libertades , noticias , politica , sociedad , violencia Martes, 29 enero 2019

Enumeramos las peores excusas de los keikistas para intentar blindar a su colega acusado de acoso [VIDEO]

Los keikistas interpretan la ‘violencia’ contra la mujer antojadizamente. Suelen señalar que cualquier crítica a su lideresa o alguna legisladora es machismo, a pesar de que los cuestionamientos se centran en sus acciones desestabilizadoras y no en su condición de mujer.

Sin embargo, cuando el denunciado es algún colega de su bancada, los keikistas esconden la bandera “feminista”. Un ejemplo fue cuando la aeromoza que denunció a Mamani por tocamientos indebidos acudió a la comisión de Ética. En la sesión reservada, indicó que fue maltratada por una congresista de Fuerza Popular, que luego se supo era Milagros Salazar:

“Salí peor de lo que entré (de la Comisión de Ética) porque me sentí atacada por algunos. Una mujer sobre todo. Eso me da más pena. Es indignante, un absurdo, pero sí. Me arrepentí de ir a apoyarlos. Las preguntas de esa señora eran incisivas, agresivas, tratando de herirme más de lo que ya estoy”. 

Qué raro, nadie esperaría esa reacción de la siempre ecuánime Milagros Salazar.

Qué raro, nadie esperaría esa reacción de la ecuánime Milagros Salazar.

El caso más reciente ha ocurrido en la misma comisión, cuando se abordó la denuncia de Paloma Noceda contra el keikista Luis López Vilela, a quien Noceda acusó de haberla tocado indebidamente “con una suerte de masaje asqueroso en el cuello”.

A pesar del testimonio y de otros más que prueban el hecho, los fujis intentaron defender a López con excusas alucinantes.

El keikismo siempre tan moderno. Intervención: Útero.Pe

El keikismo siempre tan moderno. Intervención: Útero.Pe

1. Acosa porque es de Piura ¡¡!!

Freddy Sarmiento (FP) inició la justificación de López Vilela basándose en la procedencia de su colega (min. 22:30):

“En Piura hay muchas formas de saludar, muchas formas de hacerle los saludos en el cual (sic) a veces nos sentimos incómodos de ello. (…) En mi experiencia en Piura también he sufrido este tipo de de incomodidades que traen estos saludos, muy efusivos y muy frescos de los piuranos. En todo momento se habla de que ha sido un saludo incómodo y, como dice el congresista, sin connotación sexual”.

Otra de las congresistas que repitió el mismo argumento de la procedencia fue Milagros Salazar, quien no es que defienda al acosador, pero…

“El congresista López Vilela, sí pues, yo no sé si [es porque] todo el tiempo haya vivido en Piura, no lo sé, conozco muy poco en relación a ese aspecto, pero sí, él siempre es bien afable, cariñoso, saluda, pero nunca ha tenido una connotación de ser irrespetuoso, de ser mandado o de sobrepasarse…

…de repente se le pasó la mano o el saludo que él utilizó incomodó a Paloma”.

2. Si no dice “acoso”, no es acoso

Salazar, a pesar de que comentó que Noceda le hizo conocer su incomodidad varias veces, siguió justificando la actitud de López Vilela así (min. 2:00):

“[Esta comisión] no puede tomar una decisión por presión de los medios. (…) No debemos actuar por el periodicazo, por lo que dicen los medios, por lo que va a salir en las planas. (…) Paloma dice que fue un saludo incómodo (…), señala que fue un saludo que le dio incomodidad, en ningún momento habla de un hecho de acoso“.

O sea, como no dijo la palabra “acoso”, no fue acoso.

3. No importa lo que ella haya percibido

Marco Miyashiro, el Harvey Dent del fujimorismo, insistió en que Noceda siempre habló de un saludo, pero no de un acto “con connotación sexual”. Lo increíble fue la especificación que hizo para reafirmar que no hubo acoso (min. 26:50):

“Todos mencionan que la queja y la motivación de la conversación que tuvo [Noceda] en su despacho con su personal era cómo evitar ese tipo de saludo, descartando que en esos momentos haya tenido (aunque ella así lo haya percibido) esa connotación sexual. (…) Es un caso, que lo podría calificar, como un exceso de confianza”.

Es decir, no hubo acoso así ella haya percibido lo contrario. Yia.

4. Es acoso, pero no sexual

La cereza del pastel la puso Úrsula Letona, quien básicamente dio a entender que López le hizo “un masaje asqueroso en el cuello” a Noceda peeero sin ningún objetivo sexual (min. 13:00):

“Me preocupa que a esto se le esté dando una connotación sexual, porque eso es otra cosa. (…) De lo poco que conozco del derecho penal en tema de figuras jurídicas, la conducta no califica para tal, pero estaríamos dejando la puerta abierta para que esto califique como un delito de acoso sexual, que entiendo, no es. (…) El congresista López no es un acosador sexual”.

Lo increíble vino después, cuando Letona intentó voltear la torta porque los medios calificaron a López de acosador (min. 18:40):

“También al calificar erróneamente conductas y al permitir que a través de los medios de prensa se califique a un colega como un acosador sexual, también estamos siendo irresponsables, también estamos incurriendo en faltas de respeto”.  

¿ALGUIEN PUEDE PENSAR EN EL PRESUNTO ACOSADOR?

Lo que salvó la sesión fue que la mayoría de los votos (sin los de Fuerza Popular) sí acordaron recomendar al pleno la suspensión del keikista por 120 días. O sea, los keikistas se quemaron por las puras.