libertades , noticias , politica , sociedad Viernes, 22 septiembre 2017

Esto es lo que debes saber sobre la nueva ley que preocupa a varios aspirantes a la alcadía

El Congreso viene aprobando distintos cambios a la Ley de Organizaciones Políticas (28094). Una de las reformas, que ya fue aprobada en la Comisión de Constitución el 12 de setiembre, busca que solo los partidos políticos y los movimientos regionales puedan participar en las elecciones distritales y provinciales, mas no los movimientos locales. O sea los pequeños no juegan.

Esto, evidentemente, disminuye la competencia para los partidos que hace raaaato están en muere y para los movimientos regionales, pero también ha provocado que ciertos candidatos con agrupaciones distritales o provinciales se preocupen porque podrían quedar fuera de la contienda electoral:

 

Imagen: El Comercio

No parece tan mala la ley… Imagen: El Comercio

1. El proyecto

Inicialmente, el proyecto de Alianza para el Progreso buscaba excluir también a los movimientos regionales, pero el dictamen final solo le dijo “ahorita no, joven” a los movimientos distritales y provinciales. Lo que dice exactamente el dictamen, que será debatido en el pleno de Congreso (y probablemente aprobado, considerando que los fujis ya le dieron el visto bueno en comisión) es esto:

” (…) Las organizaciones políticas de alcance regional o departamental pueden participar en los procesos de elecciones regionales o municipales. (…) En el proceso electoral municipal podrán participar las organizaciones políticas o alianzas electorales, nacionales y regionales, con inscripción vigente en el Registro de Organizaciones Políticas”.

 

Los motivos que justifican este proyecto son que los movimientos distritales y provinciales:

  1. Desaparecen una vez que ganen o pierdan las elecciones, o sea, cero fortalecimiento de partidos.
  2. Solo pueden participar en el ámbito municipal.
  3. Cada vez ganan menos elecciones, por ende, representan menos.
  4. Los requisitos para fundar un movimiento son mínimos.

2. No es la piedra filosofal

El proyecto de ley suena como la piedra que rejuvenecerá la política y que convertirá a nuestras organizaciones en partidos decentes y democráticos. Suena así porque es una de las tantas propuestas de la ONPE para reformar la ley electoral e incluso es respaldada por el expresidente del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), Fernando Tuesta, según El Comercio:

“Fernando Tuesta está a favor de eliminar las OPL. ‘A nivel local no existen organizaciones políticas, sino listas electorales que consiguen firmas, se inscriben y desaparecen apenas acaba la elección’, señaló. Tuesta aclara que esta medida es solo parte de las mejoras pendientes en el sistema de partidos políticos”.

Obviamente, esto solo es UNO de los muchos cambios que deberían efectuarse, como lo aclaran los especialistas. Eliminarlas no solucionará la crisis de partidos, como precisó el director del Registro de Organizaciones Políticas del JNE a El Comercio.

Una prueba de que un partido no es mejor que un movimiento local es Fuerza Popular: la presidenta de la comisión que aprobó el dictamen, Úrsula Letona, cuestionó que esos movimientos no sigan procesos de democracia interna para la elección de sus candidatos, cuando todos sabemos que en su partido las elecciones para elegir a su candidata son entre Keiko Fujimori y Keiko Fujimori.

Descripción gráfica de que no todo partido es un ejemplo de democracia. Imagen: La República

Descripción gráfica de que no todo partido es un ejemplo de democracia. Imagen: La República

Otro punto a favor de los movimientos locales es que están más cerca de la gente y conocen sus demandas, como lo indica el regidor Augusto Rey:

“[Los partidos] no representan a la ciudadanía ni están realmente conectados con las demandas locales. La política municipal, que por su naturaleza termina siempre siendo más próxima a los problemas diarios de la gente, no puede ser limitada tan ligeramente”.

3. Para cuándo

Decíamos que varios candidatos que no tienen partido están preocupados porque ya habían comprado sus kits electorales para formar sus movimientos y lanzarse a la alcaldía, como Enrique Cornejo, quien fugó del Partido Aprista Peruano. El exaliado de Alan García ha dicho que esta ley no puede aplicarse a las elecciones regionales y locales del 2018, porque la ley “no es retroactiva”.

Composición: Útero.Pe / Diseño: Stefanny Aquise

Composición: Útero.Pe / Diseño: Stefanny Aquise

Los especialistas electorales que se mostraron a favor de la ley coinciden con la queja de Cornejo y recomiendan que la norma se aplique recién para las elecciones del 2022. Pero si de competencia se trata, es muy probable que los partidos apelen a los refranes populares: “no dejes para el 2022, lo que puedes hacer el 2018”.