literatura , sociedad Domingo, 21 enero 2007

Amenazan a Yerovi

foto: Perú.21Ah, Nicolás. Siempre le envidiaré dos cosas: su prolífico talento y esa carcajada imbatible, incombustible.

Ahora esa carcajada podría silenciarse debido a, irónicamente, su propio talento.

Como ya casi todo el mundo sabe, Nicolás Yerovi está siendo juzgado desde hace ocho años por plagiarse a sí mismo. Esta semana el juicio ha llegado a tal punto que una jueza amenaza con su “ubicación y captura”.

La información completa de la historia -más kafkiana que yeroviana- está reseñada en la carta que reproduzco líneas abajo. Juzguen ustedes.

Por lo pronto, esa carta se convertirá en una declaración pública a favor de Yerovi. Ya se está difundiendo vía e-mail y blogs. Si ustedes quieren firmarla, envíen un correo con su nombre completo y número de DNI a nicolasyerovi@hotmail.com

DENUNCIAMOS ANTE LA OPINIÓN PÚBLICA
LA PERSECUCIÓN POLÍTICA CONTRA NICOLÁS YEROVI

Los abajo firmantes manifestamos públicamente nuestra indignación por la persecución política que viene sufriendo desde hace ocho años Nicolás Yerovi, y que a la fecha se ha convertido en una amenaza de “ubicación y captura” emitida por la jueza del Sexto Juzgado Penal de Lima, Sonia Iris Salvador Ludeña, bajo el absurdo cargo de “plagiar” su propia obra.

El 5 de febrero de 1999, cuando en presencia de su propio abogado y de la autoridad del INDECOPI, el verdadero pirata confesó por escrito que había publicado y comercializado la novela Más allá del aroma de Nicolás Yerovi, comprometiéndose a no persistir en su delito.

La autoridad otorgó siete días para que el delincuente acordara con sus víctimas, Nicolás Yerovi y la editorial PEISA, el monto de la indemnización que les pagaría por daños y perjuicios.

Fue entonces que la dictadura de Fujimori y Montesinos, contra la cual Yerovi había librado una valerosa batalla sin más medios que su ingenio y su ironía, se encargó de convertir a la víctima en victimario y viceversa.

En 1999 y en el 2000, los empleados administrativos de la dictadura cancelaron el registro de propiedad inscrito por Nicolás Yerovi el 6 de junio de 1998 y le prohibieron la publicación de su novela, multándolo y poniendo por escrito sus razones con absoluto desparpajo:

La Sala ha podido apreciar que el denunciado a través de los medios de comunicación escritos -Diario la República- ha pretendido burlarse y ridiculizar las decisiones del INDECOPI así como de los funcionarios que las expidieron, llegando a poner en tela de juicio la objetividad e imparcialidad con que actúa la Autoridad administrativa. Tales circunstancias serán tomadas en cuenta al momento de fijar la multa“.

Nicolás Yerovi y PEISA demandaron al Estado por atentar contra la libertad de expresión, el debido proceso y la propiedad intelectual, pero la mafia utilizó al Poder Judicial para continuar la persecución contra Nicolás Yerovi ignorando la confesión del delincuente y los dos informes de la Defensoría del Pueblo emitidos al respecto el 15 de febrero del 2001 y el 2 de junio del 2003.

Hoy día los servidores de la corrupción pretenden utilizar nuevamente al Poder Judicial para encarcelar al periodista y acallar las diarias críticas que publica en su sección de Perú.21.

Nicolás Yerovi tiene sus cuentas bancarias embargadas, recibe amenazantes correos electrónicos de la mafia, ha sido declarado como persona no digna de crédito sin tener deudas y ha sido multado por haber denunciado pública y permanentemente a la corrupción organizada.

Esta ignominia tiene que terminar.
Protestamos enérgicamente ante la infamia que se pretende consumar contra Nicolás Yerovi, un escritor y periodista que durante los últimos treinta años ha brindado lo mejor de su talento y su alegría a los peruanos, en la época más sórdida y aciaga de la vida nacional.

Lima, 22 de enero de 2007