corrupción , politica Jueves, 3 julio 2008

Los galones del general

donayre.jpgBuenaza la columna de hoy de Fernando Vivas, Un chascarrillo, mi general, sobre el Comandante General del Ejército, el criollazo Edwin Donayre. Léanla completa, que está llena de datos; aquí unos extractos:

…de un tiempo a esta parte, al general de la risa se le está agriando el carácter. Replica a la prensa acusándola de hacer perversas generalizaciones sobre el Ejército y ya no llama en buen tono: se puso bravo cuando el mismo «Cuarto poder» denunció que su secretario, el general Javier Bouroncle, habría ayudado el empresario Mario Nieto McEvoy a vender ilegalmente la arena de un terreno del Ejército.

Tampoco ha explicado, aunque sea contando un chiste, por qué mantiene bajo su mando al comandante Federico Cuadra, comensal del célebre almuerzo con Agustín Mantilla en el restaurante Fiesta y por qué condecoró al director de «La Razón» tras darle en sus páginas tanto palo al ex ministro de Defensa Allan Wagner, propulsor de reformas cívicas y del desarme. (En su lugar entró Ántero Flores-Aráoz, campechano como él, aunque no lo gana contando chascarrillos). (…)

El mismo Congreso, en abril de este año, aprobó la Ley 29219, que amplía de 35 a 38 años el tiempo de empleo militar antes del pase a retiro, justo para que Donayre y su promoción tengan unos años más de vida activa. Lo han ratificado en su cargo hasta fin del 2008 y, luego, lo más probable es que pase a ser jefe del Comando Conjunto.

Y esto sin contar su participación en el escándalo de la gasolina (según Gorriti, «el mayor caso conocido de corrupción militar en lo que va de esta década»). Y se quedará hasta el 2009. O más.

Secured By miniOrange