economía , noticias , politica Jueves, 18 diciembre 2008

La crisis llegó llegó

carlin_grande181208.jpg

Vía RPP, ayer:

El presidente de la Sociedad Nacional de Industrias (SIN), Eduardo Farah, señaló a RPP que unas 60 mil personas perdieron el empleo durante los últimos seis meses principalmente en los sectores textil e industrial, razón por la cual pidió celeridad en la ejecución del plan anticrisis.

Esta mañana Raúl Vargas se rió de las cifras, por alucinantes. Así que luego, Farah, en Canal N, admitió que había exagerado pero contó que él conocía de cerca el caso de, al menos, tres empresas que habían despedido a 20 mil trabajadores (¡!) y que, hablando con unos empresarios amigos, había calculado la cifra total que él seguía considerando cercana a la verdad.

Mientras tanto, en otro lado, el presidente se declaraba en contra de la reducción de salarios propuesta por algunos empresaurios y, por fin, abandonó los discursos triunfalistas:

García Pérez refirió que no pide a los empresarios perder dinero, pero si sacrificar las ganancias que iban a tener el próximo año con el objetivo de mantener la fuerza de sus negocios.

“Cuando hay una situación de crisis, especialmente cuando una empresa tiene problemas, lo primero que debe pensar es trabajar sin ganar ese año, sin tener utilidades para mantener su producción, sus instalaciones y el numero de trabajadores más capacitados”, declaró al ser consultado por RPP.

Ya, sin vainas. Va a ser un año duro.

Varias mineras han cancelado proyectos que estaban programados para el 2009. De hecho, ya disminuyeron su “aporte voluntario” (ahí está, las consecuencias de la informalidad, de no ponerse fuerte con los mineros y atracar una limosna nomás. Campodónico was right).

Los medios -nuestra parcela de Internet incluida- tiemblan ante la inminente reducción de inversión publicitaria (de hecho, hay rumores de que una empresa de medios -una grande- va a despedir a más de cien personas antes de que termine enero).

Las remesas (o sea, la plata que envía tu tío que vive en New Jersey) han sido las primeras afectadas, tal como lo calculó el Banco de Crédito (desmintiendo informaciones del gobierno). Ojo que no es poquito: las remesas son la tercera o quizás la segunda fuente de ingresos para el país (equivalente al 40% del total de inversiones extranjeras).

El CEPAL ha dicho hoy que “el ciclo de bonanza de Latinoamérica llegó a su fin“. Por suerte, el mismo informe indica que el Perú parece ser el país que mejor soportará la tempestad. Pasu. Imagínense cómo les irá a los demás.