sociedad , webeo Miércoles, 4 noviembre 2020

6 recomendaciones de videojuegos en los que no tienes que (necesariamente) disparar a la cabeza de tus patas

Título original: videojuegos vs. la crisis existencial 

La salud mental de todos, fijo, se ha ido a la baja este año. El miedo y el aislamiento social seguro nos ha convertido a todos en unos genuinos critters llenos de ansiedad durante los últimos 6 meses.

Pero a pesar de que aún no es seguro salir a lugares o reunirnos a socializar con nuestros amigos, hay otro espacio en Internet en el que es divertido interactuar sin la toxicidad emblemática de las redes sociales: hablamos de los videojuegos.

Cuando pensamos en videojuegos de Internet, quizá lo primero que se nos venga a la mente sean juegos competitivos en los que nuestro objetivo es matar o meterle gol al oponente.

Incluso casi toda la publicidad de servicios de Internet ayuda a reforzar el concepto de que no se puede jugar en la compu a menos de que le estés gritando a la pantalla (y en el momento más emocionante se te corte Internet, obvio).

Sin embargo, durante los últimos años el crecimiento de otros tipos de juegos han empezado a tomar vuelo. Juegos en los que podemos interactuar con amigos y desconocidos sin tener que (necesariamente) dispararles en la cabeza.

Odiar a nuestro proveedor de Internet es uno esos sentimientos que todos los peruanos podemos compartir y los publicistas lo saben

Odiar a nuestro proveedor de Internet es uno esos sentimientos que todos los peruanos podemos compartir y los publicistas lo saben. Imagen: Shuterstock

Que los videojuegos sean una industria gigante debe estar claro para todos. Desde los niños rata jugando DOTA en el sótano de Arenales hasta todas nuestras mamás jugando Farmville y Candy Crush en su cel; si tienes acceso a una pantalla es casi imposible que no lo uses para jugar algo.

Hoy, la industria de videojuegos mueve más plata que la industria del cine y la industria de música combinadas (USD$120 mil millones el 2019) y con el enclaustramiento por la pandemia, el próximo año promete seguir con esta tendencia.

Este año la plataforma Steam alcanzó un pico de 24millones de usuarios activos en Marzo 2020, mientras en la mayoría de países se enforzaban cuarentenas.

Este año la plataforma Steam alcanzó un pico de 24millones de usuarios activos en Marzo 2020, mientras en la mayoría de países se enforzaban cuarentenas. Imagen:

 

No es solo que los juegos sean cómodos para entretenernos a solas o para jugar con personas a la distancia; también hay varias nuevas corrientes de videojuegos orientados a crear conexiones sociales genuinas o combatir el estrés de maneras que no siempre involucran sobrecargas adrenalínicas.

Juegos con historias, juegos terapéuticos o juegos zen. Juegos para construir y compartir, juegos abstractos, juegos que son arte y juegos que se sienten más como una juerga chacotera con amigos en vez de un juego de competencia.

Acá van algunas recomendaciones para diferentes tipos de experiencia que no implican (obligatoriamente) matar a tus amigos:

Imagen:

1. Juegos para construir y explorar

(Animal Crossing, Stardew Valley, Minecraft, No Man’s Sky)

Estos juegos fueron diseñados para reducir la ansiedad y dejar pasar el tiempo. Sin metas específicas, estos juegos se enfocan en construir un pueblito, una granjita o usar tu creatividad para construir lo que te provoque y dejar pasar el tiempo.

Traza tus propios objetivos y llévalos a cabo a tu propio paso, sin presión. A diferencia de la mayoría de juegos competitivos, los juegos para construir llevan un ritmo lento y relajado, en los que los placeres vienen a través de la exploración de los mapas, el paso del tiempo y la lenta construcción de un hogar.

Tomarte horas para construir una casita en Animal Crossing o Stardew Valley trae un sentimiento pacífico y reconfortante en oposición a las altas emociones que involucra meter un gol o ganar una carrera de carros, por ejemplo.

Más que un ‘juego’ con metas y exigencias, estos videojuegos son herramientas que nos permiten diseñar espacios en los que podemos disfrutar pasar tiempo e incluso ver lentamente  cambiar el clima en nuestros pueblitos ficticios, al que podemos invitar a nuestros amigos. Un lugar virtual donde podemos escapar un rato del mundo físico.

