cine , politica , violencia Viernes, 3 noviembre 2006

La historia real detrás de Mariposa Negra

foto: CARETASLa película de moda se llama Mariposa Negra, la más reciente mazamorra de Francisco Lombardi.*

La mayoría de reseñas consignan que el film está basado en la novela Grandes Miradas, de Alonso Cueto. Ninguna registra que la novela fue inspirada, a su vez, por un hecho real: el asesinato del juez César Díaz Gutiérrez.

En la web de Caretas, para variar, es imposible encontrar la crónica de Ramiro Escobar sobre la extraña muerte. Pero el Archivo de Internet la ha rescatado del olvido. Aquí los primeros párrafos del artículo, publicado el 20 de julio del 2000, en pleno fujimorismo:

Juez César Humberto Díaz Gutiérrez (38) fue encontrado muerto en su apartamento. Los móviles del crimen no están claros. El Poder Judicial pierde a uno de sus miembros más probos.

La madrugada del domingo 9 de julio, el joven magistrado César Humberto Díaz Gutiérrez fue encontrado muerto en su vivienda de San Luis, con un cable eléctrico colgado en el cuello. Curiosamente, en octubre de 1995, CARETAS lo había entrevistado durante una huelga judicial y ya entonces había comprobado que lo caracterizaban la modestia y la probidad. Díaz tuvo amenazas por algunos juicios que llevó, como aquel que involucraba a funcionarios del RENIEC, y aunque se manejan otras variables sobre su extraño crimen, un aire de desconcierto flota sobre el caso.  

Tal como se ve en la película, los diarios chicha del montesinismo hicieron fiesta con el caso: publicaron que había muerto en una orgía gay. Ramiro escribió:

Sobre sus preferencias sexuales se han tendido una serie de especulaciones, a cada cual más escandalosas. Es cierto que durante años no se le conoció enamorada alguna, aunque una versión más reciente, sostenida por un amigo suyo que prefiere el anonimato, afirma que en San Marcos, donde estudiaba una maestría, tenía una enamorada.
Quienes lo conocieron dicen que aun si se descubriera que su crimen tuvo que ver con sus opciones sexuales, eso no borraría la limpieza de sus actos.

Parece que el tipo era de primera. Su asesinato es uno más de esa extraña lista de muertes súbitas ocurridas el año 2000, en las postrimerías del fujimorato. 

Alguna vez escuché que pocos días antes de su muerte, Díaz Gutiérrez había discutido -pública y encarnizadamente- con Rodríguez Medrano (EL hombre de Montesinos en el Poder Judicial), pero eso, por supuesto, sólo es un rumor. Su asesinato jamás fue esclarecido.

Pronto la chologósfera se verá inundada de críticas a Mariposa Negra. Ojalá este post sirva para que alguna, al menos, recuerde al juez César Díaz Gutiérez.

*(Quizás exagero: las actuaciones de Magdiel Ugaz y Melania Urbina están fantásticas y Lombardi tiene el mérito de haber rescatado de la mediocridad absoluta a un argumento más bien anodino. Pero la película pierde el rumbo conforme avanza la trama y se convierte en autoparódica con lo que en Cinencuentro han llamado “el cameo de Fratasino“. Sí, es mejor que Ojos que no ven, pero eso tampoco era tan difícil. En fin, ni chicha ni limonada: un título más preciso hubiera sido Mariposa Gris).

tags:

Secured By miniOrange