregó toda la información que le llegó, un audio…” a “un medio de comunicación” (Canal 5, que lo difundió)”.

1396984

Tranquilidad para justificar engaño público y movimientos siniestros. Foto: El Comercio

¿Qué hace un candidato a la vicepresidencia alcanzando audios de “chuponeos” a los socios directivos de un canal de televisión? ¿Por qué un candidato a la vicepresidencia está intentando desmentir una acusación que, según ellos, se trata de una mentira? ¿Por qué un candidato la vicepresidencia de un partido político colabora con una mentira? ¿Por qué un candidato alcanzaría un audio que daña a su propio partido? El Comercio es más duro a la hora de cuestionarlo.

“Entonces, cuando Keiko Fujimori se une a la cínica explicación con la que su vicepresidente “dio la cara” solo luego de que las pruebas y los testimonios que lo señalaban fueron haciéndose contundentes, nos está pidiendo que creamos que Chlimper entregó a Arbulú un audio (el audio completo) que solo servía para probar que Vásquez había dicho la verdad. Y nos está pidiendo también que creamos que cuando se difundió la versión manipulada del audio, que fue rebotado copiosamente por todos los medios durante días sin que Chlimper dijera nada, su vicepresidente nunca se enteró, y permaneció desinformado sobre el tema durante días, hasta que salió el primer testimonio que lo involucraba en el asunto. En otras palabras, que al candidato a vicepresidente de Fujimori no solo nunca le interesó saber si el audio que había obtenido de Miami había sido difundido o no; sino que ni lee, oye o ve noticias (aunque sean tan importantes y sobre su propio partido), ni tiene asesores que se las cuenten”. 

No solo es una “cínica explicación” como dice El Comercio, también es un intento que a todas luces intenta proteger a su mano derecha y rompe con la promesa de que “Fuerza Popular no blindará a nadie”. Ahora solo falta que digan que el diario es topo de Nadine. 

Puedes leer ambos editoriales aquí y aquí.