economía , noticias , sociedad Miércoles, 4 diciembre 2013

Dos millones y medio para la Iglesia Católica en el 2014

Miren lo que nos encontramos en Facebook:

 

¿Vieron? Resulta que el lunes, se publicó la ley de presupuesto para el sector público para el año fiscal 2014. Es decir, cómo va a gastar su plata nuestro Estado el próximo año. En el anexo A, llamado «Subvenciones para personas jurídicas«, aparecía el recuadro que ven arriba.

Y, como ven, la Iglesia Católica recibirá más de dos millones y medio de soles de subvención. Dice La Mula:

¿Dónde está lo curioso? En la comparación a las subvenciones que recibirán instituciones destinadas a la investigación, ciencia y educación. Aquí solo algunas:

Academia Nacional de Ciencias S/.100, 000

Academia Peruana de la Lengua S/.255, 275

Academia Nacional de Medicina S/.250, 000

Sociedad Geográfica de Lima S/.860, 000

Vean de nuevo. Todas estas subvenciones juntas no alcanzan al monto que recibe la Iglesia Católica. Pero claro, la culpa de que estemos últimos en PISA es de Combate.

Estos pagos a la Iglesia no son novedad. Las investigaciones realizadas por Marco Huaco, abogado especialista en el tema eclesiástico, revelan que Perú desembolsa al año más de medio millón de dólares sólo en salarios para obispos y otras autoridades de la Iglesia Católica.

Retrato Marco Huaco

Este señor es Marco Huaco, el terror de Cipriani. Foto: Velaverde

Hace unos meses, Huaco explicó a Velaverde cómo funciona la financiación de nuestro Estado laico  a la Iglesia: 

Ade­más de personal eclesiástico, hay una serie de cargos que no tienen que ver con la Iglesia, cuyos sueldos son paga­dos con nuestros impuestos. La pla­nilla eclesiástica incluye a tres archi­veros, siete guardianes, seis pilotos de lancha (¿?) y doce monaguillos, entre otros cargos algo disparatados.

Son en total 1,030 personas en 54 cargos, que representan un total de S/.150,604.55 que el Estado paga cada mes, es decir, S/.1’808 mil so­les anuales, que salen literalmente de nuestros bolsillos. También hay 10 becas “Cardenal Juan Landázuri Ric­ketts”, de S/.450 mensuales cada una, un total de S/.54,600 anuales. Asimis­mo, los contribuyentes pagamos las pensiones de jubilación vitalicias de todos los obispos y arzobispos, por un monto hasta ahora desconocido. Ninguna de estas remuneraciones está afecta a impuestos.

Es decir, no solo el dinero que recibe la Iglesia sale de nuestros bolsillos, sino que –según el especialista– la Iglesia no paga ningún tipo de impuesto.

Como todo el mundo sabe, la Iglesia Católica es la única religión que recibe un sencillito de nuestros bolsillos, gracias al Concordato que firmamos con el Vaticano en 1980. Y, adivinen: no tiene fecha de caducidad. Como tiene carácter de tratado internacional, solo puede ser derogado por el Poder Ejecutivo. Hasta ahora, ningún Gobierno se ha atrevido a hacerlo.

iglesiameme

Secured By miniOrange