denuncia , noticias , politica , violencia Domingo, 29 mayo 2016

Kenji y Hiro Fujimori no quieren pagarle a un anciano por el terreno que usa su empresa LIMASA

Limasa. Foto: La República

Limasa hoy es Integrated Global Logistics S.A.
Foto: La República

Limasa, la empresa que protagonizó un escándalo de drogas hace unos años -que sorprendentemente no tuvo más que algunos detenidos-, y en la que los accionistas mayoritarios son el actual reelecto congresista Kenji Fujimori y su hermano Hiro Fujimori, le debe una fuerte suma de dinero a un modesto anciano cuyo terreno, en el Callao, es usado como almacén, pero por el que no les da la gana de pagar.

¿Por quéeee?

¡Kenji maldito, págale al viejito!

Step by step. El señor Jorge Colán Lévano vive en el Callao en una humilde casita con su familia, sus ingresos dependen de su pozo de agua. Tiene 60 años, habla con dificultad y cojea de una pierna. Es posesionario de un terreno agrícola, de una extensión de cinco mil metros cuadrados, que queda justo al costado de los almacenes de Limasa, hoy bajo el nombre de Integrated Global Logistics S.A.

1. La visita de Hiro

Los hermanos malignos. Foto: La República

Los hermanos malignos.
Foto: La República

Según la investigación a cargo de los periodistas Obi Wan Kenobi Edmundo Cruz y Luke Skywalker Daniel Yovera, para La República y Poder.Pe, en octubre del 2012, Limasa quiso ampliar el área de su negocio y buscó alquilar un segundo terreno. El espacio que ocupaban en ese entonces y hasta ahora -60 mil metros cuadrados- se lo alquilan a Inmobiliaria Parques Oquendo.

En-ese-sentido, mi tío Jorge Colán cuenta que el mismísimo Hiro Fujimori lo contactó para que les alquile su terrenito de 5 mil metros cuadrados.

“El terreno de Colán se sumó a las 6 hectáreas (60 mil m2) que ya ocupaba Limasa para sus actividades en la avenida Néstor Gambetta del Callao, desde agosto del 2009”.

2. La disputa

Obviamente, entre la empresa de los Fujimori y el señor Colán, firmaron un contrato (9 mil dólares mensuales de alquiler) por dos años y este se cumplió a cabalidad durante 11 meses hasta que…

Para ese momento -setiembre de 2013-, Colán venía disputando la propiedad de su predio precisamente con la inmobiliaria Parques Oquendo, en otro proceso judicial de prescripción adquisitiva.

“Pero ésta no le fue favorable a Colán porque no cumplía los plazos de permanencia ininterrumpida e inobjetable en el lugar, como establecen las normas. Su posesión era cuestionada cada cierto tiempo por la inmobiliaria”.

El pleito con la gigante Inmobiliaria Parques Oquendo no le permitía ser considerado titular de la posesión, por esa razón, en setiembre del 2013 le dejaron de pagar por el alquiler y atentos a este párrafo:

“El negocio de los hermanos Kenji y Hiro Fujimori le informó que dejaría de abonarle la renta mensual por el arriendo de los 5 mil metros, acatando así una exigencia expresa y notarial que le había hecho Parques Oquendo”.

O sea que Parques Oquendo se pelea con Colán por el terreno, mi tío no puede ser titular absoluto de la posesión y la empresa gigante le dice a la de los Fujimori que no le pague al viejito.

Mmmmm ¿maleado, no? Pero el tío Colán la siguió luchando.

3. Colán dignidá

Se malean. Le hicieron la de Genaro. Foto: La República

Se malean. Le hicieron la de Genaro.
Foto: La República

Javier Colán demandó a Limasa para que le pague.

Aguanta ¿acaso ya el Poder Judicial no había cuestionado su posesión?

Eso fue meses después, atento a esto:

“En el momento de la suscripción del acuerdo, Colán estampó en el documento su condición de “poseedor-propietario” porque, para entonces, el Poder Judicial aún no resolvía el proceso de prescripción adquisitiva que enfrentaba con la firma inmobiliaria.

Además, el agricultor consignó en el documento firmado los números de las partidas registrales de la Superintendencia Nacional de Registros Públicos que acreditaban su condición de posesionario. Cualquiera que haya querido obtener más información sobre la situación legal de Colán –léase los abogados de Limasa– solo tuvo que haber recurrido a los Registros Públicos de Lima y Callao”.

Con todas las de la ley, el juez del Tercer Juzgado Civil del Callao, Robert Calderón, le dio la razón al agricultor el 5 de octubre del 2015 y ordenó:

“Llevar adelante la ejecución forzada contra Logística Integral Marítima Andina SA, a fin de que cumpla con pagar US$ 183,750”.

Bien jugado.  Imagen: La República

Bien jugado.
Imagen: La República

Todo bien hasta ahí, la mala noticia es que a Colán hasta ahora no le pagan.

¿Quéeeeee?

O sea, buscan al viejito, le alquilan el terreno, le dejan de pagar porque la gigante Parques Oquendo se los dice, el Poder Judicial les ordena que cumplan con la deuda, pero no hacen caso y lo peor:

A Parques Oquendo tampoco le pagan por el terreno.

¿O sea que Limasa está haciendo uso de 5 mil metros cuadrados gratis?

Sí.

“La empresa no le paga a Colán, pero tampoco le abona dinero a la que reclama la propiedad del bien, Inmobiliaria Parques Oquendo. Esto último fue confirmado para este informe por Milton Carpio Barbieri, el abogado de la inmobiliaria”.

No cabe duda que el negocio familiar de los Fujimori no tiene piedad ni de un anciano.