corrupción , noticias , politica Miércoles, 20 marzo 2019

Todas las razones por las que interpelar al ministro de Justicia es absurdo

Diego Pereira

I'm back, bitches / twitter: @algunpereira / correo para chismes: diego@utero.pe

Sabes que el ministro de Justicia va a ser interpelado mañana, ¿no?

Nos hacemos la misma pregunta. Intervención: Utero.pe

Nos hacemos la misma pregunta. Intervención: Útero.Pe

Hace seis días el Congreso aprobó la moción de interpelación contra el ministro Vicente Zeballos, presentada por Yeni Vilcatoma, con votos de Fuerza Popular, Apra, Cambio 21 y Acción Popular.

¿La supuesta razón? Que explique el acuerdo de colaboración que ha firmado la Fiscalía con la empresa Odebrecht. ¿La verdadera razón? Bajarse el acuerdo. Aparentemente.

Primero, aclaremos algo

  • El ministro de Justicia no conoce sus detalles porque no participó de su elaboración y no tiene responsabilidad sobre el mismo. Solo participaron la Fiscalía, la Procuraduría y los ejecutivos de Odebrecht.
  • Las autoridades del Ministerio Público y el Poder Judicial a cargo de este proceso tienen independencia y autonomía, al igual que los procuradores encargados de determinar la reparación civil.

Por último, lo único que sabemos del acuerdo —porque el propio fiscal Rafael Vela lo ha contado es el monto de reparación civil que pagará Odebrecht (S/675 millones), que la empresa soltará información sobre cuatro obras, que podrá volver a contratar con el Estado y que Barata declarará pero no será acusado.

Solo para que quede claro: el documento final —y los detalles del mismo— no se conocen y el ministro de Justicia no ha participado en su elaboración. OK, ahora vamos con lo que dice Yeni Vilcatoma.

Los motivos (?) de la interpelación

Se pasan, oe. Intervención: Utero.pe

Se pasan, oe. Intervención: Útero.Pe

Lo que Vilcatoma dice —defendiendo su pedido de interpelación— es que tanto el ministro, así como todo el Perú, tienen conocimiento público del acuerdo. Para probarlo, hace referencia al acta que mencionamos antes (y que, como ya repetimos hasta el hartazgo, no es el documento final).

La congresista fujimorista precisa que su cuestionamiento no es hacia el accionar del Ministerio Público, sino el de la Procuraduría al momento de establecer el monto de la reparación civil. Además, considera que el ministro —como “presidente de la defensa jurídica del Estado”— debe estar al tanto de los detalles del acuerdo porque suele pedir informes.

Pero es bien fácil de entender, Yeni

La principal razón por la que una interpelación contra el ministro de Justicia no sirve —y lo volvemos a repetir porque la gente es necia— es que Zeballos no tiene detalles sobre el acuerdo porque no participó. No lo decimos nosotros, sino tres constitucionalistas que coinciden en estas ideas:

  • El Ministerio Público es un órgano autónomo. Si bien la Procuraduría está adscrita al ministerio de Justicia, por ley está obligada a mantener la confidencialidad. 
  • Las preguntas del pliego interpelatorio pretenden que el ministro responda detalles de un acuerdo que —de nuevo, repetimos— es confidencial. Además, legalmente, si supiera algo, no puede revelarlo.
  • El ministro Zeballos no es fiscal ni juez. Lo único para lo que servirá su interpelación es verlo repetir información y aclarar cuál es el rol del ministerio en esto (y basta leer este post para enterarse de eso).

Precisamente, Salvador del Solar —con su visión optimista de la vida— cree que la interpelación servirá para que quede claro cuál es la competencia del ministerio de Justicia en todo esto. Sin embargo, Zeballos —que la tiene más clara porque sabe que su cabeza peligra— considera que la interpelación en su contra es “impertinente.

Y tiene razón. Recordemos que es por este acuerdo que OAS —la empresa brasilera que va a poner de vuelta y media a Castañeda, Villarán, Humala y más—, ha decidido hacer lo propio y colaborar con la justicia peruana.

Para cerrar, una última idea

¿Cuáles son los riesgos de la interpelación a Zeballos? El ministro tiene que tener mucho cuidado con lo que va a responder. Decir algo que no es de su competencia —considerando la reserva del acuerdo— podría perjudicar el desarrollo de las investigaciones. Por otra parte, su silencio también podría ser usado en su contra. Es decir, no la tiene fácil.

El acuerdo peligra por un ambiente de inseguridad jurídica que promueve el propio Congreso. Mientras tanto, dice Alan que él no hubiera interpelado al ministro porque quiere que todo se sepa, pero sus acciones dicen lo contrario. La buena noticia es que falta poco más de un mes para que Barata vuelva a hablar.

Diego Pereira

I'm back, bitches / twitter: @algunpereira / correo para chismes: diego@utero.pe