noticias Lunes, 5 diciembre 2016

Este nuevo libro explica la situación del APRA y hace un balance (poco alentador) de la gestión de Alan García

Moisés K. Rojas vivía a 5 cuadras de la Casa del Pueblo en Breña. Durante su adolescencia las canchitas de fútbol de su barrio estaban ocupadas o eran peligrosas. Era jugar en la pista o en la losa del local aprista de Alfonso Ugarte. La casualidad lo llevó al lugar donde no solo iniciaría sus pichangas, sino también su investigación sobre el funcionamiento del partido más antiguo (y quizá más odiado) del Perú: el Partido Aprista Peruano (PAP).

15327657_10210127126826947_487465823_n-1

Imagen (Moisés): Exitosa / Composición: Útero

Rojas, sociólogo de la Universidad San Marcos y actual regidor de Lima por el PAP, reunió los resultados de su investigación en una tesis que recientemente se convirtió en el libro “Este es el APRA, ¿qué les parece?”. Contrariamente a lo que se cree (por haber sido escrito por un simpatizante de la estrella), el libro recolecta testimonios, encuestas y documentación que desnudan el  accionar cotidiano del APRA y, por supuesto, el de Alan García.

Ricardo Bermúdez, un joven aprista de 27 años, señala lo siguiente en el libro:

“Siento que al APRA después de Haya le falta ternura. Hoy él no está y se ha quedado el hermano mayor tirano. García nos trata como a sus sirvientes. Alan nos trata mal”.

14731291_10209754043100087_6765638427437838718_n-1

Así eres tú, así eres tú. Toda la vida me tratas mal. ♫ ♫  Lalala Imagen: Santiago Barco Luna

El partido

— Cuando leía el libro en el carro, las personas veían que era uno sobre el APRA y me miraban feo, ¿a qué crees que se deba?

Bueno, el APRA es un partido o un fenómeno social bastante polarizador. Casi casi no hay tibiezas con respecto al APRA. Este libro ha intentado salir de esa mirada del antiAPRA o proAPRA. He intentado que este libro sea lo más científico social posible, lo más riguroso.

— Tú no eres militante, pero sí simpatizante. Aún así, tu llegada al APRA es pura casualidad (el caso de las canchitas).

Gran parte de las explicaciones de las militancias tienen que ver con cosas no racionales, sino con circunstancias y casualidades. Por ejemplo, cuando fui a un mitin del APRA en el 2006, quedé fascinado por la parafernalia del partido. Algo particular estaba funcionando en relación a la logística aprista. Ese es el argumento que intento exponer en el libro. El APRA no es el partido que atrae por su ideología, sino que es un partido de espacios, de logística, de parafernalia, de rituales.

— Dices en el libro: “Se ve claramente que lo que para otro es una traición para los apristas es un virtud: acomodarse a los cambios”.

Una parte importante para entender al APRA es que es un fenómeno oral, por eso importan más lo que digan los caudillos que lo que escriban. En el APRA no existen anclajes textuales que hagan inamovibles sus cambios de acciones políticas. Eso es importante para entender cómo es que el APRA, a pesar de haber tenido alianzas con la derecha y de haberse comportado (a veces) como izquierda, tiene un grupo de gente adherida.

— Alan García debe sentir que hace muy bien con todos esos cambios a lo largo de su trayectoria política.

Más que por la postura del fenómeno, él cree que está haciendo bien más por el ego que lo caracteriza. Si tú revisas las cifras y la legitimidad que tiene el APRA, te das cuenta de que los 30 años que Alan gobernó el APRA son para el olvido.

cure29nota-4

— Mencionas que los apristas se consideran democráticos, pero que eso no excluye que validen el uso de la fuerza.

El APRA es un partido de casi 100 años y gran parte de su cultura política la ha formado en épocas en que la política no excluía la violencia. No diría que eso se mantenga, pero aún hay ciertos elementos de los orígenes del APRA.

— Cuando dices que aún existen elementos de violencia, recuerdo a los búfalos de mi universidad (Villarreal), donde hasta hace dos años golpeaban a los estudiantes de izquierda.

En mis tres años de trabajo de campo, lo más violento que vi fue cuando sacaron a botellazos a Mauricio Mulder del Congreso del 2010 en la Casa del Pueblo. Quizá tenga que ver porque la violencia está expresada entre apristas y no apristas, que no es el fenómeno que investigué. Sin embargo, creo que no es algo que se mantiene al 100%, pero hay algo de continuidad en esas expresiones de violencia.

— Cuentas que un militante renegaba porque él era un hombre honrado que no tenía por qué compartir partido con los ‘injertos’. ¿Qué te parece esa percepción que muchos tienen de que el APRA está rodeado de corruptos?

El APRA fue un partido que estuvo años buscando ser gobierno. Apenas llegó al gobierno en el 85, hubo demasiadas ansias por entrar a ocupar cargos. En una entrevista, Mantilla contaba que incluso se inventaban oficinas. Fue una avalancha de apristas que permitió que se infiltren apristas con prácticas delictivas. Esto además se ve apañado por la distorsión del discurso de la fraternidad. El APRA debería crear un comité independiente ético para que realice un filtro.

