corrupción , educación , noticias , politica , sociedad Miércoles, 30 septiembre 2015

Este es el post que César Acuña no quiere que leas, chibolo UCV

Otro roche de raza distinta

Como sucede con otras universidades peruanas, existía una página de Facebook llamada Confesiones UCV, realizada por los mismos alumnos de la Universidad César Vallejo, propiedad del líder de Alianza para el Progreso (APP), César Acuña. Hace unos días, esta página mostró un examen que pedía (con fines “académicos”, obvio) que le hagan una campaña gráfica publicitaria a la candidatura del dueño de esa universidad.

345def_ConfesionesUCV

Captura: Exitosa

Esta es la imagen original que mostraba esta página de Facebook: 

CPsm2iCWgAIz53B

¿Qué? ¿gratis? Imagen: Facebook Confesones UCV

¿Es legal hacer esto? Es normal que muchas universidades, institutos y colegios realicen preguntas similares pero esta ya se pasa de paloma. Cesar Acuña no solo es dueño de la universidad sino que ya ha demostrado que no tiene ningún reparo en utilizarla para sus fines políticos. 

“Así lo revelan unas fotografías a las que Perú21 tuvo acceso y en las que se observan camionetas, combis y hasta un camión con su imagen y el logo de Alianza para el Progreso (APP). Las tomas se hicieron la quincena de julio en la cochera de la sede central.”

Ahora, realizar “preguntas” en los exámenes de la universidad con fines no aclarados, no queda como una simple incidencia si analizamos otro artículo de la ley universitaria. 

Artículo 116 – Bienes y beneficios

  • Los bienes y beneficios de la universidad privada se rigen por los parámetros siguientes:
  • 116.1 Los bienes de la institución universitaria se usan exclusivamente para los fines universitarios, y constan en las partidas correspondientes en caso de ser bienes registrables.
  • 116.2 Los excedentes generados por las universidades privadas asociativas no son susceptibles de distribución o uso fuera de lo previsto por la presente Ley; no pueden ser distribuidos entre sus miembros ni utilizados por ellos, directa ni indirectamente.

Y aquí hay otro artículo del Código Penal que puede servir para una acusación formal por usar bienes de la universidad con fines políticos:

Artículo 190 –  Apropiación ilícita común

  • El que, en su provecho o de un tercero, se apropia indebidamente de un bien mueble, una suma de dinero o un valor que ha recibido en depósito, comisión, administración u otro título semejante que produzca obligación de entregar, devolver, o hacer un uso determinado, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de dos ni mayor de cuatro años.

¿¿¿Se pronunciará el Jurado Nacional de Elecciones??? ¿¿Y la SUNEDU, también conocida como Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria??? Como decía Confesiones UCV: ¿hasta se puede llegar?

Por cierto: Confesiones UCV (que tenía miles de seguidores) ya no existe en Facebook. Diríamos que no queremos pensar en que se trata de una represalia. Pero de Acuña ya vimos que podemos esperar lo que sea.

 

Y se le viene el juicio oral:

Sin título

Denuncias como cancha.

Mientras tanto, el candidato que ya acumula seis graves denuncias, se encuentra en más aprietos que nunca. Después de la difusión del video “Plata como cancha”, el Noveno Juzgado Penal de La Libertad anunció, mediante una resolución judicial, el inicio del juicio oral contra Acuña por el delito de inducción al voto. 

¡Invocamos al ahorrador de megas!

En caso que no lo hayas visto, el video muestra al actual gobernador planeando su candidatura para la gobernación de La Libertad en las elecciones del 2014 de una manera no muy legal que digamos. Una investigación de la agencia INFOS para PODER y LaMula.pe, nos detalla cómo Acuña habría utilizado subsidios del municipio para obtener votos de los más necesitados.

  • “En 2013, se reveló un video de una reunión de partidarios de Alianza para el Progreso (APP) con Acuña en el que él mismo hacía referencia al pago de estas subvenciones. “A 10 mil familias, una vez al mes, les vamos a dar un paquete de dinero mensual. […] 10 mil familias por cinco votos cada una, ahí tendríamos 50 mil votos”, se le oía decir.”

Por fin se le ha abierto un juicio por este caso. Ahora sí, puedes decirlo con más ganas, Acuña, “esto no se trata de mí, se trata de ustedes”. 

Secured By miniOrange