corrupción , noticias , politica Viernes, 1 mayo 2009

Uña y mugre

unaymugre

(Reveladora columna de César Hildebrandt que no pude resistir robarme enterita, enfatizar y linkear, y a la que le agrego dos fotitos de la ceremonia, que encontré por ahí)

El doctor Alan García condecoró ayer a su secretario personal Luis Nava Guibert. Le impuso la Orden del Trabajo en el grado de Gran Oficial.

Luis Nava Guibert agradeció emocionado. El doctor García dijo que eso era lo justo. Todos aplaudieron.

Presente en la ceremonia estaba José Antonio Nava, el próspero hijo del condecorado, a quien algunos han acusado de tener privilegios especialísimos como proveedor de servicios en algunas empresas privadas y del Estado.

Una de esas empresas privadas auxiliadas por el talento de José Antonio Nava ha sido “Comarsa”, de propiedad de la familia Sánchez Paredes. Curiosamente, el doctor Alan García le vendió a la empresa “Alta Tecnología”, también de los Sánchez Paredes, una camioneta que el actual Presidente de la República compró nueva y por un precio de ganga a la firma “Maquinarias”.

Volviendo a lo de ayer, diremos que no acudió a esta celebración de la cercanía y la mutualidad el señor Rómulo León, tan relacionado, como se sabe, con el señor Luis Nava Guibert.

El 26 de julio del año 2007, Rómulo León envió este correo electrónico a su jefe Fortunato Canáan:

“Esta noche irá a cenar a mi casa Luis Nava. Ajustaremos con él algunas cosas…”

Y el 18 de octubre del 2007, el mismo León a Canáan:

“11 de octubre, Palacio de Gobierno. Reunión con el Dr. Luis Nava. El suscrito entregó cinco importantes documentos al Dr. Nava…”

Y el 21 de diciembre, mismo remitente y mismo destinatario:

“Por iniciativa de Luis Nava ayer nos reunimos con el nuevo ministro Hernán Garrido Lecca y se le transmitió la voluntad del Presidente de contar con Fortluck (la empresa de Canáan, nota de C.H.) para la construcción de hospitales…”

En otro mensaje, León Alegría le anuncia a Canáan que, para la constitución de la empresa filial que planean, hará uso del estudio de abogados de “una persona que resulta clave para nuestros superiores objetivos…” Ese estudio, como se pudo comprobar después, es el que aparece en los registros públicos como “Nava y Huesa abogados”, propiedad, por mayoría de acciones, del doctor Luis Nava Guibert, secretario de la Presidencia de la República. Quien se encargó de redactar los documentos fue específicamente el doctor Eduardo León, que figura como asociado de ese estudio.

Cuando la Comisión del Congreso le preguntó a Nava por qué había intercedido de modo tan activo en la concertación de la cita entre el ministro de Salud, Carlos Vallejos, y el dominicano Fortunado Canáan, el ahora condecorado secretario dijo que se había limitado a cumplir órdenes. Y cuando le preguntaron a qué órdenes se refería, señaló que se trataba de directivas del propio Presidente de la República, “interesado en que la construcción de hospitales marchara lo más rápidamente posible”.

Esta, en realidad, no es la primera condecoración que podrá lucir Luis Nava Guibert. En octubre del 2008, Su Majestad el Rey de España le concedió, por real decreto, la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica.

Porque cuando uno le entrega su vida a la causa de la democracia y se despoja de toda ambición para sacrificarse “por objetivos superiores” –palabras que resumen la biografía del prócer Nava Guibert-, entonces vienen los reyes y los presidentes y lo reconocen con discursos y medallas.

nava

Link: Jajajajajajaja. XD

Secured By miniOrange