noticias , politica , sociedad Viernes, 18 agosto 2017

La ministra de Educación intenta cambiar el final de la crónica de su censura anunciada

El rumor de la renuncia de la ministra de Educación, Marilú Martens, le alegró el almuerzo a los profes que están en huelga.

Imagen: Twitter de AN

Imagen: Twitter de AN

Todo fue un rumor, pues su renuncia no se había dado. La ministra tuiteó que no había renunciado. O sea, todo seguía fresh.

Imagen: Twitter

Imagen: Twitter

El medio que difundió la noticia se disculpó por el mal dato. Lo que sí se mantiene en pie es la interpelación planteada por el fujimorismo contra Martens en el Congreso. Ella deberá asistir para responder por la huelga de profes.

Varios congresistas de Fuerza Popular, como la presidenta de la Comisión de Educación, Paloma Noceda, ya adelantaron sentencia y expresaron que Martens debió ser cambiada en julio.

A eso súmenle que hoy, Keiko Fujimori reapareció cual Zordon de los Power Rangers (detrás de una pantalla y sin ningún periodista que repregunte) para darle órdenes sugerirle cambios en el gabinete a PPK.

En el video, peor editado que el primer capítulo de Curwen, Keiko enumeró a los personajes que tenía en su lista, misma Arya Stark. La Lulú naranja rajó de las gestiones de las ministras de Educación, Salud y Justicia para luego sugerirle a PPK “una recomposición del gabinete, pues se necesitan ministros de acción”.

“Desde Fuerza Popular, ofrecemos otorgarles facultades legislativas en el tema de educación que le permitan a usted y a su renovado equipo, encontrarle una solución efectiva al problema del magisterio”.

No desarmes tu caja, Marilú. Composición: Útero.Pe

No desarmes tu caja, Marilú. Composición: Útero.Pe

Keiko ya le bajó el dedo a Marilú y tampoco es un secreto que la bankada Mototaxi se la tiene jurada desde la mecha por el currículo escolar. La huelga de maestros, que puede expresar un pedido justo, es también una excelente excusa para que los chinistas manden a Marilú a su casa de Barbie.