Imagen: Minecraft

Imagen: Minecraft

 

Además, juegos como Minecraft vienen acompañados de música espectacular que vale la pena oír incluso sin jugar el juego. Mientras tanto, experiencias como No Man’s Sky te permiten viajar a decenas de miles de planetas autogenerados, con infinitos ecosistemas y criaturas alienígenas para explorar.

En otras palabras, contenido inacabable. Buen valor de inversión, considerando que un juego que puedes jugar por cientos de horas cuesta igual de lo que solía costar una salida de dos horas y media al cine. Olvídate de las competencias y exigencias. Estos juegos son para jugar a tu propio ritmo.

Imagen:

Imagen: Difusión

2. Juegos para sospechar y traicionar 

(Among Us, Project Winter, Town of Salem, Spy Party)

Estos juegos son la socialización hecha competencia. Si dispararte en la cara con tus amigos te parece demasiado convencional, estos juegos de intriga y sospecha son una mejor opción. En ellos perteneces a un grupo que debe colaborar para cumplir alguna meta, pero uno o más del grupo puede ser un saboteador infiltrado y debe ser descubierto.

Estos juegos, en especial Among Us, se han vuelto icónicos este año debido a que trae una variación megasocial de videojuegos. La competencia ya no yace en una combinación de botones, en buena puntería al disparar o saber escoger la formación ideal de personajes sino que estos juegos se juegan casi en su integridad a través de conversaciones con tus compañeros, habilidades de intriga y manipulación social.

¿Puedes mentir?

¿Puedes descubrir los secretos de los demás?

¿Vas a poder contener la risa mientras traicionas a tus amigos?

En Spy Party juega un francotirador contra un espía. El espía debe cumplir ciertas misiones durante una fiesta, y el francotirador debe determinar cuál de los invitados es el espía y dispararle.

En Spy Party juega un francotirador contra un espía. El espía debe cumplir ciertas misiones durante una fiesta, y el francotirador debe determinar cuál de los invitados es el espía y dispararle.

Tener juegos cuya mecánica principal es que los jugadores conversen entre sí nos lleva a un nuevo nivel en el que de pronto —incluso sin darte cuenta— estás pasando tiempo de calidad junto con quienes juegas. Algo así como jugar juegos de mesa en grupo: son un evento social que no solo sirve para compartir entre amigos, sino que incluso se ha visto utilizado como herramienta de integración para grupos de trabajo y demás.

Imagen:

Imagen: Difusión

3. Juegos zen contra la ansiedad 

(Cloud Gardens, Townscraper, Everything)

Es el equivalente en videojuegos a reventar burbujitas de plástico en ese material de embalaje. Más que objetivos o retos específicos por resolver, estos juegos nos dejan flotar un rato mientras presionas botones, creas y disfrutas de la estética sin la presión de necesariamente estar dirigiendo nuestros esfuerzos a un objetivo específico.

En Cloud Gardens ordenas con vegetación los restos de un mundo post-apocalíptico, mientras en Townscraper basta saber hacer clic con el mouse para crear pueblitos imaginarios llenos de color.

Tráiler de ‘Everything’

En el caso de Everything, juego desarrollado por el artista digital David O’Reilly, tienes el objetivo extraño de ser al menos por un momento cada especie animal, planta y mineral que existe sobre en el universo. Pasas de ser un delfín a una ameba, una piedra, un átomo o una estrella, para luego ser una galaxia entera y quizá un insecto, un venado, un árbol o un pedazo de pasto.

¿El propósito?

Empatizar con cada pedazo de la existencia en nuestra realidad mientras oímos seminarios del filósofo Alan Watts sobre la vida, la muerte, el universo y el infinito. Un juego más que nada para pastrulos y quienes tengan curiosidad por tener una experiencia profunda y trascendente en un formato digital desde casa.

Imagen:

Imagen: Difusión

4. Juegos narrativos para lidiar con la muerte y depresión

(Night in the Woods, Spiritfarer, Life is Strange)

Mientras hemos hablado de juegos conceptuales y en los que avanzas siempre en tu propio camino, estos juegos son más lineales, como lo sería un libro o una película. En ellos seguimos tramas conmovedoras que nos causarán grandes emociones y la sensación de ser nosotros mismos parte de la trama.

Night in the Woods y Life is Strange ganaron premios y reconocimiento cuando salieron al mercado por tener historias tan bien desarrolladas en las que podemos sumergirnos. Ambas lidian con temas de depresión, adolescencia y post-adolescencia, familia y pérdida. Se juegan de maneras simples, moviendo a los personajes dentro de sus mundos y ayudándoles a resolver sus dramas y conflictos sin la tensión usual de luchar en guerras o contra monstruos.

