discriminación , noticias , violencia Jueves, 3 julio 2014

Te tocan en el Metropolitano, te tocan en la SBS. Lo peor: la vergonzosa respuesta de las autoridades.

No solo pasa en el Metropolitano,  en los micros o en la calle. Si trabajas en una de las instituciones más reconocidas del Perú como la Superintendencia General de Banca y Seguros (SBS), también puedes ser víctima de algún tipo de violencia sexual. Lo peor, en estos casos, son las débiles sanciones contra el acosador que si resulta ser tu jefe,seguramente no pasarán de una leve suspensión.

En ningún lugar se está libre de acoso. En la SBS tampoco.

En ningún lugar se está libre de acoso. En la SBS tampoco.

El caso más reciente y mediático fue el de Magaly Solier quien denunció que un tipo se masturbó detrás de ella en el Metropolitano sin que alguien la ayudara. Después de eso, el tema duró lo suficiente como para que aparecieran propuestas de crear un Metropolitano exclusivo para mujeres, o para que la ministra de Trabajo, Ana Jara anime a que todas salgamos a defendernos con agujas, clavos o con lo que sea. Luego y como suele pasar aquí, el tema se convirtió en periódico de ayer aún para la ministra Ana Jara. Ahora les explicamos por qué.

“Soy un mano larga”

Hace una semana, Hildebrandt en sus Trece denunció que Marco Antonio Ojeda Pacheco, el secretario general de la SBS  acosó sexualmente a una de sus practicantes y que la sanción fue una suspensión de 15 días sin goce de haber. Leyeron bien. Sólo 15 dias. Al cabo de ese plazo Ojeda podría volver a ser el jefe de todas las practicantes pero eso sí, tenía que prometer no tocarle las nalgas otra vez.

sxd

Marco Antonio Ojeda Pacheco, el acosador de la SBS

según denunció la joven, Ojeda le tocó las nalgas. Fiorella, consciente de lo difícil que iba a resultar plantear una denuncia basada sólo en su testimonio, optó por enfrentar a su superior y grabar el careo. El audio resultó irrefutable. “Se le escucha (a Ojeda) reconocer su culpa, pedirle disculpas varias veces (a Fiorella). Incluso se le escucha decir: ‘Me he excedido. Soy un mano larga’”, cuenta una fuente que ha tenido acceso a la grabación. Más tarde, ante la comisión, el funcionario, si bien negó haber manoseado a su subordinada, reconoció que en más de una oportunidad se dirigió a ella llamándola, haciéndose el romántico exacerbado, “Intensa”.

Según informa el semanario, en la SBS se formó una Comisión ad hoc para investigar la denuncia. El informe final fue de esta comisión es vergonzoso.

Está bien, pero no lo vuelvas a hacer

Resolución de la SBS

Resolución de la SBS

Resolución de la SBS

Resolución de la SBS

A pesar de que el funcionario reconocer ser un “mano larga”–es decir, que le gusta poner la mano donde nadie le ha dado permiso– para la SBS no se puede demostrar que efectivamente le tocó las nalgas. Este párrafo es indignante:

“Corresponde destacar la gravedad del hecho denunciado y la jerarquía que ostenta el funcionario denunciado, aunque también debe tenerse en cuenta que el hostigamiento sexual que origina la presente sanción no ha consistido en el supuesto tocamiento de nalgas –hecho materia de la denuncia pero no acreditado- sino en una conducta diferente pero igualmente de contenido sexual y evidentemente sancionable

Ok. Entonces, como se trata de una “conducta diferente”, la Comisión solo “recomienda la imposición de una sanción disciplinaria por tales actos, consistente en suspensión sin goce de haber”. Después el funcionario podría volver a sus funciones normales. Pero, eso sí, en el informe le piden al señor Ojeda que ya pues, que por favorcito se deje de andar tocando a sus practicantes.

“Exhortar al señor Marco Antonio Ojeda Pacheco a que en el futuro evite este tipo de inconductas, procediendo a cumplir en forma debida sus obligaciones laborales, y manteniendo una adecuada relación con sus compañeros de trabajo y subordinados”

El único consuelo para Fiorella, según dice el informe de Alonso Ramos, es que la trasladaron a un área distinta, donde las manos de Ojeda no la alcancen. En la nota también se consigna que una copia del informe se envió al Ministerio de Trabajo de Ana Jara…

Como última anécdota cabe señalar que la Superintendencia de Banca y Seguros envió una copia de este vergonzoso informe al Ministerio de Trabajo, ese que dirige Ana Jara, quien parece, convenientemente, desabastecida de clavos y agujas.

Así es, cuando se descubre a un acosador de saco y corbata y con un sueldo de 22 mil soles mensuales, solo se le da una palmadita y se le dice que eso no se hace.

Secured By miniOrange