noticias Viernes, 26 mayo 2006

(Casi) estuve en la balacera del Cusco

no, taytachas, éste señor no soy yo. es el tercer herido de bala, el más leve. foto: EFE¿Confuso incidente? No tanto. Acabo de regresar de Cusco y, si les interesa mi versión, estos son los hechos tal cual los vi:

– Alan llegó ayer a la Ciudad Imperial para una visita relámpago. Arribó a las 10 de la mañana y se fue a las 4 de la tarde. La actividad principal fue una reunión con decenas de representantes de comunidades campesinas, entre las 11 am y las 2 pm.

– A la salida del evento, unos humalistas esperaban a la caravana aprista para lanzarle piedras. Como es usual, algunos periodistas estábamos encaramados en un vehículo de la comitiva. Esquivamos las piedras y vimos como un par de apristas se bajaban de una camioneta para buscarles la bronca a los agresores. La caravana siguió avanzando hacia el hotel Savoy -donde se alojaba Alan- y no vimos más. Las imágenes que han visto en la televisión de los humalistas arrojando piedras corresponden a este momento.

– A eso de las tres, Alan improvisó un mítin en el frontis de su hotel. Algunos humalistas quisieron infiltrarse y los militantes de la estrella los botaron a patadas. Guillermo Sora, corresponsal de Canal N, vió a una cusqueña llamada Sonia Quispillo -también militante de UPP, según sus paisanos- lanzarle un par de huevos a Alan García, con gran puntería. Sora grabó el impacto de los huevos en el candidato y la persecusión de los apristas a Quispillo, a quien luego encontraríamos internada en el Hospital Regional con varias contusiones.

– A las 3:40, Alan enrumba hacia el aeropuerto. Aquí es donde los senderos se bifurcan. Según Del Castillo, fue en este momento cuando los humalistas los emboscan a balazos. En cambio, ninguno de los testimonios que recogimos los periodistas -que perdimos a García rumbo al aeropuerto y no vimos ninguna balacera- señalan que se produjera algún disparo entonces. Tampoco lo señala el informe de la Décima Región Policial, mostrado anoche por La Ventana Indiscreta. La nota dice en su punto tres:

3.- Parte de la comitiva del candidato del partido aprista, coincidió en la zona (avenida Velasco Astete, cerca al aeropuerto) con un aproximado de veinte personas, quienes lanzaron piedras, ocasionando daños en los vehículos…

Piedras. No balas.

– En lo que sí coinciden humalistas y testigos es en que la balacera se produjo una vez que la comitiva aprista dejó a García en el Aeropuerto y regresó al lugar donde estaban los humalistas. Lo mismo dice la policía:

4.- Posteriormente cuando esta comitiva retornaba a la ciudad del Cuzco, nuevamente fueron objeto de agresiones por parte del mencionado grupo de personas, produciéndose en estas circustancias el uso de armas de fuego.

Cabe resaltar que algunos de los asustados y humildes testigos de la balacera mencionan que los disparos no vinieron de un solo lado, sino que se trató de un fuego cruzado (“ha habido un contrapunto, como guerra, ¿no?”), aunque nadie atinó a decir quién lo inició.

Sea como sea, el resultado ya todos lo conocen. Tres heridos de bala; sin contar otros nueve, producto de las grescas anteriores. Ninguno es aprista.

– Dos de los heridos de bala son humalistas. Los dos están graves. Uno se llama Álvaro Vargas Campos. Anoche, el jefe de turno del Hospital Regional, Manuel Montoya, me dijo que Vargas puede perder ambas piernas, pues fue alcanzado en las rodillas por una “ráfaga de metralleta”.

– El otro herido de gravedad -en el pecho- es el mayor de la Policía en situación de retiro, Marcos Vladimir Santos de la Gala, coordinador de personeros de UPP en Cusco. Según la versión de Del Castillo:

Cuando estábamos regresando al aeropuerto por la avenida 28 de Julio fuimos atacados por una turba de vehículos y entre esa gente emergió un sujeto que empezó a disparar, de esto es testigo la Policía Nacional y ha identificado al autor de los disparos: es un comandante de la Policía, que se llama Santos de la Gala, que es dirigente del partido de Ollanta Humala en el Cusco”.

Sin embargo, el informe de la Policía no menciona ninguna balacera camino al aeropuerto, sino al regreso, y tampoco menciona a Santos de la Gala. Por si fuera poco, anoche el coronel Jair Vásquez, jefe de la subregión policial, me dijo que el enfrentamiento no ocurrió durante el trayecto de Alan al aeropuerto, contradiciendo la versión de Del Castillo. Acabo de leer unas declaraciones suyas en las que se reafirma.

Hasta aquí los hechos concretos. Esta vez yo no opino nada. Les toca a ustedes.

Link: Alan: Hugo Chávez tiene la culpa
Link: Ollanta: Huevos no se pueden responder a balazos
Link: Toledo insta a candidatos a “no manchar” proceso

Secured By miniOrange