noticias , politica , sociedad Lunes, 16 septiembre 2019

FAKENEWS: la foto de ‘Keiko enmarrocada en la camilla’ es tan falsa como su ‘persecución política’

La clínica Centenario (propiedad de la Asociación Peruano Japonesa) ha vuelto a alojar a otro Fujimori. Antes albergó a Alberto por más de 100 días luego de que se revocara su indulto y esta semana ha recibido a Keiko por problemas de salud.

¿Qué tiene exactamente la jefa de la Mototaxi?

Según el propio médico que la atendió, “dolores en el tórax y la cabeza, así como inestabilidad en los registros de presión arterial”.

Imagen: Correo

La gente ya empezó a hacer bulla por lo de “ruidos hidroaéreos”. Imagen: Correo

Fujitrolles mintiendo, qué raro…

En su traslado a la clínica, los fujimoristas han descubierto la igualdad ante la justicia. Su abogada, el congresista Miki Torres y demás seguidores han pegado gritos hidroaéreos cuando supieron que Keiko fue trasladada con esposas en las manos, como cualquier preso común. Y para aderezar su tesis de la “persecución política contra una pobre política”, algunos empezaron a difundir esta foto:

Imagen: Captura de Twitter

INDIGNANTE: ¿Cómo pueden gastar dos pares de marrocas si con uno basta? Imagen: Captura de Twitter

Occ es un fujitroll que intentó llegar a la alcaldía de San Juan de Lurigancho en el 2010 con el partido Adelante, pero no lo logró porque no obtuvo ningún voto preferencial. Al año siguiente quiso ser congresista con el mismo partido y, aunque no alcanzó una curul, esta vez le fue mejor: obtuvo VEINTIOCHO votos preferenciales (un tono de doteros tiene más gente).

Una de las ex Chicas Superpoderosas alimentando el psicosocial. Imagen: Captura Twitter

Una de las ex Chicas Superpoderosas del fujimorismo haciendo eco de la ‘denuncia’. Imagen: Captura Twitter

Keiko fue enmarrocada, sí, pero solo para su traslado del penal a la clínica.

El jefe del INPE ha explicado que fue “para evitar cualquier situación de fuga, para evitar cualquier situación de agresión contra el personal penitenciario, o para cualquier situación de autoagresión”. El último punto es importante si se tiene en cuenta que ya hubo un detenido que se suicidó por el caso Odebrecht y que luego el fujiaprismo intentó responsabilizar a la Policía por haber descuidado a Alan.

Además, las fuentes de Correo (que son allegadas a Fuerza Popular) detallan cómo es que se le retiraron las esposas ni bien llegó a la clínica japonesa:

“Una vez que llegó a la Clínica Centenario, específicamente al área de Emergencias, los voceros indicaron que fueron los propios médicos quienes pidieron a los efectivos policiales que le quiten a Keiko las esposas porque no podían auscultarla en esas condiciones“.

Pero lo más importante es que la foto que están difundiendo los fujitrolls es como su amor a la democracia: falsa.

Sí, esta foto no pertenece a Keiko.

Sí, esta foto no pertenece a Keiko.

Un montón de gente se dio la chamba de googlear la foto y descubrieron que se trataba de una mujer de Estados Unidos que denunció el presunto maltrato de la Policía yanqui. La estadounidense aseguraba en el 2015 que la habían arrestado por error, la golpearon y encima la mantenían arrestada por 17 días en la camilla de un hospital. Ni se llamaba Keiko, ni era fujimorista.

¿Saben cuál fue la respuesta del principal gestor de la fakenews? Que la imagen había sido referencial y que “solo había intentado recrear la situación”, situación que nunca ocurrió, porque Keiko nunca estuvo enmarrocada en la camilla de la amistosa clínica de los Fujimori.

Imagen: Captura de Twitter

Imagen: Captura de Twitter

¿Mejor por qué no piden el indulto de una vez? Oh, wait… no aplica para procesados y Vizcarra preferiría dárselo a la Diabla. Igual el Tribunal Constitucional ya la liberará, ¿por qué tanto apuro?

 

Secured By miniOrange