corrupción , denuncia , noticias , politica , violencia Jueves, 25 mayo 2017

Mira cómo Chuck Gorriti noquea en su última columna a los fujimoristas y apristas que lo insultaron

Después del nuevo tráiler de Game of Thrones, la columna de Gustavo Gorriti en Caretas será lo más épico y sangriento que verás esta semana. El Chuck Norris maestro del periodismo fue quien la semana pasada reveló que Marcelo Odebrecht confesó que su compañía también otorgó dinero para las campañas de Keiko y del Apra, pero que eso debía confirmarlo Jorge Barata.

Horas después de la nota de Gorriti, Keiko confirmó que conocía a Jorge Barata. Imagen: Útero.pe

Horas después de la nota de Gorriti, Keiko confirmó que conocía a Jorge Barata. Imagen: Útero.Pe

En horas de la tarde, el Ministerio Público lanzó un comunicado en el que informaba genéricamente sobre el interrogatorio a Marcelo Odebrecht y al final le lanzó una indirecta a Gorriti:

“Por la confidencialidad de la diligencia no se puede dar a conocer ningún detalle de la misma, por lo cual se lamenta algunas versiones en la prensa que no se ajustan a la verdad”.

Muchos, léase apristas y fujitroles, aparecieron para chancar a Gorriti porque aseguraron que su revelación era falsa. Hoy nuestro líder de la Orden del Fénix maistro les ha contestado en su columna semanal de Caretas. Antes de leerla te recomendamos ponerte el traje que Christian Bale utilizaba en American Psycho para no ensuciarse con tanta sangre.

jorgecatyillo

La Fiscalía es de los mortífagos

El director de IDL-Reporteros escribió una columna en la que explicaba que las delaciones premiadas que aplica la justicia brasileña es lo más efectivo que se usa en estos casos para que caiga toda una red de corrupción:

“Esta, la delación premiada, es quizá el arma más poderosa en la lucha contra el crimen organizado, de cuello blanco o de manos rojas. Su premisa es sencilla: a mayor y mejor confesión, menor castigo. Los resultados son, a veces, poco estéticos pero casi siempre útiles. Un criminal puede salir libre, o más de uno, pero la organización es desactivada o destruida”.

El periodista, que fue pionero en investigar antes que nadie el caso Lava Jato, indicó que esta estrategia podría ser muy bien utilizada en el Perú si tuviésemos una “Fiscalía básicamente competente, con coherencia funcional, sin rivalidades extremas o disonancias estridentes”.

Esa Fiscalía no existe.

Nuestro papi Gorriti hizo un recuento del comunicado de la Fiscalía (al que llamó “estúpido”) y de cómo luego lo atacaron quienes se sintieron heridos por haber denunciado a Keiko y al Apra.

“En la noche, especialmente luego de mi intervención en el programa “A bocajarro”, con Christian Hudtwalcker, se desató una frenética ofensiva de trolls fujimoristas y apristas; una pestilencia digital que recordó bien lo más torvo e infame de la prensa chicha de Montesinos”.

Gomeados. Imagen: Útero.pe

Gomeados. Imagen: Útero.Pe

El golpe de los 5 puntos (bueno, de los 7)

quesada

Gorriti tuvo que responder “a todo el escuadrón de zorrinos” que afirmó que “la única fuente de mi reportaje había sido Wilfredo Pedraza, el abogado de Nadine Heredia, y que yo había sido manipulado por él para distraer la atención de sus defendidos y dispersarla en el Apra y Fujimori”:

“Yo jamás revelo mis fuentes, pero no tengo problema en describir métodos. No estuve en Curitiba, de manera que tuve que esforzarme más en reportar lo que sucedió. Tuve por lo menos tres fuentes diferentes de un acto en el que estuvieron:

1) Odebrecht;

2) sus tres abogados;

3) el fiscal Martello;

4) los tres fiscales peruanos;

5) los dos abogados peruanos;

6) un asesor brasileño;

7) una traductora”.

El periodista indicó que su versión (sobre que Keiko y el Apra recibieron un ‘apoyo’ económico de Odebrecht) “fue contrastada por lo menos con un fiscal peruano antes de publicarla”. Además, le dedicó un párrafo especial al Apra:

“De los nombres más o menos conocidos que participaron en esa ofensiva de mofetas digitales, pude reconocer a algunos que han perdido, a lo que se ve, hasta el último asomo de vergüenza. Ahí estuvo, por ejemplo, Omar Quesada, don Cofopri, nada menos; y Jorge del Castillo, don Petroaudios, entre otros”.

gorriti2

Su último golpe para paralizar el corazón de don Cofopri y don Petroaudios es este:

¿Tanto los arañó que Odebrecht hubiera mencionado a Keiko Fujimori y al Apra?

Vayan acostumbrándose, porque vendrá más.

¿Informar sobre eso distrae la investigación sobre Humala?

Hay que ser idiota para sostenerlo.

Captura

La nota acaba con más gomeada contra los que hubiesen preferido que Gorriti haya callado ese dato sobre Keiko y el APRA:

“Solo una mente enferma, cretina o, más probablemente, cínica y maligna puede rechazar nueva información en un proceso investigativo”.

Si la descripción que Gorriti calza con las características de ciertos excandidatos presidenciales es pura coincidencia. O no.