corrupción , denuncia , noticias , politica Miércoles, 28 febrero 2018

Revisemos al detalle la historia de Odebrecht, Fuerza Popular, Jorge Barata y Jaime Yoshiyama

Las confesiones de Jorge Barata llegaron a su fin al mismo estilo que las películas de acción: con una enorme explosión de fondo. En el interrogatorio ante el fiscal José Domingo Pérez, Barata reveló el tarifario de Odebrecht en las últimas campañas electorales.

Según el exrepresentante de la brasileña en el Perú, la empresa le dio US$ 600,000 a la campaña de Alejandro Toledo en el 2011 a través de Avi Dan On, US$ 300,000 a la campaña de PPK en el 2011 a través de Susana de la Puente, US$ 200,000 a la campaña de Alan García en el 2006 a través de Luis Alva Castro y US$ 1’200,000 a la campaña de Keiko Fuijimori a través de Jaime Yoshiyama, Augusto Bedoya y el expresidente de la Confiep, Ricardo Briceño.

Jaime Yoshiyama, anunciando con alegría su candidatura a la vicepresidencia del Perú con el fujimorismo en el 2011.

Jaime Yoshiyama, anunciando con alegría su candidatura a la vicepresidencia del Perú con el fujimorismo en el 2011.

En esta publicación, como indicamos al inicio, nos enfocaremos en esta última confirmación naranja. 

1. Jaime Yoshiyama, el antecesor de Joaquín Ramírez y José Chlimper

Primero recordemos quién es este personaje. La hoja de vida de Jaime Yoshiyama Tanaka al lado del fujimorismo data desde el inicio de la década de los noventas:

  • Fue ministro de Transportes, ministro de Energía y Minas y ministro de la Presidencia a lo largo de los dos gobiernos de Alberto Fujimori.
  • Fundó el Movimiento Nueva Mayoría y compitió para la alcaldía de Lima (y perdió).
  • Y en el 2011 fue secretario general y candidato a la vicepresidencia por el partido fujimorista Fuerza 2011.
Para que lo recuerdes. Foto: Perú21

Para que hagas memoria. Foto: Perú21

Durante las elecciones del 2011, Yoshiyama cumplió el rol que luego cumplirían José Chlimper y Joaquín Ramírez al ser secretario general del partido y candidato a la vicepresidencia al lado de Keiko Fujimori. Una vez derrotados por Ollanta Humala, Yoshiyama dio un paso al costado en la jerarquía naranja. 

En el 2011, fue protagonista de un episodio que luego se repetiría con su sucesor, Joaquín Ramírez. El 4 de junio, el entonces secretario general del partido fujimorista denunció que un grupo de delincuentes se había metido en su casa para robar.

Según declaró ante la Policía, los ladrones se llevaron una computadora, dos CPU, un monitor, una laptop y otros artículos que, en conjunto, se valorizaban en US$ 6 mil. En ese entonces, como resaltamos, Yoshiyama llevaba las cuentas y finanzas de Fuerza 2011.

Tiempo después, como detalla La República en este informe, la Policía investigó el robo de los artículos pero no encontraron ninguna evidencia de que hubiera sucedido.  No encontraron huellas ni pruebas que siquiera demuestren la existencia de los artículos robados.

Lo peor de todo es que Yoshiyama no solo no se presentó a las citaciones policiales para ratificar su denuncia, tampoco se interesó por seguir con el caso.

2. Yoshiyama, el generoso y misterioso aportante naranja

En el 2016, en plena campaña presidencial, la División de Lavados de Activos de la Policía reportó a la Fiscalía la existencia de un largo listado de aportes sospechosos realizados por Jaime Yoshiyama y su familia. Estos aportes, que se calculaban en aproximadamente en S/ 1.2 millones, fueron realizados desde el 2011 (a Fuerza 2011) hasta el 2016 (a Fuerza Popular).

