noticias , redes sociales , sociedad , videos , webeo Miércoles, 16 agosto 2017

Los memes pueden salvar vidas y esta alucinante historia lo demuestra

Por insólito que parezca, la cura a la enfermedad de un actor de una mundialmente conocida serie infantil de televisión ha sido financiada gracias a los miles de seguidores ganados a través de memes. Puede que al principio parezca no tener sentido, pero aquí te contamos la historia completa. 

Foto: Change.org

Foto: Change.org

1. Historia

Stefán Karl Stefánsson es un actor islandés mundialmente conocido por ser el villano Robbie Rotten de la serie infantil Lazy Town. El programa, emitido en 100 países desde el 2004 hasta el 2014, contaba la historia de Sportacus, un guardián que enseñaba a los habitantes de Lazy Town a llevar una vida saludable. Robbie Rotten, por el contrario, los inducía a consumir comida chatarra y llevar una vida sedentaria.

En octubre del 2016 Stefán hizo un devastador anuncio que confirmaba los rumores: los médicos le detectaron cáncer de páncreas. Desde entonces el actor se retiró de los escenarios y se dedicó por completo a su recuperación.

Fuente: Facebook The Official Page for LazyTown

Stefán, como Robbie Rotten. Fuente: Facebook The Official Page for LazyTown

En octubre de ese mismo año, Mark Valenti, guionista y amigo del actor, empezó una campaña profondos a favor de Stefán. Los costos para el tratamiento del cáncer eran demasiado altos por lo que publicó su caso en GoFundMe.com.

“Como Robbie Rotten de Lazy Town ha repartido risas alrededor del mundo. Él ha creado una fundación para prevenir el bullying. Es un incansable defensor de los niños con necesidades especiales. Pero ahora Stefán Karl necesita de nuestra ayuda”.

El apoyo económico empezó a llegar de todas partes del mundo, sin embargo, parecía no servir de mucho. Valenti publicó este comentario en la página profondos.

“A pesar de los mejores esfuerzos de su excelente equipo médico islandés y el heroísmo personal de Stefan, no hay cura aparente. Siempre hay procesos experimentales, y serán tejidos en la tela del cuidado de Stefan si es posible”.

Fue a partir de entonces que Internet llegó al rescate de Stefán. 

2. We Are Number One

Mucho antes de que Stefán anunciara su enfermedad, un videoclip de Lazy Town protagonizado por su personaje Robbie Rotten se hizo viral en Internet. El videoclip titulado “We Are Number One” (Somos los número uno) se había convertido en uno de los videomemes más populares de YouTube.

Este es el videoclip original de Lazy Town

Al enterarse de su enfermedad, miles de usuarios en Internet convirtieron el video en videomemes que lograban, literalmente, millones de millones de visitas. Estos usuarios, anónimos y fanáticos de Robbie Rotten en su mayoría, colocaban el enlace profondos de Stefán en la descripción de cada video. Estos son algunos de los videos más populares.

We Are Number One versión Primera Cruzada

We Are Number One versión propaganda de Rusia Soviética

We Are Number One versión japonesa

En conjunto, estos tres videos consiguieron 7.5 millones de visitas. En total se han hecho cientos y se siguen publicando hasta hoy. Gracias a la enorme repercusión y difusión del caso de Stefán se han recolectado US$ 163,324 para su tratamiento contra el cáncer. Esta cuenta todavía se encuentra disponible y todavía acepta donaciones.

En diciembre del 2016, aprovechando la visita de sus excolegas de Lazy Town, Stefán transmitió en vivo un video en agradecimiento a todas las personas que colaboraron con su tratamiento. El actor confesó no entender por qué se había convertido en una tendencia tan extraña en Internet pero que había visto cada video y todos le habían gustado. Como era de esperarse, junto a sus viejos amigos de Lazy Town, Stefán volvió a interpretar a Robbie Rotten y cantó We Are Number One para todos sus seguidores.

3. Increíble victoria contra el cáncer

En junio del 2017 parecía que todo había llegado a su fin. La esposa de Stefán anunció que el cáncer de Stefán había llegado a su fase final: “La enfermedad está avanzada, está en el cuarto nivel, y la esperanza de vida se ha reducido significativamente”. Parecía que ya no había nada más que hacer.

El propio Stefán comenzó a compartir mensajes con los que parecía despedirse

También compartió fotos suyas en el hospital durante el tratamiento

Pero lo imposible ocurrió: el cáncer desapareció. Stefán confirmó en una entrevista para el medio islandés RUV que “la maldita enfermedad había desaparecido”. 

Aunque el rastro del cáncer haya desaparecido, el intérprete reconoce que podría volver: “Hasta que vuelva, cuando quiera que sea, espero que nunca. La vida es ahora. Es casi un milagro que siga aquí”.

Si bien la enfermedad podría volver, Stefán asegura que se siente mejor que nunca y que el mal lo ha obligado a repensar su vida y a hacer lo que de verdad quiere hacer. El actor asegura que su mejora se debe en gran parte al ejercicio y a los 20 kilómetros que recorre diariamente en bicicleta. Este es el primer o el más grande caso de financiamiento de tratamiento contra el cáncer a través de memes en Internet.