noticias Lunes, 18 febrero 2019

Publicamos la carta de Triathlon que solicita borrar un post. Aquí nuestra respuesta

Imagen: Útero.Pe

Imagen: Útero.Pe

El lunes 4 de febrero recibimos una carta notarial enviada desde las oficinas de la empresa Triathlon SAC. Con deferencia, hemos decidido responder a dicha comunicación.

Carta Notarial Triatlhon by on Scribd

Primero:

La carta empieza afirmando lo siguiente:

  • “debemos señalar que no hemos sido notificados ni tenemos conocimiento alguno de la supuesta denuncia a la que hacen referencia en su publicación y realizadas las averiguaciones del caso, no hemos hallado indicio ni prueba alguna de la existencia de una investigación en SUNAT en nuestra contra por la venta de productos falsos o adulterados, por lo cual nos extraña que se mantenga la afirmación de que esta investigación existe, más aún cuando la SUNAT no es la entidad competente para recibir o tramitar denuncias de adulteración de productos”.

El 16 de enero pasado, en Útero.Pe consignamos la respuesta de la empresa Triathlon al reportaje en el que informábamos sobre la existencia de una denuncia en su contra por, entre otras cosas, comercializar mercadería adulterada.

En dicho post -del 16 de enero- colocamos, en más de un párrafo, lo que en Triathlon nos reportaron: que no habían sido notificados sobre denuncia alguna.

En Útero.Pe queremos recalcar que, como  periodistas, nos limitamos a informar, con documentos, las dos versiones de una historia. Y eso es lo que hemos realizado en los dos posts que se han publicado en nuestro portal sobre este tema.

Segundo:

La carta notarial de Triathlon afirma lo siguiente:

  • “(…) nos extraña sobremanera que se siga reiterando y teniendo como cierta, la versión de los supuestos denunciantes en el sentido que Triathlon SAC utiliza un sistema contable paralelo, sin prueba alguna al respecto, lo cual nosotros hemos negado enfáticamente. Dejamos constancia que una afirmación como ésta, constituye una gravísima acusación que daña nuestra imagen y nuestro bien ganado prestigio”.

Tanto en el post publicado el 24 de diciembre del 2018 como en la respuesta de Triathlon publicada el 16 de enero del 2019, en Útero.Pe no afirmamos ni negamos la existencia de un sistema contable paralelo supuestamente usado por esa empresa. Solo nos limitamos a ejercer nuestra labor periodística de informar tanto la versión de la empresa Triathlon -que asegura no hacer uso de un sistema contable paralelo- como lo que obra en la denuncia presentada en la Sunat por terceras personas.

Tercero:

Triathlon afirma, en su carta notarial, que nosotros desde Útero.Pe no nos comunicamos con ellos para escuchar sus descargos antes de la publicación del 24 de diciembre pasado.

  • “les reiteramos que pese a contar con oficinas con permanente atención al público, correos electrónicos, página web, gerentes y otros funcionarios, ni la periodista ni vuestro medio nos contactaron de manera previa a la publicación inicial para pedir nuestra versión de los hechos”.

En Útero.Pe queremos aclarar que dicha afirmación falta a la verdad. Días antes de ser emitido el reportaje intentamos comunicarnos con el señor Ricardo Cerrón, dueño de Triathlon quien, además, firma la carta notarial enviada a nuestras oficinas.

El 20 de diciembre del 2018, el equipo de Útero.Pe se comunicó telefónicamente con el número de una de las empresas del señor Cerrón. Al no lograr ubicarlo, decidimos dirigirnos a la dirección de dicha empresa. Sin embargo, todos nuestros intentos en contactarlo, fracasaron.

Por supuesto, nos respaldan los audios de aquellos intentos.

Por eso, concluimos en que la afirmación de Triatlhon y del señor Ricardo Cerrón sobre que no buscamos su versión no se condice con la realidad.

Cuarto:

Triahlon indica lo siguiente:

  • “Por lo antes expuesto rechazamos de manera tajante todas las imputaciones señaladas en vuestro reportaje y no teniendo ustedes prueba alguna de lo que allí se señala y existiendo por el contrario, graves inconsistencias en el mismo (…) procedan ustedes en un plazo no mayor de cuarenta y ocho horas a rectificar la información difundida y retirar el post inicial, incluidas las fotografías que lo acompañan, debido al grave daño reputacional (sic), comercial y empresarial ocasionado a Triathlon y al señor Ricardo Cerrón en particular”.

En Útero.Pe queremos aclarar que no es labor ni oficio de un periodista realizar imputaciones, ello es facultad exclusiva de las personas encargadas de administrar justicia, por lo que nuestro reportaje no imputa acusaciones contra Triathlon o contra el señor Ricardo Cerrón, sino que solo se limita a informar, con audios y documentos obtenidos por nuestro equipo, sobre el contenido de una denuncia.

Por todo lo expuesto, en aplicación del Artículo 2, inciso 4 de la Constitución Política del Perú que indica lo siguiente:

“Toda persona tiene derecho a las libertades de información, opinión, expresión y difusión del pensamiento mediante la palabra oral o escrita o la imagen, por cualquier medio de comunicación social, sin previa autorización ni censura ni impedimento algunos, bajo las responsabilidades de ley”.

Y en aplicación del Artículo 13 de la Convención Americana sobre los Derechos Humanos (Pacto de San José) sobre los Deberes de los Estados y derechos protegidos en su Capítulo II en referencia a los Derechos civiles y políticos:

  1. Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y de expresión. Este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística, o por cualquier otro procedimiento de su elección.
  2. El ejercicio del derecho previsto en el inciso precedente no puede estar sujeto a previa censura sino a responsabilidades ulteriores, las que deben estar expresamente fijadas por la ley y ser necesarias para asegurar: a. el respeto a los derechos o a la reputación de los demás, o b. la protección de la seguridad nacional, el orden público o la salud o la moral públicas.

Concluimos en que no es objetivo de nuestro reportaje afectar la reputación o imagen de la marca Triathlon o del señor Ricardo Cerrón, toda vez que nos hemos limitado a ejercer nuestra labor periodística amparada en la legislación: informar asuntos de interés público. Los juicios de valor y lo que ello desencadene en la opinión pública o en los entes administradores de justicia, no está bajo nuestro alcance, por lo que ni el reportaje del 24 de diciembre del 2018 ni el post de respuesta publicado el 16 de enero de este año serán retirados de nuestra web.