cibercultura , politica Lunes, 24 agosto 2015

No con mis palabras. Gobierno peruano justifica #LeyStalker plagiando a los activistas.

Desde Colombia, escribe Juan Diego Castañeda*

gps

Hace una semana Miguel Morachimo, director de la ONG Hiperderecho, me escribió contándome que habían plagiado un texto mío en la exposición de motivos de un decreto legislativo recientemente presentado por el Ejecutivo en Perú. “Tendrá que ser algo bueno”, pensé, porque he publicado críticas a la retención de datos y la prohibición del cifrado de las comunicaciones”. Sin embargo, me equivoqué.

Miguel estaba hablando del Decreto Legislativo 1182 que establece la facultad de una unidad de la Policía Nacional del Perú para acceder a la geolocalización de teléfonos celulares. De paso, impone también a los prestadores de servicios de telecomunicaciones el deber de “conservar los datos derivados”. De ahí que el decreto sea más conocido como Ley Stalker.

Si se trataba de justificar la retención de datos ¿por qué me habían plagiado? El artículo que escribí sobre el tema y que apareció en el Digital Rights LAC, se propone criticar el régimen de retención de datos colombiano porque es insuficiente para garantizar una adecuada protección al derecho fundamental a la intimidad, porque no cuenta con los controles necesarios para evitar abusos por parte de las autoridades y porque cinco años es un período exagerado para lograr los fines que se propone la ley.

En mi opinión, el principal problema del plagio que hizo el Ejecutivo peruano es que transformó el sentido de lo que originalmente trataba de decir respecto a la retención de datos, pues sólo copiaron la explicación de esta medida y no las críticas. Lo que escribí fue sacado de contexto y usado para un propósito diametralmente opuesto. La falta de cita del escrito original es incorrecta, quizá por negligencia simplemente se aprovechó mi explicación para hacer algo que cualquiera que sabe del tema puede hacer, pero en este contexto es además abusiva, principalmente porque evitó que los lectores de la exposición de motivos conocieran algunas críticas a la medida que el gobierno está tratando de justificar.

Lo que no quedó en la exposición de motivos de la Ley Stalker es que la retención de datos supone serios problemas de intimidad. No sólo por las razones que menciono en el artículo plagiado sino porque entre otras razones, como explicó Katitza Rodríguez de la EFF, los metadatos revelan aún más información que el contenido de las comunicaciones en sí mismas y porque estas bases de datos que el gobierno obliga a los prestadores a mantener tienen un punto débil: pueden ser atacadas o reveladas accidentalmente.

Para la Fundación Karisma, la acción del gobierno peruano es un contra ejemplo de lo que deberían ser los procesos democráticos y, como bien dice Carolina Botero, que un gobierno simplemente copie y pegue textos para justificar estas medidas demuestra que nuestras políticas públicas están lejos de ser el producto del intercambio de argumentos entre todas las partes interesadas. Lamentablemente, mi escrito fue plagiado para justificar una medida que no deja tranquilo a nadie.

 

*Abogado e investigador del grupo ”Derecho, Internet y Sociedad” de la Fundación Karisma (Colombia). http://karisma.org.co/

Secured By miniOrange