noticias , periodismo , politica , violencia Martes, 1 diciembre 2015

Si a ti también te INDIGNA que llamen «activista» a Lori Berenson este post es para ti

La ciudadana norteamericana y exemerretista, Lori Berenson, quien cumplió su condena en el Perú por pertenecer al desaparecido grupo terrorista MRTA (Movimiento Revolucionario Túpac Amaru), abandonará pronto el país, ante este hecho, ofreció una entrevista al diario La República, en donde pidió perdón a todos los peruanos por su paso por esa agrupación criminal.

Imagen: captura de pantalla La República

Imagen: captura de pantalla La República

Quisiera expresar mi hondo pesar por las víctimas del conflicto armado interno en el Perú, al que estuve vinculada por mi colaboración con el MRTA. Lamento profundamente lo sufrido por todas las personas afectadas directa o indirectamente por el conflicto; y a las personas que se han sentido afectadas u ofendidas por mis palabras o mis actos, les pido perdón.

Lori Berenson fue condenada a 20 años de prisión por el delito no de terrorismo sino de Colaboración con el terrorismo. Si bien ella no cometió ningún acto que infunda terror en la población, que es básicamente el significado de «terrorista», asume, a juzgar por sus declaraciones para La República, la responsabilidad y culpabilidad de los actos sangrientos que el MRTA cometió a lo largo de su historia.

Pero ¿qué detonó la ira colectiva?

La noticia de que Lori Berenson al fin cumplía los 20 años de condena que le fueron impuestos y que el siguiente paso era su expulsión definitiva de nuestro país, llegó, cómo no, a los medios internacionales. La nota que más llamó la atención fue esta:

Imagen: captura de pantalla NBCNewYork

Imagen: captura de pantalla NBCNewYork

El periodista y editor de la agencia Associated Press (AP), Frank Bajak, tituló así la noticia sobre Berenson: «Activista norteamericana retorna a casa en New York luego de cumplir condena de 20 años en Perú».

¿KHÁAA? ¿dijo «activista» y no «terrorista»?

De arranque, el titular provocó la ira, la indignación y el malhumor colectivo. Aquí mostraremos ejemplos de los comentarios sobre la página web de NBC New York. Algunos, incluso, retan al medio y al periodista a llamar «activistas» a los miembros del Estado Islámico (ISIS o Daesh).

Imagen: captura de pantalla NBCNewYork

Imagen: captura de pantalla NBCNewYork

Al interior de la nota, el experimentado periodista explica que, según el informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), de las 70 mil muertes registradas en los 20 años de conflicto armado interno en nuestro país, el MRTA es el causante del 1.5 por ciento del total de esa cifra.

¿Por qué no decirle «terrorista»?

Foto: Andina

Foto: Andina

El tratamiento en caso de grupos terroristas para las agencias internacionales es distinto al de un medio local. Existe, para esto, un manual de estilo. Pero vayamos por partes:

1. No es terrorista (legalmente)

Terrorista es quien hace un acto que infunde terror y Lori Berenson -legalmente- no califica como tal porque su condena no especifica ese hecho.

2. Por seguridad

Associated Press (AP) y la inglesa Reuters tienen la red más grande de corresponsales a nivel mundial. Incluso en países del Medio Oriente que están actualmente en guerra. El manual de estilo o el código de ética indica que no pueden referirse con el calificativo de «terrorista» a grupos que estén en contra del Estado de derecho y es, básicamente, para salvaguardar la seguridad de los corresponsales en esos países. Se cambia el término por «rebeldes» o «grupos insurgentes».

3. Lori Berenson en los ojos de USA

Para AP tratar el tema Lori Berenson es altamente delicado. La imagen que Estados Unidos tiene de quien formara parte del MRTA, es, para decirlo en un idioma coloquial «una hippie que se fue a hacer activismo y terminó envuelta en un problema con la justicia». Sucede que Berenson antes de llegar al Perú estuvo en El Salvador, en donde hacía activismo a favor del grupo opositor (en armas) al gobierno de ese entonces. Se trataba del Frente Farabundo Martí para la Liberación que es, en la actualidad, el partido de gobierno.

No es el único caso de supuesta «omisión» del término «terrorista»

Cuando pasó lo de las torres gemelas, las agencias de noticias no decían que se trataba de «terroristas», para hablar sobre los responsables de estos actos, sino de «grupos rebeldes» ¿cuál era el fin? proteger a sus corresponsales.

Es más, cuando una agencia de noticias internacional cubre los ataques que hasta hace poco eran más seguidos en la zona del Vraem, a Sendero Luminoso lo denominaban y denominan hasta ahora como «grupo rebelde».

Incluso, las agencias de noticias internacionales llaman a los terroristas del ISIS como «militantes del Estado Islámico», miren esta captura que hicimos sobre una foto de Reuters:

Imagen: Reuters

Imagen: Reuters

La BBC también omite el término «terrorista» al referirse al ISIS.

Imagen: captura de pantalla BBC

Imagen: captura de pantalla BBC

Pero hay que hacer una diferencia

Si bien el artículo de Frank Bajak podría argumentar que se ciñe a los manuales de agencia internacional, aún queda en debate colocarle a Berenson el cintillo de «activista» ¿se refiere a que fue activista en El Salvador? debería mencionarlo.

Los medios locales estadounidenses sí han caído en el error, desde aquí podríamos llamarlo de ese modo, de minimizar los delitos que Lori Berenson cometió en el Perú.

Así, en marzo del 2011, la revista dominical del New York Times (NYT Sunday), publicó una nota sobre Berenson en donde por poco y se omiten los actos por los que fue condenada a 20 años de cárcel.

Imagen: captura de pantalla NYT

Imagen: captura de pantalla NYT

Ese mismo año -2011- el exembajador de Estados Unidos en el Perú, Dennis Jett escribió en el Huffington Post, una respuesta a la nota del NYT Sunday titulada «Cuando nosotros lo hacemos, no es terrorismo». Aquí pueden ver la crítica completa, que se centra, básicamente, en reprochar que los medios locales de Estados Unidos minimicen los actos de terror cometidos por sus propios ciudadanos en otros países. Nosotros reproduciremos la última parte a modo de reflexión:

«El escritor del artículo es un novelista, no un periodista, así que quizás era inevitable que se prestara más atención a los aretes de Berenson y al color de sus pantalones que de lo que hizo y su responsabilidad por ello. Y olvidarse de tener una discusión más amplia sobre cómo las sociedades reaccionan a las amenazas terroristas y de los excesos cometidos por sus dirigentes cuando se les da la oportunidad de explotar el miedo de su gente. Puesto que vivimos en una democracia, y eso es algo que implica a todos nosotros, eso es algo que preferiríamos no pensar».

Lori Berenson ha abandonado el país después de haber sido expulsada. Su paso por el Perú será recordado junto con todo el trauma que los hechos de violencia provocados por los grupos terroristas y la respuesta de las Fuerzas Armadas dejaron en el imaginario colectivo. En todo caso, el olvido o, en este caso, la omisión, hacen daño a una sociedad como la nuestra, que aún no termina de cicatrizar sus heridas.

Secured By miniOrange