Imagen:

Imagen: Spiritfarer Game

Spiritfarer, que salió recién este año, ha calzado como un anillo en el dedo para todos los que hayamos sufrido pérdidas este año tan difícil. En este juego, debes cuidar un barquito en el que alojarás a varios seres que están haciendo el cruce al más allá.

Aunque hay varias mecánicas de juego reminiscentes de platformers tradicionales como Mario Bros o Crash Bandicoot, en este juego no hay temor a ser golpeado por los enemigos, no existe una ‘barra de vida’ y realmente puedes tomar las cosas a tu propio paso mientras conversas con los personajes a los que tienes que ayudar.

Otro gran detalle es que existe un botón específico para darle abrazos a los demás personajes, cosa personalmente agradecería se incluyese en todos los videojuegos, incluso los violentos.

5. Juegos que son terapia grupal

(Kind words, Comedy night)

El mundo digital también nos proporciona nuevos canales para comunicarnos y algunos programas han sido diseñados para expresarnos de maneras específicas en las que quizá no nos atreveríamos en la vida real.

En Comedy Night tienes la oportunidad de subir a un escenario. Con el micro prendido y la cámara apagada, escogerás un avatar para que te represente mientras haces stand up o tocas algún instrumento delante de una audiencia de personas reales (que te pueden aplaudir o abuchear) también representadas a través de avatares.

Aunque una audiencia difícil pueda ser un bajón, quizá no enfrentarte a tus abucheadores cara a cara sea una buena manera de practicar antes de tomar los escenarios en el mundo real.

 

Imagen: Difusión

Imagen: Difusión

Desde un ángulo distinto, Kind Words sirve como un servicio de correspondencia anónima. La idea es escribir cartas a modo de diario, contando nuestros miedos o frustraciones a completos extraños. Los recipientes de estas cartas nos pueden escribir de vuelta, así como nosotros también podemos recibir carta anónimas, como si fuesen mensajes embotellados a la deriva en el mar, y contestarles si tenemos algún buen consejo o palabras de apoyo.

Algo bonito de Kind Words es que, aunque suene como la oportunidad perfecta para que un troll se meta y le hable pestes a todos, la comunidad y las regulaciones de algún modo han mantenido que Kind Words sea una experiencia siempre positiva.

Imagen:

Imagen: Difusión

6. Juegos de rol que son escapismo total

(VR Chat, WoW, GTA V, Neverwinter Nights)

Si más que una experiencia específica lo que buscamos es una vida total por completo, estos juegos que han acoplado sistemas de juego de rol tomadas en serio son el camino.

Aunque muchos hayamos tenido la experiencia de jugar World of Warcraft y Grand Theft Auto V a nuestro gusto, existen servidores dedicados en la que los roles se toman en serio.

En servidores de RP (roleplay) de Grand Theft Auto puedes decidir ser un taxista y pasarte un día llevando y conversando con clientes que son personas reales jugando a estar tomando un taxi. ¿Decidiste dispararle y robarle su dinero? Otro jugador real jugando a ser un policía tendrá que resolver el caso y arrestarte.

Al parecer, GTA también tiene su buena comunidad peruana Fuente: https://cutt.ly/2gDJvWZ

Al parecer, GTA también tiene su buena comunidad peruana.
Fuente: https://cutt.ly/2gDJvWZ

Lo mismo pasa en World of Warcraft, en servidores rol donde la gente tiene prohibido hablar de números, niveles u otros elementos del metajuego. La gente se conversa entre sí, simulando ser un personaje distinto a quien somos en el mundo real.

En el caso de Neverwinter Nights, un juego del 2002 basado en calabozos y dragones, existen varios servidores dedicados íntegramente al juego de rol, en la que cientos de jugadores personifican sociedades enteras en tiempo real. Literalmente, otro mundo al que podemos escapar y ser un orco guerrero, o un humano panadero si nos provoca, también.

La mayoría de juegos de rol abren esa posibilidad de jugar y realizarnos socialmente dentro de un mundo sin que necesariamente andemos buscando violencia.

Así, la mayoría de juegos independientes suelen ir tomando nuevos y variados caminos. Mientras la violencia y competencia van perdiendo popularidad como temas hegemónicos en la recreación digital, de pronto nos encontramos con nuevas experiencias. Experiencias introspectivas, simbólicas, emocionantes, artísticas y sociales. Experiencias que además tienden a ayudarnos a aprender algo sobre nosotros mismos en el camino.

 

Secured By miniOrange