noticias Martes, 12 septiembre 2006

Metaplagio

ilustración de Quinto PoderEsta va pa la peña. Lo justo.

Y sí, tiene que ver con el famoso tema del plagio de Rafo León (cuasirrevelado en este blog).

Vamos por partes: Resulta que me avisaron que en una revista peruana llamada Quinto Poder habían escrito del tema. Qué bien, dije yo. Al fin un medio escrito se ocupa del asunto (ninguna sección cultural de ningún diario lo ha hecho).

Ah, nene ingenuo.

Encuentro el artículo -llamado La insoportable levedad del plagio– y del saque me parece raro. Nadie lo firma. Me fijo mejor y tiene -en letras chiquitas- esta especie de disclaimer:

* Este artículo utiliza textualmente el artículo de Marcos Mayer publicado en el diario Clarín el 5 de agosto de 2006. Usa también el mismo titular.

Oh -me dije-, lo de Lima Bizarra llegó a Buenos Aires. Asu. Pobre Rafo.

Pero algo sigue sin encajar. Es un texto demasiado irregular. El colmo llega cuando se compara al creador de la China Tudela con los friki-wikis:

En los tiempos que corren el argumento de León es sostenido por muchos plagiarios. En la página web Wilkipedia, un sitio de Internet que desconoce los derechos de autor, se habla sin rubor del llamado “plagio no intencional” que consiste en olvidarse de citar a las fuentes.

Es demasiado. Échome a buscar el artículo original en el Clarín y ta-daaá.

¿Qué creen? El informe del Clarín sí es sobre el plagio pero no se menciona el caso de Lima Bizarra. Para nada. Por ningún lado.

Básicamente, lo que ha hecho el editor cultural de Quinto Poder es copypastear parte del artículo del Clarín, agregárle un párrafo sobre León y modificar algunos detalles para que el Rafogate parezca integrado en el discurso.

O sea, al peruanísimo periodista le daba flojera escribir una página entra sobre el plagio y decidió que lo más fácil era presentar un Frankenstein construido con un texto ajeno. Y, porsiaca, medio que advertir sobre el asunto, en letras chiquitas nomás.

Ahora chequen este fragmento del artículo original:

Si se entra a Wilkipedia, justamente un sitio de Internet en el que no se reivindica la condición autoral (…), se encuentra esta sorprendente entrada: “Se acusa de plagio no intencional a la ignorancia de cómo citar fuentes. El plagio es tan fácil que muchos estudiantes ni siquiera se dan cuenta de estarlo cometiendo”.

Tal vez ése fue el caso del anónimo editor cultural de Quinto Poder. ¿Lo suyo fue un plagio? ¿Un plagio no intencional? ¿Una mamarrachada? O, teniendo en cuenta que era un artículo sobre el plagio, ¿se trata de un metaplagio? ¿Alguien conoce teoría de fractales?

tags: , , , , ,