discriminación , libertades , noticias , periodismo , redes sociales , sociedad , videos , violencia Miércoles, 27 septiembre 2017

Así es como un periodista decide hacerle el pare a la imitación racista contra las personas de la Amazonía

El periodista de Loreto, Manuel Rosas Matos, tenía su programa en radio Exitosa. Iba desde el mediodía hasta las dos de la tarde. Todo en tiempo pasado, porque acaba de renunciar a su trabajo luego de que un estrenado programa de humor imitara su acento amazónico, como lo vienen haciendo cientos de humoristas desde hace años sin que nadie les diga nada.

Imagen: radio Exitosa

Imagen: radio Exitosa

Rosas informó desde su cuenta de Facebook que presentó su carta de renuncia por “la sorna humillante de Fernando Armas”.

“Estigmatizar, llegando a ridiculizar el habla amazónico, es una de las bárbaras formas de discriminación en el país. Con eso no puedo estar de acuerdo y si eso se hace en la misma radio donde trabajo, me rebelo con la convicción de quien no puede ser un traidor a su primera patria, Loreto”.
Lo que le molestó a Rosas fue la burla a su dialecto loretano, el cual calificó de “extraordinariamente bello” y que viene siendo motivo de mofa desde hace años por distintos humoristas. El conductor se refería a esta imitación de Armas del 25 de setiembre último (min. 23:20):
Rosas, por supuesto, no es el único que está harto de las imitaciones facilistas al acento de los amazónicos. El también periodista y director de cine, Paco Bardales, contó cómo ha tenido que soportar por años “la burla y el escarnio por nuestra forma de hablar”:
«La clásica en una reunión con limeños, sobre todo, de los que se alucinaban graciositos y criollos era la imitación de la ‘Fana’ (aquel nefasto personaje representado por Edwin Sierra). “Canta, charapa”, te decían. Se reían de ti mientras te hacían el “bababababa”».
»Por décadas, hemos visto a los publicistas limeños poner a actores a imitar desastrosamente nuestro acento, a remedar el habla amazónica. Bravazo, pues. Maldito. Te lorneo, te hago parecer cojudo, pero nos reímos todos (en verdad, nos reímos de ti, pero no pasa nada, charapa, porque tú eres súper buena onda y noble)».
Debido a esta estigmatización, muchos loretanos se avergüenzan de su habla, según Rosas. Él ha renunciado “al mejor sueldo de su vida”, pero no estaba dispuesto a aceptar lo que le recomendaron los marketeros: “Me dicen que debo sentir orgullo de la imitación de Armas, que eso me ‘hará más famoso’, ‘esa es tu ventaja’, ‘vas a llegar a la tele'”.
“Qué pequeño miserable debía ser para aceptar semejante propuesta. (…)  No podemos ser ‘La radio del Perú’ humillando a las dos terceras partes del territorio nacional. Ya es tiempo de sentar precedentes y yo aporto con humildad este gesto, mi renuncia en la larga batalla para derrotar a los xenófobos disfrazados de humoristas”.
En la radio aceptaron su renuncia y recibió las disculpas de Higinio Capuñay. Ojalá don Higinio también se disculpe con todos los peruanos y cancele el programa de Phillip Butters.