corrupción , denuncia , noticias , politica Viernes, 16 febrero 2018

URGENTE: El gobierno está reciclando funcionarios cuestionadazos del segundo gobierno aprista

Desde el indulto a Fujimori hay un antes y un después en este gobierno. De hecho, liberar al expresidente condenado por asesinato, secuestro y robo, le ha dado a los altos funcionarios un aire noventero: desfachatado y desprolijo del mínimo atisbo de rubor a la hora de contratar gente. Por esa razón, en los ministerios ya ni siquiera se toman el tiempo de googlear un poco a los funcionarios que contratan, no importan sus antecedentes sino, todo indica, el compañerismo o la buena estrella.

¿De qué hablas, ah?

El as bajo la manga. Imagen: Útero.Pe

El as bajo la manga.
Imagen: Útero.Pe

El Ministerio de Vivienda, a cargo de Carlos Bruce, impulsa el Programa Agua Segura para Lima y Callao (PASLC), que fue creado en abril del año pasado. Esta iniciativa, según se explica en la página del ministerio:

“Tiene por objeto gestionar proyectos de inversión en agua y saneamiento en el ámbito de responsabilidad de la empresa de Servicio de Agua Potable y Alcantarillado de Lima Sociedad Anónima – SEDAPAL, con la finalidad de cerrar la brecha de infraestructura en agua y saneamiento”.

O sea, es la entidad encargada de hacer toditas las obras de agua y alcantarillado en la ciudad en la que habitan nueve millones de personas. O sea, va a manejar un montón de plata y debe elegir a las empresas que harán los trabajos.

Ya… ¿Y?

Resulta que el 13 de octubre del año pasado, cuando Bruce ya era ministro y mientras todo el Perú estaba preocupado por si clasificábamos o no al Mundial de Rusia 2018, se nombró a un nuevo director del PASLC. Su nombre es Elías Ruiz Chávez.

El gobierno de los reyes magos: solo siguen a la estrella. Imagen: captura El Peruano

El gobierno de los reyes magos: solo siguen a la estrella.
Imagen: captura El Peruano

Pero no ha sido el único nombramiento en ese programa de Techito. El 18 de febrero del 2017 se designó a la señora Ana Coletti Heredia como responsable de la Unidad Formuladora del PASLC.

Imagen: captura de El Peruano

Imagen: captura de El Peruano

¿Y eso qué tiene que ver con la cara de palo del gobierno?

Lo que pasa es que ambos funcionarios son viejos conocidos en el Estado, sobre todo si se trata de investigaciones con acusaciones de tener las uñas largas.

Elías Ruiz Chávez

Para empezar, es un aprista de carnet. Según Infogob, está inscrito en el partido de Alan García hace más de 13 años, desde enero del 2005.

Imagen: captura Infogob

Palmas, compañeros. Imagen: captura Infogob

Durante el segundo gobierno del Apra, Elías Ruiz se desempeñó como director del Programa Nacional de Infraestructura Educativa (Pronied). Este plan, creado durante la gestión del exministro de Educación, Antonio Chang (2007), tenía el ambicioso objetivo de mejorar la infraestructura de las escuelas públicas en todo el territorio nacional. A esto el ministro Chang le llamó “el shock de inversiones para la educación” que manejaba unos 205 millones de soles.

Sin embargo, como en el Apra siempre la malean no todo puede ser color de rosa, La ventana indiscreta, el programa que conducía nuestra madrastra Cecilia Valenzuela, denunció irregularidades en la elección de empresas para ejercer los trabajos de mejoramiento de los colegios. Incluso había algunos que no habían sido realizados o los habían hecho igual de mal que una obra de Castañeda.

Por esa razón, Chang fue citado al Congreso para explicar todo el chongo y tuvo que admitir que, efectivamente, hubo irregularidades en los procesos de contrataciones y que se estaba procediendo a cesar de sus cargos a los funcionarios responsables. 

Por este escándalo, el hoy funcionario de confianza de Techito Bruce, quien ahora se encargará de llevarle agua a la ciudad, Elías Ruiz Chávez, tuvo que poner su cargo a disposición. Tremendo éxito.

Ana Coletti Heredia

Según algunas fuentes en el Ministerio de Vivienda, el ingreso de Coletti a esta cartera fue auspiciado por el aprista Ruiz Chávez. Coletti también tiene experiencia trabajando en el Estado, específicamente en el segundo gobierno aprista, donde se desempeñó como gerente de Proyectos y Obras de SEDAPAL, justo el mismo rubro para el que ha sido llamada nuevamente a la cartera de Vivienda.

Sin embargo, y aquí viene el chongo, Ana Coletti fue una de las funcionarias investigadas por el escándalo ante la compra de dos plantas de tratamiento de aguas residuales en San Bartolo, un caso en el que hasta Julinho, el exjugador de fútbol, estuvo metidazo.

Cuando el agua chorreaba

En enero del 2010, Panorama denunció que la empresa de Julio de Andrade Moura, o sea Julinho, TFKC Reprex, ganó una licitación en Sedapal por 13 millones 600 mil soles para construir dos plantas de tratamiento de aguas residuales en San Bartolo. Esto había pasado en el 2008 y el chongo estaba en que esa empresa fue creada un mes antes de ganar sus milloncitos gracias a unas extrañas decisiones del directorio de Sedapal.

Todos se hacían los “io k c no soi 100tífiko” hasta que Nelly Nakamatsu,  ex gerente de Recolección, Tratamiento y Disposición Fiscal de Sedapal, admitió, ante la comisión investigadora del caso en el Congreso, que efectivamente hubo irregularidades en el proceso de selección. 

“Yo emití un informe señalando que existían algunas faltas en la propuesta de TFKC, pero ese mismo día, a través de un correo electrónico, me hicieron cambiar el informe (aprobando la propuesta) por orden de la Secretaría General, que es la que representa al Directorio”, confesó Nakamatsu ante el grupo parlamentario, según informa el diario “Perú 21”.

“(…) Se me obligó a hacer las cosas mal y, luego, me despidieron. Los procesos, en este tema, no fueron como son normalmente”, agregó.

Por todo el chongazo, la hoy responsable del Unidad Formuladora del PASLC fue incluida en el informe del Congreso que aprobaba acusar a los funcionarios de Sedapal por los delitos de colusión desleal, aprovechamiento indebido del cargo, contra la fe pública, en la modalidad de falsedad ideológica; incumplimiento de funciones y abuso de autoridad.

Palmas, compañero Bruce.