noticias , politica , sociedad Viernes, 21 febrero 2020

Estas son las rochosas excusas que pone Jorge Muñoz cuando le reclaman que no hace nada

Jorge Muñoz ya se hizo un tiempito para responder a los reclamos de la ciudad

Bien ocupado ha estado. Foto: Captura/Utero

Bien ocupado ha estado. Foto: Captura/Útero.Pe

«Nos hemos estado paseando»

Bueno, en realidad, Muñoz se ha dedicado a dar un montón de excusas sobre por qué parece que Lima se ha sentido más abandonada que tú esperando que tu papá vuelva de comprar cigarros. En RPP dijo que se le ha ido el tiempo en limpiar «las cochinadas» que le dejaron sus presos antecesores.

Jaime Bayly sobrio Chincha, le remarcó que se le percibe como un alcalde distante. Muñoz respondió diciendo que le dejará un folleto con obras del 2019, prometió que se vienen más este 2020 y luego aseguró que el año pasado se la pasó «limpiando la casa». En Canal N dijo algo similar:

Hemos tenido un año complejo donde nos hemos paseado (sic)… pasado baldeando la casa porque estaba muy sucia.

Sí, un pequeño lapsus lo hizo confesar que se nos ha estado paseando, como propusimos en esta parodia hace unos días:

El alcalde de Limafloro

En Canal N, René Gastelumendi le metió una aclarada mientras Muñoz mencionaba obras inauguradas y el porcentaje de presupuesto que ha ejecutado (un 68.5% de S/680 millones para obras públicas):

Lo que Gastelumendi le recordó que la mayoría de estas obras fueron hechas para los Juegos Panamericanos y poco tienen que ver con su gestión:

Y estas no han sido sus únicas imprecisiones.

En un punto de la entrevista, Muñoz también dijo que hubo obras «con diseños mal hechos, mal presupuestados» que ha tenido que solucionar. Y es gracioso, porque hace unas semanas inauguró esta obra que es un desastre y no le cambió nada:

Esta ciclovía es un desastre y Muñoz la inauguró tal cual. Foto: Captura/El Comercio

Esta ciclovía es un desastre y Muñoz la inauguró tal cual. Foto: Captura/El Comercio

En otro momento, el alcalde habló de la ampliación proyectada del Metropolitano, cuya licitación empieza este año (la idea es que a fines del 2020 empezará la obra que será entregada, se supone, al término de su gestión). El problema con esta proyección es que afecta diez hectáreas del parque Sinchi Roca en Comas.

Esta es una obra —y decisión— planteada por Castañeda, pero que Jorge Muñoz decidió no corregir, ni modificar porque no ve ningún problema:

Cuando se implementó el Metropolitano se armó un patio de maniobras en una zona que había sido en algún momento un parque. Nominalmente era parque, aunque no se utilizaba, no era verde. Hoy en día, la zona donde pretendemos hacer la ampliación está alejada de la zona verde. Si nosotros vamos a visitar la zona, vas a encontrar una suerte de lomada, totalmente llena de tierra, donde no hay ni una sola flor.

Esta afirmación es inexacta y engañosa, porque la obra se va a ejecutar en una zona que pertenece al parque, por más que no esté habilitada como tal. De hecho, es curioso que el alcalde de Limaflores, ante la posibilidad de entregar más áreas verdes a una ciudad que tiene poquísimas, prefiera llenarla de cemento.

Entonces…

Con la continuidad que está dándole Muñoz a las obras de Luchito Castañeda y con la paseada que nos ha dado a todos los habitantes de esta ciudad durante el primer año de su gestión, lo único que nos queda claro es que Jorgito es un híbrido entre Villarán y el Mudo.

Diego Pereira

I'm back, bitches » @algunpereira » diego@utero.pe
Secured By miniOrange