periodismo , sexo , sociedad , videos Miércoles, 2 abril 2008

La noche de Magaly

cabrejos020408ok.jpgIncreíble. Mónica Cabrejos ha empezado con buen pie su carrera periodística. Primero Laura Bozzo y, ahora, se le viene la noche a Magaly. Ha demostrado, con documentos, que una de las ampayadas de Magaly viajó a Trujillo -escenario del ampay- con el jefe de la «unidad de investigación» de la Urraca:

Los documentos dan cuenta de una serie de coincidencias en la reserva y en la compra de los pasajes aéreos de Lenith Menéndez [alias «Gata Fiera», ampayada con el esposo de Sara Manrique, Manuel «Tenchy» Ugaz ] y de Julio Stein, jefe de la unidad de investigación de Magaly TeVe -efectuado el 29 de febrero en la agencia de viajes BCD Travel-, lo que demostraría que ambos personajes habrían tomado contacto en la capital.

Entre las coincidencias, Cabrejos mostró que Menéndez y Stein hicieron la reserva de sus boletos el 19 de febrero, con una diferencia de 16 minutos. El pago de los boletos se registró con 2 minutos diferencia, y el embarque en el aeropuerto se efectúo con un minuto de diferencia. Asimismo, los tickets tienen numeración correlativa y en el avión estuvieron separados solo por dos asientos. Su retorno a Lima se produjo el mismo día: 3 de marzo.

Y nada. Esto es vox populi hace años. Saquen la cuenta nomás de cuánta bataclana se ha hecho famosa luego de un ampay de Magaly. Es parte del bisnes, pues: «Ampáyame con fulano de tal. Tú obtienes tu primicia, yo obtengo titulares.» Win – win situation. Rational choice, diría Tanaka.

¿Pero esto es de verdad sorprendente? Como con la Bozzo, muchos consumimos Magaly sin ninguna expectativa de credibilidad (¡cuántas cosas se saben en el mundo de la tele y el deporte que Magaly no ha dicho jamás!). A la hora del análisis, me quedo con el morsa:

Igual al caso de Bozzo, Magaly se presentó luego como la protectora de la familia, de la honra de las mujeres engañadas, etc. De esto también habíamos hablado antes: El magalismo/laurismo es un discurso conservador, machista, enmascarado en una supuesta defensa de las mujeres, en un falso feminismo (como bien señaló Rocío Silva hace algunas semanas).

Ahora, ¿esto es pasible de sanción por el ANDA? Difícil. Y también difícil que Sara Manrique gane el juicio (¿con qué cargos?) que entablará a Magaly TeVe. A ver qué pasa.

Secured By miniOrange