noticias Lunes, 17 octubre 2005

Barba en remojo

El “partido” del congresista José Barba Caballero organizó una fábrica de firmas falsas para conseguir inscribirse en el registro electoral.

Anoche, un reportaje de Jerónimo Centurión y Gabriel Aller de La Ventana Indiscreta mostró testigos, víctimas en varios puntos del Perú y un peritaje que confirmaban el fraude del partido Cambio Radical (parte de la alianza de Unidad Nacional).

Lo gracioso es que el chupa-puros de Barba se ha hecho el loco, el que no-te-ní-a-ni-i-de-a y que, de comprobarse la denuncia, “yo renuncio inmediatamente a la presidencia del partido“.

Oe, Barba, me vas a disculpar, pero ¿qué partido? Tu partido no tiene bases ni cuadros ni dirigentes. ¿Alguien conoce a algún partidario de tu partido? Tu partido eres tú. Si tú renuncias a “la presidencia” de tu partido, lo único que quedaría de Cambio Radical sería un montón de firmas falsas.

Ahora que Lourdes Flores está subiendo en las encuestas, esta denuncia es una oportunidad perfecta para deshacerse de Barba, uno de los lastres más pesados de su entorno.

Pero eso jamás sucederá. Sé de buena fuente que los nuevos jefes de campaña de Lulú la han tratado de convencer de desmarcarse de Barba y Barrón, pero, por algún extraño motivo, Lulú se resiste a abandonarlos.

Bueno, es su problema. Nomás no se me hagan los sorprendidos cuando mi amigo Ollanta pase a la segunda vuelta (y con firmas firmes).