narcotrafico , noticias , politica , violencia Martes, 4 agosto 2009

Secce

dire040809pol2Para ponernos en persepectiva, porque este no es un ataque más: San José de Secce queda a sólo dos horas de Huanta, el pueblo natal de Magaly Solier.

Lo que sucedió en la madrugada del domingo no fue una emboscada a una patrulla desprevenida caminando en medio de la foresta. No, esto fue una ofensiva en toda regla: Secce no es un pueblito aislado, es la capital del distrito de Santillana. El medio centenar de terroristas ingresó hasta la Plaza de Armas del pueblo y atacó la base de la DINOES.

Mientras pasaron las horas, algunos detalles espeluznantes se han revelado: el puñado de policías que valientemente resistió el ataque ni siquiera contaba con radio:

Los efectivos solo están provistos de teléfonos celulares corporativos  “Claro” de cuatro dígitos, pero no pudieron pedir ayuda inmediata porque deben cruzar la calle al costado de la posta médica para poder conseguir una buena señal. Desde la base policial es imposible conseguir enlazarse con el exterior.

Elías Navarro, corresponsal de La República, fue el primero en llegar a Secce y confirmó que el refuerzo a la policía llegó ocho horas después del ataque. Y eso que, como publica hoy Correo, ya existían reportes de inteligencia advirtiendo que este ataque podría ocurrir. La revelación más insólita la trae Ana Núñez, confirmando que el Plan VRAE está descabezado desde hace dos meses, desde que Simon despidió al jefe político civil del plan.

El Comercio ha publicado una infografía realmente didáctica de cómo está la situación (click para ampliar)

vrae

Dice Álvarez Rodrich:

El ciclo lo conocemos bien los peruanos: policías muertos, lamento, crítica y pronto olvido hasta que, en unos meses, se repite nuevamente. El ocurrido en la base ayacuchana de la Dinoes es el cuarto atentado de este tipo desde el año 2006, aunque esta vez ‘el móvil’ parece haber estado más cargado hacia el lado del objetivo militar y no del narcotráfico por la naturaleza del puesto policial atacado.

Los huantinos están asustados. Para ellos la memoria de la violencia es muy reciente y ya no está tocando sus puertas, sino metiéndose por la ventana. Por supuesto que esta vez la situación es distinta, que es más narcoterrorismo que senderismo y bla bla. Igual ayer murieron tres policías y dos familiares suyos. Miren lo que encontré en una web de Sendero Luminoso:

…el bautizado “operativo definitivo” [del gobierno] fue un parto de los montes y más ruido que nueces se prueba fácilmente, pues fracasó en sus fácilmente comprensibles objetivos: erradicar la acción armada, destruir las organizaciones armadas populares y aniquilar el Partido en la región afectada; y que nada de esto lograron fluye fehaciente de recordar que el 10 de diciembre, dentro del propio estado de emergencia y operativo que aún no había concluido, se produjo el asalto al puesto policial de Totos y otras acciones que inmediatamente siguieron en la región ayacuchana y que remató con la resonante acción de San José de Secce.

No, no fue escrito ayer. Pertenece a un volante de Sendero de 1981. Digo, nomás.

Link: El gobierno subestima a Sendero (La Mula)
Blogs: José Alejandro Godoy, Sonia Luz Carrillo, Jacqueline Fowks, Claudia Cisneros