noticias , politica Jueves, 17 septiembre 2020

¿Vizcarra ya se salvó? 3 pasos que explican TODO lo que puede pasar entre hoy y mañana con el pedido de vacancia

A pesar de que el pleito Vizcarra-Congreso parece haber culminado después de que se supiera que el presidente del Legislativo, Manuel Merino, intentara llegar a un acuerdo con altos mandos militares para que respalden una eventual vacancia y su posterior ascenso como presidente de la República; la guerra todavía continúa.

Pero continúa más en el ámbito legal que en el político. El Parlamento recién votará la vacancia este viernes, mientras que desde Palacio ya interpusieron dos demandas ante el Tribunal Constitucional para salvaguardar la institución presidencial ante este intento golpista.

Como es todo muy legal y muy engorroso, vamos a tratar de ponerlo en facilito para que podamos comprender lo que pasa y, sobre todo, lo que puede suceder.

For Dummies. Imagen: Útero.Pe

For Dummies.
Imagen: Útero.Pe

1. El Congreso aún tiene margen de maniobra

Su imagen ha vuelto a los sótanos acostumbrados de desaprobación, pero nada de eso importa en este asunto.

  • Este viernes el Pleno votará si vaca o no a Vizcarra.
  • Algunos congresistas y partidos que votaron a favor de la moción para vacarlo (una instancia previa a la vacancia), varios de ellos han retrocedido en su intención de remover a Vizcarra del cargo.
  • Aunque no han descartado que, en caso salga información nueva sobre Richard Swing, darían el sí a la vacancia.

Sin embargo, hoy El Comercio publicó un recuadro que proyecta lo que sucederá mañana:

Imagen: El Comercio

Imagen: El Comercio

Es decir, por ahora, ni siquiera con los indecisos se alcanzarán los votos suficientes para vacar a Vizcarra.

Así las cosas, mientras Alarcón busca debajo de su almohada nuevos motivos para reavivar el fuego de las cenizas que quedan del caso Swing, el epicentro del asunto está en…

2. Lo que decida el Tribunal Constitucional

A continuación resumiremos lo que sucede gracias a la explicación de las constitucionalistas Beatriz Ramírez y Úrsula Indacochea, entrevistadas por este Útero. El Ejecutivo ha interpuesto dos demandas ante el TC.

  • Una demanda de competencias

Todo esto tiene origen (en este siglo) en el 2000 con la caída de Fujimori. Cuando el papá de Keiko se fue a Brunei a una cumbre para luego fugarse, el Congreso hizo lo siguiente:

  • Al ver que Fujimori renunciaba a su cargo vía fax, decidieron no aceptar la renuncia sino vacarlo. El motivo era más que obvio, los vladivideos eran contundentes y Fujimori, a pesar de hacer la finta de que no sabía nada, estaba más embarrado que tú en los carnavales de los 90s. Por eso que la vacancia procedió por algo que se llama «incapacidad moral».
  • Después de este hecho, la vacancia por incapacidad moral se puso de moda en el tira y afloje de la política del país. En la época de Toledo se podía vacar al presidente por incapacidad moral con tan solo una mayoría simple de parlamentarios (50% +1). Ante la fragilidad que suponía este número, el Tribunal Constitucional decidió que para una vacancia se requerían los dos tercios del número total de congresistas, es decir, 87 votos.

Sin embargo, el TC no definió qué era o qué no implicaba la «incapacidad moral». Es así como llegamos hasta PPK y su casi vacancia y al nuevo intento de sacar a un presidente.

Entonces, ¿por qué el Ejecutivo plantea una demanda de competencias?

  • Para que el Tribunal Constitucional defina de una vez en qué casos específicos el Congreso puede usar la «incapacidad moral». Así, evitar las vacancias express por si aparecen en los posteriores congresos más merinos y más alarcones.

¿Y esto demora mucho?

Si bien es un pedido que implica el futuro del país, no es un tema que pueda esperar demasiado. El TC ya admitió a trámite la demanda y la ponente del caso será la presidenta de esa institución, Marianella Ledesma. Una vez expuesto, los tribunos tendrán que votar a favor o en contra de esta demanda y emitir un documento que marque jurisprudencia sobre este asunto.

Este TC se ha caracterizado por no decidir en el apogeo de pleitos políticos, sino después, cuando todo está calmado. Y deberíamos recordarlo. Imagen: TC

Este TC se ha caracterizado por no decidir en el apogeo de pleitos políticos, sino después, cuando todo está calmado. Y deberíamos recordarlo.
Imagen: TC

Y mientras tooooodo esto sucede y para que el Congreso no lo saque antes, el Ejecutivo ha pedido también:

  • Una medida cautelar

La medida era para evitar que el presidente Vizcarra vaya al Congreso y que el Legislativo suspenda la votación de la vacancia dispuesta para mañana viernes 18 de setiembre. Sin embargo, anoche IDL-Reporteros adelantó que la ponencia de Marianella Ledesma será para el rechazo de la medida cautelar.

  • Pero con un salvavidas: elevar el número de votos requeridos para la vacancia a 104 en vez de 87.
  • ¿Cómo lo harán? No lo sabemos, pero maso esa es la idea por ahora.

Hoy desde las 9:30 am el TC discute esta propuesta.

Hasta el cierre de este post, tenemos las siguientes certezas:

  • A pesar de que intentó no hacerlo acudiendo al TC para que le evite el roche, Vizcarra debe ir al Congreso a defenderse, o enviar a un abogado en su defecto.
  • El Congreso, así quisiera, no llegará al número mínimo requerido para una vacancia.
  • Y el TC no se va a meter en pleitos políticos y rechazará la cautelar y lo que decida sobre la demanda de competencias será, todo indica, cuando las aguas estén calmadas.

Cualquier cosita seguiremos actualizando este post.

Actualización 1:

El Tribunal Constitucional, efectivamente, rechazó la medida cautelar pero admitió la demanda de competencias. Mañana Vizcarra tendrá que defenderse en el Congreso y el abogado encargado de esa labor será Roberto Pereyra. 

Secured By miniOrange