noticias , periodismo , politica , sociedad Martes, 16 agosto 2016

Shirley Meléndez no está sola, PPK ya anunció medidas para su caso

Shirley Meléndez Yrigoyen, de 25 años, fue al hospital Almenara para ser atendida por un problema de cálculos renales. Ella imaginó que la operación, que consta del retiro de pequeñas piedras acumuladas en los riñones, sería simple y terminaría pronto. Lo que jamás imaginó es que saldría del hospital sin manos ni piernas.

13912595_646286902205019_257870414159029781_n

Foto: Facebook Shirley Meléndez

1. Historia

Shirley fue intervenida tres veces por sufrir de cálculos en ambos riñones y parecía que ya estaba fuera de peligro. Pero a los diez días de la operación tuvo que volver de emergencia pues le dijeron que, de acuerdo a una tomografía, aún tenía los cálculos. Tras esto, se le colocó un catéter hasta el riñón y fue por esto que a las pocas horas comenzó a sentirse mal. Los médicos le dijeron que había sufrido un cuadro de infección generalizada. Tuvo que ser inducida al coma para ser intervenida.

Luego de esto, le tuvieron que cambiar el catéter para que la fiebre que la aquejaba desaparezca, pero tras ello los médicos le informaron a sus padres que el tejido de las manos y de los pies estaba necrosado (muerto) y debían someterla a la amputación de piernas y manos. Todo esto es contado con más detalle en el reportaje del último domingo, realizado por Cuarto Poder.

Puedes ver el reportaje desde el minuto 01:34:15

2. La respuesta de los médicos

Los médicos -como suele suceder en estos casos- niegan cualquier tipo de negligencia y aseguran que no hubo «ni mala intención ni mala práctica médica». Cuando América Noticias preguntó si por una infección urinaria se puede terminar así, ellos contestaron así.

«Por supuesto. Si usted no trata la infección urinaria y se deriva, puede pasar a una sepsis (respuesta sistémica abrumadora y potencialmente mortal a una infección), y la sepsis es una falla multiorgánica, y usted se muere [por ello]».

El jefe de Urología en el Almenara, el médico José Arias, aseguró que un problema como el de Shirley no puede ser controlado ni en Perú, ni en Estados Unidos, ni en Europa. También, los urólogos del Almenara calificaron a Shirley como una paciente con tendencia a formar cálculos renales.

«En pocas horas entró en shock, por el tipo de germen y también por el tipo de paciente, colonizado por gérmenes previos. Ella viene de la calle infectada».

Por lo pronto, Virginia Baffigo, presidenta ejecutiva de salud, aseguró que ya se inició una investigación sobre el caso que durará 14 días.

médico

El jefe del Servicio de Urología, José Arias. Imagen: Captura América TV

3. Shirley desmiente

Shirley asegura que nunca se le explicó por qué debían amputarle sus extremidades. Es más, ella misma grabó una reunión que sostuvo con Freddy Pacheco, uno de los médicos tratantes, en la que él al parecer le da a entender que el catéter que le colocaron estaba infectado. Sin embargo, Essalud no confirma esta versión y asegura que Pacheco debe responder por sus palabras. El médico internista de la clínica Ricardo Palma, Julio Cachay, explicó a El Comercio que en el caso de Shirley, había que actuar rápido.

“La amputación es un riesgo constante en casos de infección, por lo que la respuesta médica debe ser inmediata”.

shirley-melendez-se-desempenaba-como-anfitriona-y-dobladora-de-voces-para-dibujos

¿Cuántas más Shirleys habrá en el país? Imagen: Captura

Virginia Baffigo, presidenta de Essalud, entidad a la que responde el Almenara, se reunió ayer con Shirley para ofrecerle asistencia especializada y correr con los gastos para que la joven adquiera unas prótesis. Pero hoy, en Canal N, Shirley recordó que desde junio viene reuniéndose con las autoridades de EsSalud y desde esa fecha no le dan una solución concreta a su problema.

Mientras tanto, Shirley asegura que tiene que cubrir sus gastos médicos y de movilidad, que solo le han depositado mil de los S/43 mil soles que según ella le prometieron para cubrir su atención médica, y que aún sigue con los cálculos que supuestamente los médicos ya le habían sacado.

«Que quede claro que yo no llegué a ningún acuerdo con EsSalud. Yo ya hace dos meses tuve una reunión con dichos directivos, garantizaron mi atención médica y luego me fallaron dejándome de lado a pesar de que yo necesito urgente una intervención quirúrgica porque aún tengo los mismos cálculos que ellos dejaron por descuido o malas prácticas».

Además de asegurar que en Essalud prohibió poner América TV y Canal N en sus salas de espera, los conductores del programa periodístico D6a9 informaron que Essalud aún no cumplía con la ayuda económica prometida para Shirley Meléndez dada la amputación de sus piernas y sus manos.

¿Qué tan poca empatía hay que tener para dejar desamparada a una persona afectada por una posible negligencia médica? ¿Qué esperaban que haga Shirley durante todo el tiempo que dura la investigación? Las buenas noticias llegaron hoy, cuando PPK se manifestó sobre el caso.

4. PPK: «Necesitamos mejorar nuestra salud«

El presidente Pedro Pablo Kuczynski manifestó su indignación por el caso y anunció que el estado apoyará a Shirley Meléndez.

«Quiero expresar mi absoluta indignación por lo que le ha pasado a Shirley Meléndez, de Amazonas, que vino por un tratamiento de cálculos renales en Essalud y ha terminado con amputaciones de las dos piernas y de parte de los brazos. Es absolutamente escandaloso que tengamos este tipo de tratamientos médicos. Han habido casos antes de gente que le amputaron la pierna equivocada. Necesitamos mejorar nuestra salud. Vamos a compensar a Shirley, pero nos vamos a cuidar de que nunca más ocurra este tipo de cosas absolutamente inaceptables en un país moderno. Shirley, tienes mi simpatía por lo poco que vale, pero el estado te va a apoyar».

Se supone que en 14 días se terminarán las investigaciones y se concluirá si fue una negligencia médica o no. Pero eso solo quedaría para el registro. Es inaudito que una persona que vaya al hospital para realizarse una intervención tan pequeña como un retiro de cálculos salga del mismo sin piernas y sin manos. En serio, suena a un mal chiste. Lo más triste es que no es la primera vez que escuchamos este tipo de situaciones ocurrentes en el servicio de salud pública. ¿De verdad tenemos que andar asustados? ¿Puede que vayamos a sacarnos una muela y terminemos sin extremidades? Esperamos y exigimos que Shirley Melendez reciba TODA la ayuda necesaria y el hospital cumpla con lo prometido. No podemos permitir que existan casos así.

Secured By miniOrange