noticias , sociedad , videos Sábado, 1 julio 2017

Esta es la mejor manera de vengarte de una empresa abusiva que no respeta a sus clientes

José Luis Lescano es un peruano que en algún punto de su vida consideró necesario y apropiado sacar una tarjeta de crédito en un banco. Es probable que para elegirlo se haya comunicado con el banco y haya pedido algunas referencias a sus conocidos. Luego de mucho pensarlo decidió cuál sería su mejor opción.

Él es José.

Él es José.

Lo que jamás hizo fue imaginarse que para cancelar la tarjeta, que con tantas sonrisas y apretones de mano le dieron, tendría que pasar por tantos malos momentos. El 29 de junio, cansado por un sinfín de dificultades, José decidió publicar un video en facebook en el que detalla, paso a paso, la pesadilla que vive mientras intenta cancelar su tarjeta en el banco “Scoriabank”.

El video cuenta con más de 250,000 reproducciones hasta el momento

Resulta que José tenía una tarjeta con el banco “Scoriabank” pero de un momento a otro le llegó el cobro de una membresía. Si bien José respetaba la política del banco y accedió a pagarla, luego quiso retirarse del banco para evitar mayores cargos a la tarjeta. Fue ahí cuando empezó la odisea.

Este es solo un pequeño fragmento de todo lo que cuenta

  • “El 5  de junio fui a pagar mi deuda total. Hice una larga cola, llegué a ventanilla, pagué primero mi deuda total del mes. De ahí quise pagar mi deuda de extralínea ya que yo la había sacado hace meses. No me lo permitieron porque el sistema no lo permitía. Entonces me pidieron que por favor regresara al día siguiente para pagar una segunda vez”.
  • “Al día siguiente, el 6 de junio, volví al banco a pagar mi crédito. Pagué la extralínea y cuando fui a tramitar mi anulación de tarjeta me dijeron que tenía que volver al día siguiente porque tenían que pasar 24 horas”.
  • “Pasaron las 24 horas, regresé una vez más al banco el 7 de junio y recién ahí me dicen que no, que había una deuda de centavos de dólar y de 12 soles por algo que recién había salido. ¿Por qué no lo dijeron el día anterior o el día antes del anterior? Recién al tercer día que fui para anular mi tarjeta me dicen que habían esos montos mínimos. Tuve que hacer el pago y volver a esperar otras 24 horas. ¿Increíble? Sí”. 

Este útero se comunicó con José Luis y le preguntamos si por fin había logrado cancelar la bendita tarjeta del banco. Nos dijo: “Al parecer, sí. Pero veremos en cinco días cuando vaya por la constancia”. Cuando le preguntamos por qué había decidido hacer un video contando su caso su respuesta fue:

“Indecopi no funciona y es mucha burocracia, SBS tampoco funciona. Un video y en menos de dos Días ya (está) todo solucionado”

Por estos tiempos, la mejor forma de manifestar nuestro descontento con las grandes empresas será aprovechando el poder y el alcance de las redes sociales. Las supuestas entidades protectoras de consumidores nos tienen abandonados.

Otro buen ejemplo del poder de las redes sociales para acelerar y potenciar nuestros reclamos es el de Dave Carroll, el usuario de United Airlines que decidió hacer un video en contra de la aerolínea por romper su guitarra y negarse a pagarla. ¿El resultado? Más de 17 millones de visitas y una pérdida de US$ 180 millones.