noticias , politica Jueves, 20 noviembre 2014

El triángulo entre Víctor Isla, su exasesora y Ana María Solórzano. Una historia de chuponeos

Diego Pereira

I'm back, bitches » @algunpereira » diego@utero.pe

Hace unos días, aquí en tu útero favorito, difundimos un audio en el que se comprobaba que Víctor Isla sí se había relacionado/vinculado con el tantas veces negado Martín Belaúnde Lossio.

En ese audio, una mujer le mete una puteada brava al congresista sobre cómo actuar, responder y en general respirar en lo que a este caso se refiere:

 Esto ya es una cosa que ya pasó Víctor, no puedes estar con la misma cojudez, parece que no tuvieras argumentos, entonces mejor no salgas. (…)  “Puta que huevones que son, ¿tú también has dicho eso?” (…) Si te preguntan si te ha visitado, pues di que sí […] Y si te preguntan de qué han hablado, ¿qué vas a decir? ‘No me acuerdo, fue a saludarme’.

¿Quién es esta señora y por qué tanta confianza con el que fue el Presidente del Congreso? Antes de decirles de quién se trata, deben saber que este post viene con su propio soundtrack:

 

Víctor & Patricia

Patricia está en búsqueda de la felicidad. Foto vía El Comercio.

Patricia está en búsqueda de la felicidad. Foto vía El Comercio.

Patricia Robinson es trabajadora parlamentaria del Congreso y además de asesora de Víctor Isla, fue jefa del Gabinete de Asesores de la Mesa Directiva del Congreso. Su nombre saltó a la fama gracias a esta muy explícita foto , publicada por el semanario Hildebrandt en sus Trece:

Ew. Foto vía Hildebrandt en sus Trece

En francés, además. Foto vía Hildebrandt en sus Trece

Esta es la la historia de Víctor Ignacio Islaun congresista nacionalista cuya pasión desmesurada se convirtió en un huayco de emociones que fueron a parar a los pies de Patricia María RobinsonPasión, locura y chuponeo dentro de los pasillos del Congreso. Un entuerto que Televisa podría comprar.

Ambos se conocieron en el congreso, cuando Víctor Isla lo presidió durante el periodo 2012-2013. Fueron buenas épocas para ambos, un momento en el que pudieron conocerse bien, como señaló el 16 de agosto el semanario

Víctor Isla Rojas colmó de honores y privilegios a su asesora Patricia Robinson Urtecho. Como presidente del Congreso en el período 2012-2013, Isla no dudó en hacerse acompañar en viajes al exterior por quien fuera su jefa del Gabinete de Asesoramiento Técnico de la Mesa Directiva. Se trata de un hecho inusual en el Parlamento. El común denominador es que los titulares del Poder Legislativo emprendan vuelo sin séquito. Isla viajó con ella a Chile, Colombia, Corea del Sur y Cuba por cuenta del Estado.

Un gasto de más de 66 mil soles para pasear durante la primavera de la relación. ¿Qué pasó después con ellos? No lo sabemos del todo, quizás descubrieron que no eran el uno para el otro, que los paseos los hicieron vivir algo que no era real. Quién sabe. Por su parte, Patricia ha dicho que el informe del Congreso estaba incompleto, que no usaron recursos del Estado para chapar viajar y que sí tuvieron una relación pero que fue posterior.

Al igual que en las novelas mexicanas, Víctor no demoró en quitar cuerpo. Esta nota de Perú21 recoge el inicio del fin de lo que parecía ser el encuentro de dos almas que se hallaron sin saber que se buscaban:

«Desmiento que se haya usado algún recurso del Estado por un tema personal. Los viajes realizados son oficiales, con invitaciones oficiales, y existen informes detallados en el Congreso”, señaló el parlamentario nacionalista, quien agregó que pedirá al Oficial Mayor del Parlamento publicar dichos documentos.

Sin embargo, se negó a aclarar el tipo de relación que lo unió a Robinson.

“Sobre un tema personal posterior a mi ejercicio como presidente del Congreso, no tengo nada que declarar, es un asunto personal”, aseveró.

En efecto, este es un tema personal pero ha alcanzado dimensiones que escapan al ámbito de lo privado y que cobran interés público. Ahora les explicamos por qué.

Viajar juntos es distinto. Foto: Elpopular

Viajar juntos es distinto. Foto: Elpopular

 

Ana María Solórzano, la tercera rueda

Ana María Solórzano llega a complicar la trama. Foto: La República

Ana María Solórzano llega a complicar la trama. Foto: La República

Como les decíamos, a la luz de los acontecimientos, la relación de Víctor y Patricia ya no les concierne solamente a ellos. Esta nota de Martín Hidalgo reveló muchas cosas. No solo que Patricia Robinson putea sin problemas a Víctor Isla para asesorarlo en el caso de Martín Belaunde, sino también que alguien está chuponeándola.

Al respecto, Augusto Alvarez Rodrich en su columna publicada hoy en el diario La República nos pinta mejor el paisaje:

La denuncia de la asesora parlamentaria Patricia Robinson por allanamiento ilegal de su despacho y espionaje telefónico se debe investigar con seriedad, sin apasionamiento, y al margen de las especiales consideraciones personales del caso. 

Robinson declaró ayer a La República que “el lunes encontré los papeles de mi oficina revueltos, alguien había entrado y, por eso, solicité, a través de la Oficialía Mayor, que se inicie una investigación”.

Sí, la denuncia es seria. Sobre todo porque la misma Patricia tiene una idea de a quién culpar:

 

Y no es la única que lo ve así:

 

Sobre esto, AAR comenta:

Isla y Solórzano se han solidarizado con Robinson, pero esta ha dicho, sin mencionarla aunque dando insinuaciones para la sospecha, que la autora intelectual del espionaje telefónico sería la actual presidenta del Congreso, la Sra. Solórzano, “una persona que definitivamente está obsesionada con mi intimidad”.

OMG. ¿Está diciendo lo que creo que está diciendo? ¿Por qué Víctor Isla tiene tanto jale? No, en serio, ¿por qué? AAR la tiene clara:

Así, para entender la situación, se requiere conocer la relación personal entre el Sr. Isla y la Sra. Robinson, evidenciada en la foto publicada en Hildebrandt en sus trece. Y, también, que hay –o ha habido–, una relación de alguna intensidad parecida entre el Sr. Isla y la Sra. Solórzano. Un asunto que, cuando se discutió en el fuero interno de la bancada, el Sr. Isla dijo que lo podía indisponer con la madre de sus hijos.

Sí, todo el dramón contado en esta nota tiene una finalidad. No queremos saber quién está con quién porque nos mata la curiosidad, acá lo que tenemos que saber es si efectivamente la actual presidenta del congreso está chuponeando o permitiendo el chuponeo de Patricia Robinson.

Pero esto solo se suma a la necesitada de aclarar otro tema: qué tanta relación hubo entre Martín Belaunde Lossio y Víctor Isla. Las pruebas existen y ya no vale decir «solo fue a saludarme».

Diego Pereira

I'm back, bitches » @algunpereira » diego@utero.pe
Secured By miniOrange