cine , literatura , videos Viernes, 27 abril 2007

“¡No soy zen, carajo!”

wata2.JPGFeliz frase de José Watanabe (cortesía del comentarista habitual Luis). También me pasaron el siguiente párrafo, extraido de una entrevista de Balo Sánchez León y Federico Tumi:

“No trato de hacer reflexiones filosóficas sino tan sólo describir una situación. Muchas veces tengo el tema, la idea, pero no tengo el escenario. Busco ese escenario -quizá sea una distorsión que me viene por hacer cine- en la pintura, en la arquitectura; a veces mis lecturas de química o sociología me dan la clave, el escenario que necesito para el tratamiento. Creo que mantengo desde siempre cierto espíritu del haiku: escribir sin dramatizar, describir algo sin sacar conclusiones y dejar que el lector tenga la posibilidad de conmoverse ante una situación que yo simplemente muestro”.

Sigamos recordando al Wata con un poco más de su obra. A continuación, vía Cinencuentro, una verdadera curiosidad: el cortometraje “Una pequeña mirada”, dirigido por Danny Gavidia y basado en textos de Watanabe.
POEMA TRÁGICO CON DUDOSOS LOGROS CÓMICOS

Mi familia no tiene médico
                                        ni sacerdote ni visitas
y todos se tienden en la playa
saludables bajo el sol del verano.

Algunas yerbas nos curan los males del estómago
y la religión sólo entra con las campanas alborotando los
          canarios.

Aquí todos se han muerto con una modestia conmovedora,
mi padre, por ejemplo, el lamentable Prometeo
silenciosamente picado por el cáncer más bravo que las
          águilas.

Ahora nosotros
                    ninguno doctor o notable
en el corazón de modestas tribus,
                    la tribu de los relojeros
                    la más triste de los empleados públicos
                    la de los taxistas
                    la de los dueños de fonda
de vez en cuando nos ponemos trágicos y nos preguntamos
          por la muerte.

Pero hoy estamos aquí escuchando el murmullo de la mar
que es el morir.

Y este murmullo nos reconcilia con el otro murmullo del río
por cuya ribera anduvimos matando sapos sin misericordia,
reventándolos con un palo sobre las piedras del río tan
          metafórico
                                        que da risa.

Y nadie había en la ribera contemplando nuestras vidas hace
          años
sino solamente nosotros
los que ahora descansamos colorados bajo el verano
como esperando el vuelo del garrote
                              sobre nuestra barriga
                              sobre nuestra cabeza
                                        nada notable
                                                  nada notable.

(en: Álbum de familia, 1971)

INTESTINO
(homenaje a J.E. Eielson)

Qué hace ese intestino
Dormido en una cama
Recogido
Como un animal rosado

Sueña que sale del cuarto
Después de la lluvia
Por la ventana dorada

Se estira y curva
En el horizonte
Como un arco iris
Multicolor por supuesto

En los lejanos extremos
Ollas de barro
Repletas de monedas de oro
Oro del que amanece solo
Y con borborigmos
Oro de pobre
Mierda.

(en la revista more ferarum, 2000)

ORGASMO

¿Me dejará la muerte
gritar
como ahora?

(en: Banderas detrás de la niebla, 2006)

Leer: “Chagall”, posteado por Sonia Luz Carrillo
Leer: “El Lenguado”, posteado por Paco Bardales
Leer: “Jardín Japonés”, posteado por Amdrés Paredes
Leer: “Animal de invierno”, posteado por Guille da Maus
Leer: Una antología mínima, posteada por Fernando Obregón
Y más en la cholósfera…

Secured By miniOrange