“Según los informes económico-financieros presentados ante la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) por la agrupación política Fuerza Popular (FP), el ex ministro del régimen de Alberto Fujimori y ex candidato a la vicepresidencia, Jaime Yoshiyama Tanaka, directamente y a través de familiares y socios vinculados a las empresas de su familia, aportó S/1.2 millones a las campañas electorales del 2011 y del 2016″.

El caso de Yoshiyama era extraordinariamente sospechoso debido al protagonismo de muchos miembros de su propia familia: su hermano, su sobrino y hasta su esposa figuraban en la red de aportantes.

“Así, en el primer informe aparecen aportantes vinculados al ex ministro fujimorista como Juan Carlos Luna Frisancho, con S/26 mil; su sobrino Jorge Yoshiyama Sasaki, con S/102 mil; y la esposa de este, Joon Lim Lee, con S/102 mil. Asimismo, se consigna como aportante a la ONG LVF Liberty Institute, representada por Luna Frisancho, con S/220 mil. La sede de esta ONG está en el estado de Delaware, en los Estados Unidos”.

Esta ilustración demuestra la complejidad de los aportes, aportantes y empresas vinculadas a Yoshiyama y el fujimorismo

Enredado, pero apuntando hacia un mismo objetivo. Ilustración de Perú 21

Enredado, pero apuntando hacia un mismo objetivo. Ilustración de Perú 21

En este caso es importante resaltar el papel interpretado por Juan Carlos Luna Frisancho, apoderado de la empresa LVF Liberty Institute: una generosa aportante de la campaña fujimorista del 2016. El caso de LVF Liberty Institute y Juan Luna fue tan escandaloso que en este útero le dedicamos una publicación especial. 

En total, desde el 2011, los aportes de la empresa de Luna Frisancho hacia el fujimorismo suman casi S/435,000 soles. Casi medio millón de soles entregados desde el extranjero que, por cierto, no pudieron ser fiscalizados por la ONPE debido a un vacío legal.

En el 2015, Juan Carlos Luna Frisancho constituyó LVF Liberty Institute. Un mes despues, la empresa recién cosntituida transfirió su primera "donación": US$65,000 a Fuerza Popular (justo el máximo permitido).

En el 2015, Juan Carlos Luna Frisancho constituyó LVF Liberty Institute. Un mes después, la empresa recién cosntituída transfirió su primera “donación”: US$65,000 (S/237,000, aproximadamente) a Fuerza Popular (justo el máximo permitido). Ilustración de La República

Con la declaración de Barata, el círculo de Odebrecht y el fujimorismo se cierra por completo. Si bien se conocían los montos aportados por Yoshiyama y los mencionados, lo que faltaba era conocer el origen del dinero. 

Hasta el momento, ni Keiko Fujimori ni Jaime Yoshiyama han desmentido lo dicho por Jorge Barata.

BONUSTRACK: Augusto Bedoya Cámere y Ricardo Briceño

Respecto a los otros nombres mencionados por Jorge Barata, quienes habrían sido el vínculo entre Odebrecht y el fujimorismo, no hay mucho que decir. Augusto Bedoya Cámere fue ministro de Transportes y activo miembro de Fuerza 2011 durante la campaña presidencial de entonces. Bedoya, según informa Caretas, estuvo investigado desde el 2007 por financiar el viaje de Alberto Fujimori de Japón a Chile en el 2005.

Keiko y Bedoya. Foto: Caretas

Keiko y Bedoya. Foto: Caretas

A diferencia de los mencionados, Ricardo Briceño, expresidente de la Confiep, declaró para Perú 21 y negó que haya recibido dinero de Jorge Barata. Según informa Convoca.pe, la Confiep ha convocado a una reunión de urgencia luego de escuchar las declaraciones de Barata.

Contrario a lo que se piensa, este no es el episodio final de la historia política de los candidatos mencionados por Barata. Este es solo el inicio.