¿El dueño del partido?

ppfinal

“Alan García sesionaba (el partido) desde una universidad privada”. Imagen: RPP

— En un pie de página aclaras que el Partido Aprista Peruano (PAP) es una rama del APRA, ¿el Partido Aprista no es el APRA?

No. El Partido Aprista no es Alan.

— ¿Eso es lo que intentas demostrar en el libro?

No, no es que intente demostrar. Eso es lo que sale porque la información de campo es bastante clara sobre eso.

En una típica comparación entre Haya de la Torre y Alan García, el militante Eduardo Requena cuenta en el libro una conversación que tuvo con García:

— Alan: Yo he llegado dos veces a la presidencia.
— Eduardo: ¿Ah sí? Pero nadie ha muerto por usted. Al menos no voluntariamente.
— ¿Qué has dicho?
— Lo que me ha escuchado. Uno ya está más allá de todo cuando alguien está dispuesto a dar su vida por él. Es muy fácil que alguien mate por uno, pero es muy difícil que alguien muera por uno. Y por usted no ha muerto nadie.

— Explicas que lo mediático influye en la militancia aprista, ¿por qué, entonces, mantuvieron a García como candidato en las elecciones pasadas a pesar de las denuncias como los “narcoindultos”?

No es que lo mantengan en el liderazgo del partido, él es el que sostiene orgánicamente el partido. No existe todavía una fuerza capaz [de sacarlo]. Ha habido intentos, como el de Enrique Cornejo, pero Alan solito no se va a ir de esta casa. Si estuviera en manos de los compañeros, muchos le dirían que se vaya a su casa, pero él está en una estrategia de resistencia y de desgaste de los otros liderazgos.

— Un hecho curioso es cuando cuentas que Alan García no era tema de conversación entre los militantes apristas en la Casa del Pueblo.

Este libro también funciona como un balance de la gestión de García en el APRA. Alan dejó el piloto automático en el Partido Aprista y trajo problemas. Ahora vemos cómo están abandonados los locales partidarios, las juventudes, las escuelas de cuadros jóvenes. Es una práctica de ausencia. (…) García sesionaba desde una universidad privada. Las reuniones partidarias se llevaban a cabo en estas instalaciones.

— Si mencionas que la estrategia de Alan es resistir y desgastar a los otros líderes, ¿cuál crees que es su plan? ¿Quedarse?

Sí, probablemente. Acuérdate que en el 85-90 Alan se fue en camilla porque el gobierno fue bastante malo, pero volvió a ser presidente (2006). Imagino que esas sorpresas que te pasan una vez en la vida queda en tu registro y crees que se puede repetir. No me sorprendería que él imagine que puede volver a ser presidente.

EL PRESIDENTE ALAN GARCIA, ASISTIO A LA INAUGURACION DEL NUEVO CENTRO DE CONTROL DE TRANSITO AEREO DE CORPAC, EL ACTO SE DESARROLLO EN LA ZONA SUR DEL AEROPUERTO INTERNACIONAL JORGE CHAVEZ, EN EL QUE PARTICIPARON EL MINISTRO DE TRANSPORTES Y COMUNICACIONES, ENRIQUE CORNEJO; EL PRESIDENTE DEL DIRECTORIO DE CORPAC; HUGO TELLO CASTILLO; EL PRESIDENTE DE LA EMPRESA INDRA PERU, BEN SCHNEIDER Y OTRAS AUTORIDADES. ESTA EDIFICACION, CUENTA CON UN SISTEMA AIRCON 2100, QUE ES LA ULTIMA GENERACION EN ADMINISTRACION DE CENTROS DE CONTROL, EN EL QUE SE PROCESAN TODOS LOS PLANES DE VUELO PRESENTADOS POR LAS COMPAÑIAS AEREAS .

García apoyó más a Castañeda en las últimas elecciones municipales. Imagen: Perú.21

— ¿Es Enrique Cornejo el reemplazo de García?

Es el que tiene más probabilidades de ser el próximo secretario general del partido y claramente no es de la línea de Alan García.

— Muchos no confían en Cornejo por haber sido ministro de García.

Como todo en la vida, hay momentos de cercanía y de distancias. Evidentemente, si eres ministro tienes que ser alguien de confianza, y lo ha sido. Pero desde el 2014 hay una distancia entre ambos que se vio reflejada en los hechos. Alan García apoyó más a Castañeda en las últimas elecciones municipales.

bancada-aprista-en-pcm

Para preocuparse. Imagen: Peruanos News

— ¿Qué te parece que los 5 congresistas apristas del Congreso coincidan demasiado con el fujimorismo?

Me da mucha pena, porque además veo que no tienen liderazgos progresistas, a pesar de que tienen militancia progresista. Es bien triste que el APRA no tenga cuadros que manejen temas como la unión civil, temas laborales o coyunturales como esto de la “ideología de género”. Lo peor de todo es que están muy cercanos a un fujimorismo vinculado al narcotráfico y al autoritarismo. Eso sí es para preocuparse.

Este es el APRA. ¿Qué les parece?

Secured By miniOrange