noticias , politica Lunes, 26 enero 2015

VICTORIA. Cinco marchas después, el Congreso deroga la «Ley Pulpín»

Con 91 votos a favor, 18 en contra, 5 abstenciones (y cinco movilizaciones) se derogó la «Ley Pulpín». La calle pudo más y hasta la vicepresidenta de la República votó por la derogatoria.

Foto: César Arenaza

Foto: César Arenaza

El viernes, el propio Humala convocó a legislatura extraordinaria para hoy lunes debatir nuevamente el nuevo régimen laboral juvenil. Evidentemente la idea era salvarla, pero eso fue inevitable. Todo estaba consumado y la «ley pulpín» pasó a mejor vida. Esto fue lo que pasó.

 

Humala intenta irse a Costa Rica y Nadine reta a la oposición

El debate empezó con retraso y, en lugar de ir al grano, los congresistas hicieron todo menos debatir. Decidieron primero discutir sobre el permiso solicitado por Humala para viajar a a San José de Costa Rica, a la cumbre de la CELAC. Los congresistas parecían muy interesados en atorarse en aprobar o no la salida de Humala. Al final, él solito canceló todo y dijo que no viajaba.

Viendo los temas que hay acá, hemos dispuesto cancelar ese viaje. Prefiero cumplir actividades nacionales, que por cierto son bastantes. Es una segunda oportunidad al Parlamento para que se puedan reencontrar con el futuro del país.

La Primera Dama, Nadine Heredia, también (obvio) opinó y retó a la oposición. Mandó una serie de tuits:

nadine nadine2

Mientras tanto, el quinto pulpinazo de los jóvenes continuaba y marchaba hacia el Congreso. Esto fue, más o menos, todo lo que pasó desde la Plaza Dos de Mayo hasta Abancay:

Como vieron, hasta encontraron infiltrados en la protesta. Lamentablemente, el ministro Urresti actuó igual que en las anteriores marchas y mandó miles de policías a las calles del Centro de Lima para la represión.

 

Los manotazos del oficialismo

Tampoco pudo salvar a la "ley pulpín" de la muerte.

Tampoco pudo salvar a la «ley pulpín» de la muerte.

Pasaban y pasaban las horas, una de la tarde, y nada. ¿Qué hacía el nacionalismo para defender la «ley pulpín»? Abugattás fue, para variar, el que más defendió esta medida del Ejecutivo y acusó de traidores a la oposición:

Que quede constancia que la oposición se está oponiendo a los jóvenes, que quede claro que están traicionando a 2 millones de peruanos.

Como recordarán, el speech de los dos millones estaba bien aprendido. Nadine decía lo mismo.

Eso no fue todo. Abugattás también decidió sacar en cara al Apra, en especial al congresista Javier Velásquez Quesquén, que cuando ellos estuvieron en el Gobierno no hicieron nada por solucionar la situación laboral de los jóvenes. Y que incluso el proyecto de ley que proponían no consideraba CTS ni gratificación, solo vacaciones. (Aquí el proyecto, por si lo quieren ver, vía Jose Alejandro Godoy).

De paso también metió puyazos a los que cambiaron de opinión entre la primera votación, la segunda y la derogatoria (en especial al fujimorismo). Aunque, ojo, nosotros no somos muy amigos de Martha Chávez pero algo hay que reconocerle: desde el principio estuvo a favor de la ley y así su bancada haya cambiado de opinión, prefirió no ir al Pleno.

Finalmente, ya no hablaremos más de esta famosa «Ley pulpín» y solo debemos esperar la promulgación de Humala. Lo que queda es que, como ya les contamos, el nacionalismo se debilita y se hunde más y más. Sin embargo, queda pendiente mejorar la situación laboral de los jóvenes y acabar con la informalidad. No así, claro. ¿Valía la pena tanto desgaste político, perder congresistas y desafiar a la oposición por esta ley? 

Secured By miniOrange