denuncia , noticias , politica , violencia Lunes, 17 diciembre 2018

Un programa de TV maltrata a una adolescente que denunció abuso sexual pero a nadie parece importarle

Milagros Leiva fue tendencia en Twitter durante el último fin de semana y no por ningún destape. A la conductora se le ocurrió la original idea de realizar varias encuestas para un ránking sobre los hechos más destacados del 2018. En uno de ellos preguntó cuál fue “la noticia más dolorosa del 2018”. Las humanitarias opciones fueron estas:

Imagen: Twitter

¿Lo habrá escrito llorando? Imagen: Twitter

No fue el único hecho de la semana pasada que coronó la labor profesional de Leiva. En la última edición de Hildebrandt en sus trece, la periodista Rebeca Diz criticó el programa que la conductora emitió el 12 de diciembre en ATV.

Imagen: ATV

El rostro de la madre ha sido ocultado por Útero.Pe. Imagen: ATV

En esa ocasión, presentó el caso de una adolescente de catorce años que, acompañada de su madre, denunció haber sido víctima de abuso sexual por parte de un médico del hospital Hermilio Valdizán, Gustavo Santos. El hecho merecía ser informado, pero con el cuidado respectivo que el equipo de Leiva olvidó.

En su columna, Diz resaltó por qué el tratamiento informativo del hecho fue más morboso que periodístico y por qué se expuso negligentemente a la adolescente:

  • “La niña está de espaldas, no se le puede identificar. La acompaña su madre, quien sí está de frente a la cámara. Es decir, es cuestión de segundos para que parientes, vecinos y compañeros del colegio identifiquen a la menor“.
  • “El relato de la niña continúa pero a Leiva no le parece suficiente y quiere más precisiones. Entonces le pregunta a la adolescente: ‘¿Cuáles eran los puntos de estrés que él tenía que tocar?'”.
  • “Leiva se comunicó vía telefónica con el supuesto agresor, un psiquiatra quien, por supuesto, desmintió a la menor. Para desacreditarla, el médico echó mano del historial médico de la madre, para regocijo de Leiva”.
  • “(…) el médico, quien, tras explayarse en detalles, añade, ‘la niña no fue por bullying. La niña fue porque tenía problemas tanáticos, con ideas de muerte por problemas familiares y maltrato de su progenitora'”.

Es decir, la adolescente no solo habría sido víctima de un abuso, sino que también fue expuesta doblemente a nivel nacional por el poco cuidado en resguardar su identidad y su historia clínica. 

Imagen: H13

Imagen: H13

Las leyes pisoteadas

La protección de la identidad de la adolescente

La ley es clara sobre la revelación de la identidad de los niños, niñas o adolescentes que están involucrados en estos casos: está prohibido revelarla. Es más, en agosto de este año, el decreto legislativo 1377 también prohíbe difundir la identidad de los padres:

“Cuando un niño, niña o adolescente se encuentren involucrados como autores, partícipes o testigos de una infracción, falta o delito o sean víctimas de los mismos, no se publicará su identidad ni su imagen a través de los medios de comunicación. La prohibición se extiende al padre, madre, tutor/a o a las personas que vivan con él/ella”.

Esta restricción podría pasarse por alto si existiese una autorización escrita de los padres o representantes legales, “siempre que no se atente contra el interés superior del menor”. En esta ocasión, el interés superior parece haber sido el rating.

La protección de la historia clínica

El acusado (que no era un psiquiatra, sino un residente médico de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos), para defenderse, también se despachó al contar la historia clínica de la adolescente a pesar de que la Constitución y el Código Penal protegen la confidencialidad del estado de salud de los pacientes, como lo explica Promsex en este informe:

Imagen: Promsex

Imagen: Promsex

La directora adjunta del hospital, Rosa Casanova, también refirió a Útero.Pe que la ley prohíbe que los médicos difundan este tipo de información:

“Hay un comité de Ética del Colegio Médico que tiene que ver ese caso. (…) La historia clínica es un tema reservado y por la Ley General de Salud también se prohíbe. Son datos personales que tienen carácter de reservado”.

El Ministerio de Salud nos remitió un comunicado en el que informan que Santos fue separado de la institución mientras duren las investigaciones. Además, Casanova aseguró que la Secretaría Técnica de su institución también se encuentra revisando la divulgación de la historia clínica de la adolescente para derivar el asunto al Colegio Médico.

Imagen: Minsa

Imagen: Minsa

En síntesis, una adolescente denuncia un abuso sexual, la conductora y su equipo no resguardan la identidad de la joven y permiten que el acusado difunda la historia clínica de la adolescente y la de su madre. En todo ese trayecto violaron un montón de leyes que protegen la identidad de las víctimas de abuso y peor aún tratándose de una persona que ni siquiera llega a la mayoría de edad. Si van a ayudar así, mejor no lo hagan.

Otrosí:

A la Sociedad Nacional de Radio y Televisión (SNRTV) que tiene como asociada a Andina de Radiodifusión (ATV) no se le ha parado un solo pelo por este atropello. ¿Despertarán?

Secured By miniOrange