noticias , politica , sociedad Viernes, 12 junio 2020

Así fue cómo se salió de control la fakenews de las antenas 5G que «transmiten coronavirus»

Don diablo se ha escapado. Esta semana, Miguel Bosé escribió su peor composición en redes: una conspiración que decía más o menos así: «GAVI (una alianza que promoverá una vacuna contra el coronavirus) es una farmacéutica de Bill Gates que fue expulsada de la India por aplicar malas vacunas y a través de esas vacunas inoculará nanobots y microchips que se activarán cuando empiece a funcionar la red 5G». Todos falso, obvio. Black Mirror era una zapatilla de Tacora al lado de la ficción difundida por el cantante.

El 5G es uno de los temas favoritos de los conspiranoicos. Por ejemplo, otra fakenews más simplona que la de Bosé asegura que a través de esa red se transmite el coronavirus. ¿Es necesario decir que es falso? Ok, es falso. No lo decimos nosotros, lo dice la ciencia. Pero eso no convence a muchos, como a los vecinos de los distritos de Paucará y Yauli en Huancavelica. Ellos retuvieron a ocho trabajadores de la empresa Gilat porque, entre otras cosas, creían que estaban instalando antenas en sus zonas.

Un beso chiquitín con un swing. Intervención: Útero.Pe

La fiebre de Bosé.
Intervención: Útero.Pe

Todo empezó en la noche del miércoles, cuando un grupo de técnicos de Gilat acudió a corregir un nodo de una antena de red de Internet instalada en la comunidad de Huachhua Chopcca, ubicada entre Paucará y Yauli. Fue entonces cuando los residentes de esa zona retuvieron a ese grupo de trabajadores y al alcalde de Yauli. El vocero de la compañía, Arieh Rhrstoc, contó a Canal N que los liberarían si retiraban la antena.

Al día siguiente, el jueves, los vecinos empezaron a alertar que la antena ya estaba instalada y era, nada más y nada menos, que una antena 5G. ¡La primera en el Perú! Justo a semanas del día del apocalipsis, como lo advirtieron en la serie Dark. Koinzidenzia?

El 5G (que permitirá una conexión más veloz y que otros dispositivos se conecten a la red) existe en algunas partes de EE.UU. y Corea del Sur. Pero por estos lares, no, como lo ha aclarado el Ministerio de Transportes y Comunicaciones. Aquí se hizo conocida gracias a Bosé y a las fakenews que aseguraban que transmitía el coronavirus. Tras lograr sembrar la confusión a través de las redes, la gente quemó la antena de la comunidad.

Imagen: Captura de Facebook

Imagen: Captura de Facebook

Al día siguiente, el jueves, Gilat (que asegura que no sabía que habían retenido a sus trabajadores) mandó a otro grupo de técnicos para reparar la quemadura de la antena. A ellos tampoco los dejaron salir de la comunidad.

Los comuneros reunieron públicamente a los técnicos y ahí les pidieron explicaciones. Como se ve en un video publicado en Facebook, los comuneros preguntaron por las antenas 5G; otros reclamaron que no pidieron permiso a la municipalidad; algunos cuestionaron que estuvieran realizando labores en cuarentena y unos pocos hasta hablaron del «apocalipsis» y del «666». Tampoco faltaron las amenazas:

«A nivel del departamento debemos ser unidos. No debemos (dejarnos) engañar con esa marca 666. Estos tres señores tienen que aclarar con lo que están engañando al pueblo. El señor Vizcarra dice ‘quédense en casa’, pero hoy día nadie debe usar mascarilla, eso es mentira. Estos señores van a ser asesinados. ¡El pueblo unido, jamás será vencido! ¡Sáquense las mascarillas».

Para liberarlos, los comuneros pusieron como condición el retiro de las antenas que dan Internet a sus  colegios, postas médicas y comisarías. Ellos parecen ser muy conscientes de eso, porque el presidente de la comunidad, Lorenzo Escobar, dijo que acordaron no contar con internet ni celularesSe supo que liberaron al alcalde de Yauli y a un grupo de trabajadores, pero la Policía no ha dado más información.

Los videos demuestran que hubo ideas conspiranoicas detrás de esto, pero también que la comunicación de la empresa y del MTC (si es que la hubo) no ha sido la suficiente como para frenar el desborde de esta fakenews. Y por cierto, no ocurre solo en Huancavelica, sino échale un vistazo a este grupo de Facebook:

Imagen: Captura de Facebook

Imagen: Captura de Facebook

La OMS ya descartó que este tipo de antenas sean un riesgo para la salud, pero mientras existan miles de Bosé que difundan conspiraciones sin una potente campaña que los desmienta, lo de Huancavelica se volverá a repetir, y puede llegar a peor. No digan que no lo advertimos.

Secured By miniOrange